miércoles, 20 de mayo de 2015

La coalición de izquierdas “Málaga para la Gente”, propone una democracia participativa, donde la opinión de la gente sea vinculante y de participación universal


“Málaga para la Gente lleva el mejor y más completo programa de democracia participativa de la ciudad”, aseguró ayer martes la responsable provincial de Política Municipal de Izquierda Unida, Toni Morillas, que lo ha justificado  en que ha sido elaborado de manera participada por los vecinos y referentes en los barrios “que han estado al pie del cañón exigiendo mayor participación”.
Morillas y el candidato número cuatro de “Málaga para la Gente”, Francisco Guzmán, han estado acompañados durante la presentación de las medidas de democracia participativa por representantes de las asociaciones vecinales Unidad Nueva Málaga y Bailén Miraflores, quienes han destacado que llevan muchos años acudiendo a las juntas de distrito y que no atienden sus propuestas.
Guzmán ha apoyado las afirmaciones de las vecinas añadiendo que el gobierno local ha encauzado su política de participación hasta llevarla “a vía muerta, creando desánimo”.
Entre los principios que sustentan las políticas de participación ciudadana desde “Málaga Para la Gente” están la transversalidad,  la transparencia, información y comunicación bidireccional,  rendición de cuentas, deliberación, universalidad, procesos vinculantes frente a procesos consultivos, democracia directa, autorreglamentación de los procesos, cogestión, planificación comunitaria e inclusión social y solidaridad
Toni Morillas ha explicado que este programa se sustenta en la convicción de que para ganar Málaga para su gente “hay que articular una revolución desde abajo” y que durante su elaboración, han encontrado en los barrios un hecho común y es el de que la gente quiere ser la autentica protagonista del cambio
La representante de IULV-CA  recuerda que durante esta legislatura el Grupo municipal del que ella forma parte y el candidato a la Alcaldía, Eduardo Zorrilla, es su portavoz  ha presentado más de una veintena de presupuestos participativos y de democracia participativa, pero que no han sido aceptados por el Partido Popular, el mismo que de forma indecente en campaña habla de “participación”. Entre esas propuestas estaba la consulta para que los vecinos decidieran qué hacer con el Guadalmedina o la propuesta para extrapolar a otros distritos el plan comunitario de La Palma Palmilla que tan buenos resultados estaba dando. “Cuatro años en los que IULV-CA  ha defendido una democracia real y radical y en los que sólo hemos encontrado negativas por parte equipo gobierno”.
Pero el aval de la coalición no sólo se circunscribe al Ayuntamiento de Málaga, sino que se extiende por todo el país y la provincia y de hecho el primer proceso participativo del Estado español fue en un consistorio de IU. Morillas enumeró los municipios malagueños que han desarrollado presupuestos participativos y que están gobernados por la coalición, con principios rectores.
“Hacemos unos presupuestos participativos vinculantes, porque  no queremos que la gente opine para que luego se tire a la basura del despacho del alcalde”.
Francisco Guzmán, activista social y del cristianismo de base, aseveró que las propuestas ciudadanas serán vinculantes y universales, para que rompa las barreras de la participación exclusiva de las asociaciones y abra las puertas a los vecinos de forma individual.
Colaboración con la Universidad para diseñar el cambio de modelo de Málaga
Por otro lado, el cabeza de lista a las elecciones municipales de la capital por la coalición electoral “Málaga para la Gente”, Eduardo Zorrilla, recorrió el mismo martes varias facultades junto a miembros de su candidatura que son profesores de la UMA. Allí se le ha unido el profesor de Derecho al Trabajo y ex portavoz del Grupo municipal de Izquierda Unida, Pedro Moreno Brenes.
Juntos han repartido propaganda del acto central que se ha celebrado hoy en el parque del Oeste, que ha contado con la presencia de Alberto Garzón, candidato de IU a la Presidencia del Gobierno para construir un nuevo país.

Zorrilla durante su estancia en el recinto académico ha explicado a profesores y alumnado que la ciudad debe contar con la Universidad como uno de los pilares del desarrollo y cambio de modelo y se ha comprometido a promover ese puente entre ambas instituciones para que se trabaje y decida sobre cuestiones de trascendencia para la ciudad.