domingo, 20 de julio de 2014

La Asamblea de Ciudad de Izquierda Unida de Málaga apoya (94’6%) el trabajo realizado por su Grupo Municipal y apuesta por el proceso de convergencia social “Ganemos Málaga”

El Consejo Municipal de Izquierda Unida de la ciudad de Málaga (IULV-CA) celebró en la mañana de ayer sábado 19 de julio en el Centro Cívico de la Misericordia su asamblea de rendición de cuentas, en la cual participó un nutrido número de afiliados y simpatizantes de la organización de izquierdas. En este encuentro se hizo balance del trabajo realizado por el Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Málaga y de la dirección política local durante este último curso político.
Un balance que, para el Coordinador local, Eduardo Zorrilla, “supone que los cargos públicos electos no tenemos un cheque en blanco, que tenemos una función que cumplir y tenemos que rendir cuentas ante las personas que depositaron su confianza en nosotros”. Esta asamblea abierta sigue en la línea de las ya organizadas en los distintos distritos de la ciudad de Málaga “y que forman parte de nuestra naturaleza organizativa”, destacaba Zorrilla, entre las que ha destacado “El ayuntamiento a la calle”.
El Grupo Municipal de IULV-CA defendió el trabajo realizado en los distintos ámbitos y comisiones en el Ayuntamiento de Málaga, que han supuesto más de 2.000 iniciativas, hasta un total de 2.285. Entre los principales ejes que han marcado las mociones y propuestas, el Grupo municipal ha destacado la “reivindicación de medidas urgentes contra la grave situación de emergencia social de la ciudad de Málaga, la defensa de la gestión pública frente a la privatización de servicios municipales, la defensa del uso público de equipamientos y bienes municipales frente a la progresiva privatización de estos, la defensa de un modelo de movilidad sostenible en la ciudad y la defensa del patrimonio histórico”, destacando que presentaron 168 iniciativas en materia de urbanismo y derecho social a la vivienda, o 144 en defensa de los derechos sociales y garantías a través de los servicios públicos, que siempre estuvieron complementados con el apoyo decidido y solidario con los trabajadores y trabajadoras que durante este tiempo han estado en la primera línea de la lucha contra los despidos, recortes y degradaciones de sus condiciones laborales.
Por su parte, la dirección local de IULV-CA hizo balance  de su actuación política y organizativa destacando el importante crecimiento que ha experimentado en los últimos meses, fruto de la actividad política desempeñada por la militancia de las distintas asambleas de distrito. Actividades que han girado en torno a campañas concretas como la que exigía la dimisión de Rajoy, contra la reforma de la administración local o contra la LOMCE.
Un trabajo que mereció el apoyo del 94’6% de los votos de los asistentes y que desde la formación se compromete a intensificar y profundizar de cara al próximo curso político, que dará comienzo en el mes de septiembre, defendiendo el modelo de participación ciudadana para seguir haciendo el trabajo de balance y recogida de propuestas de la ciudadanía. A partir de los siguientes meses, los procesos estarán marcados por las elecciones municipales de 2015.
En este sentido, y ante el surgimiento de “Ganemos Málaga”, que lanzó su llamamiento a finales de esta semana, IULV-CA de Málaga ha aprobado una resolución en la que se valora este hecho positivamente. La organización de izquierdas resalta que, siempre y cuando esté en consonancia con los acuerdos adoptados en el marco andaluz de IULV-CA, “la adhesión podrá darse en el marco de una candidatura plural en la que IU y otras fuerzas sociales y políticas se expresen de una manera explícita, aportando su identidad, sus siglas, su programa, su militancia y su organización”, de cara a un proceso de convergencia en la elaboración programática y en la confección de la candidatura.
Durante la asamblea se han dedicado unas palabras a un simpatizante de IU recientemente fallecido, en cuya memoria, ha dicho Zorrilla, hay que “seguir peleando en la calle por nuestros derechos”. A su vez, también se ha mencionado la labor desempeñada por el compañero Manuel Pineda, que actualmente se encuentra haciendo de escudo humano en la Franja de Gaza. En este sentido se ha presentado una resolución en apoyo a la concentración que se celebrará el próximo martes 22 de julio en la Plaza de la Constitución a las 19 horas. 
“Ganemos Málaga. Por un proceso de confluencia para construir una ciudad digna y democrática (resolución)
Málaga y sus vecinos vienen siendo hasta la fecha los primeros en padecer la crisis económica, social y democrática. Es hora de cambiar. Es hora de que las malagueñas y los malagueños sean los primeros en llevar la voz de los barrios a la alcaldía de Málaga.
El desencanto político y el alejamiento ciudadano hacia cierta política no es sino el resultado interesado de aquellos que, libres del control popular, hacen y deshacen a su antojo, en beneficio propio y de los de su clase. El Ayuntamiento de Málaga no es una fortaleza al margen de lo que acontece en los barrios y en las plazas. Es y debe ser un espacio abierto a la participación democrática, que consulte a la ciudadanía en lo que nos afecta como comunidad, que debata de forma participativa con la gente sus presupuestos y sus políticas, que responda con urgencia al paro, a la precariedad, a los desahucios, a la pobreza, a la desigualdad de renta y de genero. Las instituciones municipales deben recuperar el sentido de servicio público, deben recuperar la gestión municipal, participativa y democrática de sus servicios y de su patrimonio. Sin recortes de plantilla que mermen la calidad de los servicios municipales, ampliando el sector público y las empresas que fueron privatizadas por los gobiernos neoliberales.
Estamos ante el final de un ciclo político de gobiernos del bipartidismo, basados en un crecimiento económico desigual, insostenible y artificial, fundado en la especulación inmobiliaria y financiera. Han terminado los gobiernos del artículo 135, de los pactos de Estado en torno al pago de la deuda ilegítima y en torno a la monarquía como garantía predemocrática de un orden constitucional que se ha vaciado de contenido, que ha dejado de ser un Estado Social y Democrático de Derecho.
Han terminado las políticas neoliberales en la ciudad de Málaga, el urbanismo depredador, los convenios urbanísticos desastrosos, la privatización ruinosa de espacios y servicios, el derroche en proyectos como el Astoria-Victoria o Tabacalera, la inequidad en las tasas e impuestos municipales (agua, IBI).
Desde Izquierda Unida nos reafirmamos en la necesidad de apostar por espacios de confluencia, aportando nuestra historia de compromiso social y político, nuestra experiencia y nuestro conocimiento de la ciudad. Creemos en un cambio social y en un proceso constituyente para cambiar las condiciones de vida materiales de la gente y para ilusionar a la ciudadanía desde el debate de ideas y desde el conocimiento profundo de nuestro entorno. Y consideramos que este proceso puede empezar por lo local, no sólo desde las movilizaciones y las luchas sino también desde la práctica política y desde la apertura de las instituciones locales a la participación ciudadana.
Es por todo ello que valoramos positivamente el surgimiento de espacios de confluencia como “Ganemos Málaga. Por un proceso de confluencia para construir una ciudad digna y democrática”.  Desde Izquierda Unida de Málaga ciudad vamos a participar en este espacio de confluencia, al objeto de construir una alternativa plural de personas y organizaciones. La convergencia en la elaboración programática y en la confección de la candidatura se dará en el marco andaluz de IULV-CA, y cualquier proceso de diálogo con otras fuerzas sociales y políticas contará con la máxima participación y consenso de la militancia en Málaga ciudad, estando en consonancia con los acuerdos provinciales, andaluces y generales. La adhesión de IU a “Ganemos Málaga” podrá darse en el marco de una candidatura plural en la que IU y otras fuerzas sociales y políticas se expresen de una manera explícita, aportando su identidad, sus siglas, su programa, su capacidad de incidencia pública, su militancia y su organización, consolidada en lo social y en lo electoral, para que el poder de la gente lo llevemos desde los barrios y las plazas hasta el Ayuntamiento. Para que sea el poder de la gente el que gane la alcaldía de Málaga

No hay comentarios: