jueves, 26 de junio de 2014

Izquierda Unida de Málaga denuncia, junto a trabajadores del Aeropuerto, las nefastas consecuencias que supondrá la privatización del 49% de AENA

La privatización del 49% del capital social de AENA supondrá una pérdida de la calidad del servicio turístico en el Aeropuerto de Málaga. Esto podría tener unas consecuencias nefastas en la economía de la ciudad, ya que el turismo es la principal industria económica de la ciudad. Así lo ha denunciado esta mañana el grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Málaga, que defenderá en el próximo pleno una moción para instar al Gobierno Central que se garantice la gestión pública de los aeropuertos.
“Si Málaga aspira a fidelizar un turismo de calidad a través de la excelencia en la oferta turística, no podemos permitirnos el deterioro de servicios al viajero en el Aeropuerto”, ha manifestado esta mañana el portavoz del grupo municipal de IU, Eduardo Zorrilla. Desde la formación aseguran que la privatización del 49% de AENA forma parte de un proceso en el que se han privatizado muchos de los servicios que se prestan en las distintas terminales, con la precarización y empeoramiento en las condiciones laborales de los trabajadores del aeropuerto y que suponía la preparación de la futura venta de la sociedad que gestiona en su conjunto los aeropuertos españoles.
El acuerdo, aprobado en el Consejo de Ministros del pasado 13 de junio, supone la mayor privatización del sector público en el país en los últimos 16 años. El portavoz de IU en el Ayuntamiento ha recordado que este proceso se inició en 2010 cuando el Gobierno de Rodríguez Zapatero anunció que parte del capital social de AENA saldría al mercado. Para Izquierda Unida, la posición adoptada por el actual Gobierno Central sigue la línea de otras actuaciones previas, en la cual las empresas que son económicamente rentables se privatizan, mientras que las ruinosas se nacionalizan.
Zorrilla ha estado acompañado en la rueda de prensa de la viceportavoz en el consistorio, Toni Morillas, de José Francisco Muñoz, secretario de CCOO del grupo AENA en Málaga, y Juan Carlos López Leiva, coordinador andaluz del Sector Aéreo y Turístico de CCOO. Junto a ellos también se encontraban una veintena de trabajadores del aeropuerto de Málaga, que Zorrilla ha recordado es “el tercero más importante de la península, principal puerta de entrada al turismo en Málaga, la Costa del Sol y Andalucía”.
Muñoz ha tachado de “robo a mano armada” la privatización de AENA, ya que la empresa se autofinancia y de este dinero es de donde se sacan las inversiones en mantenimiento y mejora en las infraestructuras. Además, ha manifestado su total negativa a que empresas como RyanAir participen del proceso, que ha manifestado que tiene el dinero suficiente. “RyanAir pone en constante peligro la seguridad de los pasajeros, lo cual supondría un menoscabo de los servicios”, ha denunciado el secretario.
Por su parte, Juan Carlos López Leiva, el proceso pone en peligro varios de los aeropuertos andaluces, como los de Córdoba, Granada, Jaén, Almería y Jerez. Frente a esta situación solo permanecerían los de Sevilla y Málaga bajo el empobrecimiento de las condiciones laborales, sociales y económicas en el aeropuerto y su entorno.
El coordinador andaluz del sector Aéreo y Turístico de CCOO ha mostrado la importancia de que los agentes sociales tengan un control del trabajo que se desarrolla en la propia AENA. Esto se recoge en la moción que presentará IU en el pleno del próximo jueves, en el que se insta al Gobierno Central a la creación de una subcomisión de coordinación para poner en común ideas y toma de decisión colectiva sobre el Ayuntamiento de Málaga con la participación de los agentes sociales y administraciones implicadas.
Los trabajadores han aprovechado la rueda de prensa con Izquierda Unida para anunciar un calendario de movilizaciones que se iniciará con un encierro el próximo viernes en los locales del comité de centro y que no se descarta la posibilidad de una huelga.

No hay comentarios: