.

.

viernes, 24 de abril de 2015

“Málaga para la Gente”, candidatura unitaria impulsada por IU, propone cláusulas sociales para evitar contratos municipales de esclavitud

“Málaga para la Gente”, la candidatura unitaria que impulsa Izquierda Unida,  instaurará cláusulas sociales en los pliegos de condiciones de los contratos municipales que impidan sucesos como los de los 57 vigilantes de los museos de Arte Ruso y El Pompidou, que perciben un salario de “esclavitud” de 467 euros.
El portavoz del Grupo municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento y cabeza de lista de la coalición electoral “Málaga para la Gente”, Eduardo Zorrilla, hizo este anuncio el pasado miércoles en la Cruz de Humilladero, distrito de clases trabajadoras y de pequeños comercios. El edil ha recordado que las licitaciones públicas están diseñadas de manera que cada vez más acuden a estas las grandes empresas, que posteriormente subcontratan a pymes o a trabajadores en las peores condiciones, degradando con ello en mundo laboral y las condiciones de vida de la mayoría.
Zorrilla ha calificado de condiciones indignas, el que estos 57 vigilantes de los museos promovidos por el Ayuntamiento cobren cinco euros brutos la hora incluyendo prorratas, cuando se ha aportado tanto dinero “de todos los malagueños” para abrir ambas pinacotecas. El candidato de “Málaga para la Gente” recuerda también que para acceder a estos puestos de trabajo se les reclamaba titulación superior.
“Esta es la clase de empleo de la que tanto se jacta el PP y Mariano Rajoy en esa pretendida recuperación y el empleo que quiere el alcalde para sus ciudadanos”.
Mientras tanto, Francisco de la Torre “declina toda responsabilidad” a favor de la empresa de trabajo temporal que fue la contratante. “El alcalde tiene responsabilidad subsidiaria de las condiciones mínimas y de las legales, y no olvidemos de las políticas, porque no se puede favorecer el subempleo”.
El candidato de “Málaga para la Gente” ha anunciado también que se promoverá un Observatorio de la Contratación Pública y de Fomento de la Contratación Pública y Calidad del Empleo, que se encargue de hacer seguimientos a las contrataciones de calidad. “No podemos destinar tanto dinero público para promover empleo de esclavitud”.

Las cláusulas sociales promueven también otro tipo de condiciones en el acceso al empleo para los sectores con más problemas para acceder a un puesto de trabajo, entre ellos discapacitados, mujeres víctimas de violencia doméstica o parados de larga duración .