sábado, 31 de enero de 2015

Izquierda Unida de Málaga resalta los proyectos realizados, planes recuperados y políticas que han impulsado en beneficio de los más afectados por la crisis en la provincia

Izquierda Unida ha actuado dentro del gobierno andaluz con coherencia, racionalidad, eficiencia, participación, diálogo y honradez y puede estar orgullosa del trabajo realizado y de todos los proyectos que la coalición ha dejado en marcha y que fiscalizará para que se desarrollen.
El Coordinador provincial de Izquierda Unida, José Antonio Castro, la responsable provincial de Política Institucional, Toni Morillas; el ex delegado de Fomento, Turismo y Comercio, Manuel García Peláez; la parlamentaria andaluza, Dolores, Quintanas, miembros de la dirección provincial y de las delegaciones dirigidas por IULV-CA en una comparecencia el pasado miércoles en la que han hecho balance del trabajo que Izquierda Unida ha realizado en el Ejecutivo Autónomo en la provincia de Málaga, además de dar a conocer los proyectos en marcha o previstos para desarrollar este año y el próximo.
Manuel García Peláez hizo un breve repaso a las políticas emprendidas en la provincia, que en el caso de vivienda y en obra pública ha supuesto un giro de 180 grados a las políticas equivocadas del PSOE. También se ha abierto una importante brecha en movilidad sostenible, “palabra inexistente en el diccionario de la administración hasta este momento”, y se ha trabajado con diálogo y participación, lo que ha permitido desbloquear numerosos problemas.
Se ha puesto en marcha el Plan Andaluz de la Bicicleta, que en Málaga se concreta con más de 70 kilómetros de carriles bici, una inversión de 15 millones de euros y, sobre todo, un cambio en el futuro de la movilidad.
En Marbella ya se había negociado con el Ayuntamiento y se estaba a la espera de la firma del convenio, mientras que en Nerja ocurría otro tanto.
Y algo muy importante, se le ha dato contenido y valor al Consorcio de Transportes, que ahora tiene retos.
Cuando García Peláez llegó a la delegación de Fomento, la rehabilitación llevaba parada desde 2008. Ahora se ha atendido la necesidad de más de 700 viviendas, lo que es decir otras tantas familias de 88 localidades, además de crear empleo y economía para las empresas que han realizado los trabajos. Ese era uno de los objetivos de IU, reactivar el sector sustituyendo la construcción por la rehabilitación. En total, la inversión en Málaga ha superado los cinco millones de euros.
En estos momentos hay más de 600 viviendas en 11 localidades que se están beneficiando.
También se ha procedido a la rehabilitación de edificios singulares en una apuesta por la recuperación del patrimonio. Ese es el caso del Pósito de Vélez Málaga.
También se ha aplicado una política de intervención en las ciudades para hacerlas más habitables, más accesible y ganar el uso de la ciudad por el peatón, el conocido proyecto de Ciudad Amable. En Málaga se han realizado intervenciones en Archidona, El Burgo y Casares, Benalmádena y Alhaurin de la Torre, con una aportación media de la Consejería de 200.000 euros.
El dirigente de izquierdas malagueño ha destacado como una de las actuaciones de la que más orgullosa está la coalición las relativas a la protección de aquellas personas que en situación de riesgo no podían hacer frente a los alquileres de sus viviendas públicas. En Málaga se han entregado 1.70.000 euros. También se está desarrollando las ayudas a familias en situación de desahucio, con un crédito de 2,2 millones de euros y ya estaba preparada la orden, con un gasto de 20 millones, para la ayuda al alquiler para quienes ni superen los 15.000 euros al año.
“IU ha puesto la Administración al servicio de los estafados por la crisis”, señaló García Peláez para referirse a la apertura de una Oficina en Defensa de la Vivienda, que ha evitado 1.500 desahucios en la provincia, algo que ha compartido con los funcionarios de ese departamento, a quienes ha felicitado por el trabajo realizado.
El ex delegado de Fomento ha acusado al PP de impedir con el recurso a la Ley de la Función Social de la Vivienda el desahucio de malagueños, ya que se paralizaron 16 expedientes de expropiación a bancos.
No ha eludido hablar del proyecto de las tecnocasas, para lo que ya estaba previsto cerrar una acuerdo con el Ayuntamiento de la capital que garantizaba la construcción de viviendas públicas, la reversión de algunos solares solicitados por sus anteriores propietarios, la rehabilitación del Corralón de las Dos Puertas y, “en definitiva, de solucionar un problema en la ciudad”.
El trabajo de Izquierda Unida en la provincia ha incidido también en otros proyectos estancaos de gobiernos socialistas anteriores como la conservación y mantenimiento de carreteras y la recuperación de obras paralizadas, como las de Coín-Casa Palma y los accesos a Ronda, con una inversión de más de 5 millones de euros.
El Metro ha sido un ejemplo de la defensa del dinero público, del freno al despilfarro, de la racionalidad en la obra pública y también se ha puesto de manifiesto la necesidad de dialogar y negociar entre administraciones. García Peláez confía en que se siga dando un impulso y se culmine el proyecto en superficie hasta el Hospital Civil, objetivo en 2017.
Estaba a punto de solventarse el problema del Taxi, con una medida que ahorraba dinero al ciudadano y garantizaba ingresos a los profesionales.
Los planes de Turismo, o el apoyo a los pequeños comercios han sido también destacados por el ex delegado. “IU no ha sido neutral en materia de comercio y hemos tratado de manera desigual a quienes son desiguales, apoyando la recuperación del pequeño y mediano comercio, con líneas de ayuda a los centros comerciales abiertos y también a través de las zonas de gran afluencia, garantizando que el grande no se coma al pequeño, que es, además, el que crea empleo”.

El dirigente de IULV-CA aseguró que están orgullosos de haber gobernado de otra forma, porque “sabemos que estas políticas han ido dirigidas a las personas contra los poderosos, a la gente frente a los intereses”.

No hay comentarios: