jueves, 29 de enero de 2015

Declaración política del Comité Central del Partido Comunista de Andalucía ante la ruptura unilateral del acuerdo por Andalucía. Sevilla, 28 de enero de 2015

1. La ruptura unilateral del acuerdo por Andalucía, el desalojo de las consejerías de IULV-CA y la convocatoria de elecciones autonómicas para el 22 de marzo motivan la convocatoria extraordinaria de este Comité Central para concretar de manera unitaria nuestro discurso y nuestra práctica política en la actual coyuntura.
2. El acuerdo por Andalucía, firmado en 2012, obtuvo un amplio respaldo democrático de la militancia de IULV-CA. Mediante referéndum, dimos una nueva lección de democracia interna y participación cívica en una organización que, desde su fundación, hace ahora 30 años, ha estado siempre explorando nuevos métodos que superasen la vieja política y diesen respuesta a los retos que la sociedad exige de las organizaciones partidistas.
3. La audacia a la hora de innovar nos llevó a desarrollar mecanismos para la rendición de cuentas ante nuestra militancia, nuestros simpatizantes y nuestro electorado. De ahí que, por primera vez, una organización celebrase una asamblea de balance con participación directa desde las bases. Dicha asamblea, celebrada en diciembre, arrojó un amplio respaldo democrático para que se desarrollasen y cumpliesen aquellos aspectos del acuerdo por Andalucía que, dada la situación social, política y económica de nuestra tierra, debían prevalecer hasta el final de la legislatura.
4. La honda preocupación social y la desafección política que la corrupción provoca tenían que traducirse en la adopción de las reformas legislativas oportunas, así como en la clarificación de las responsabilidades políticas correspondientes. La transparencia y la participación ciudadana en los asuntos públicos debían acompañarse con un señalamiento firme de los corruptores y con la adopción de medidas que impidiesen el secuestro de la política y la democracia en manos de los especuladores o gracias al clientelismo. La petición de IU de que se investigasen todas las tramas de corrupción que se han podido desarrollar en nuestro territorio, y que afectaba a PP y PSOE ha sido respondida con un blindaje de ambos partidos en la Cámara de Cuentas para los próximos seis años.
5. Así mismo, el objetivo estratégico de IULV-CA en esta legislatura, es decir, sentar las bases legales para la modificación radical del modelo productivo, basándose en los aspectos más avanzados del Estatuto de Autonomía, dependía, y depende, de la implantación de una entidad pública de crédito con ficha bancaría, que diese soporte a las necesidades del tejido productivo y orientase la inversión hacía la generación de empleo de calidad; de la puesta en marcha del banco de tierras y de la adopción de una Ley Integral de Agricultura que terminase con el poder omnímodo de la gran distribución y corrigiese el desigual reparto de la tierra; de la implantación de una Renta Básica en desarrollo del derecho subjetivo reconocido en el artículo 23 del EA; de la atención al grave problema que la pobreza provoca a la hora de acceder a bienes públicos como la energía o el agua.
6. La necesidad de modificación del modelo productivo tiene para el PCA su referencia en el manifiesto-programa acordado en el XI congreso. La difusión y debate de esta propuesta cobra una nueva centralidad en estos momentos. Nuestra principal preocupación es que las graves consecuencias sobre el trabajo y su calidad del actual modelo se reviertan. El conflicto de clase se expresa en Andalucía con especial violencia, con más de un millón de parados y con unas cotas inmorales de precariedad, temporalidad y trabajo “sumergido”. A eso respondemos reivindicando la soberanía, no solo política, sino sobre todo económica de Andalucía frente a los intereses especulativos y del gran capital que han condenado a nuestra tierra al paro, la pobreza y la precariedad.
7. IULV-CA ha sido la punta de lanza para el blindaje de los servicios públicos. Presupuesto a presupuesto, hemos conseguido el mantenimiento del capítulo de personal en sanidad y educación, y hemos subordinado la aprobación de los mismos a cuestiones como la banca pública o más concretas como la subida del 75 al 100% de la jornada y emolumentos del personal sanitario eventual. Esta resistencia frente a que los recortes afectasen a lo más importante está también en juego el próximo 22 de marzo. Ya conocemos al PSOE que privatiza.
8. Hoy, tras la ruptura unilateral del acuerdo por Andalucía por parte de la presidenta de la Junta de Andalucía y el desalojo de nuestros representantes en el Consejo de Gobierno, queremos expresar los verdaderos motivos que han dado pie a esta situación. El pueblo andaluz debe saber que la expulsión de IULV-CA del gobierno, y la convocatoria de elecciones, responden al intento del Bloque aún dominante de atajar la influencia, la relevancia y la capacidad de IU para el desarrollo de políticas de izquierda.
9. Los Consejos de administración de los grandes grupos financieros, constructores, comerciales y mediáticos no soportan que se les impongan multas millonaria a los bancos; que se haya dado fin en este tiempo a la colaboración público-privada, mermando los beneficios empresariales y la capacidad de influencia privada en la planificación estratégica de las infraestructuras; no soportan la posibilidad de que una entidad pública de crédito compitiese con el sector financiero privado rompiendo su dinámica oligopólica; que se impusiesen límites a la especulación urbanística que acompaña a los campos de golf; que se atacase a los intereses de las grandes superficies comerciales defendiendo al pequeño comercio; que se coloque la solidaridad internacionalista con los pueblos oprimidos por delante de los intereses de la disciplina atlántica ligada a los EEUU; que se blinde la titularidad pública para garantizar los derechos sociales; que la transparencia y la equidad sustituyesen al clientelismo en la concesión de subvenciones públicas y en la financiación municipal; que la banca tenga deberes ante sus clientes; que se le pueda expropiar el uso de una vivienda a la banca para garantizar el derecho a techo frente al drama de los desahucios; que el dinero público se destine a la garantía de los mínimos vitales frente a los intereses de las grandes corporaciones energéticas; un reconocimiento y garantía de los derechos a la verdad, la justicia y la reparación, desde el estado; etc.
10. Ya definimos el bipartidismo como el régimen que permite la ligazón y la subordinación del poder político a los intereses de las corporaciones. Por lo tanto, el PCA considera la ruptura unilateral del acuerdo por Andalucía, como un golpe desesperado del bipartidismo contra la fuerza política que, desde la izquierda, ha demostrado que otra manera de gobernar es posible. El mantra neoliberal de que “no hay alternativa”, ha quedado en entredicho, y eso es algo que no debe permitirse.
11. El relato de la ruptura enunciado por el aparato del PSOE-A ha colocado a IU, a las políticas de izquierdas, en el núcleo de la discusión política. Consideramos que la convocatoria electoral supone un plebiscito sobre si es necesario que un gobierno autonómico como el andaluz desarrolle políticas de izquierdas que pongan en jaque a los intereses oligárquicos y pongan la economía al servicio de los intereses del pueblo trabajador.
12. Hoy, el Partido Comunista de Andalucía hace un llamamiento solemne al pueblo andaluz de izquierdas. A todos y todas que se consideren progresistas, socialistas o de izquierdas les decimos que el desarrollo de políticas al servicio del pueblo frente a la oligarquía y el clientelismo dependen y dependerán del respaldo que IULV-CA obtenga en las urnas el próximo 22 de marzo. Nos preguntarán mil veces con quién vamos a pactar entonces, nos querrán situar como una fuerza subsidiaria de unos o de otros, tratarán de erosionar nuestra autonomía política. Nosotros y nosotras respondemos que pactaremos con la política y con el programa. No tenemos intereses distintos a los del pueblo trabajador andaluz, y para ello hay que situarse frente a la oligarquía y los corruptos.
13. Las elecciones del 22 de marzo son una oportunidad para la derrota del bipartidismo y, por lo tanto, para la acumulación de fuerzas que permita la apertura de un proceso constituyente democrático que le dé al pueblo español la oportunidad de construir otro modelo de país. Convocamos al pueblo andaluz a conseguir este objetivo, derrotando al bipartidismo y alzando la voz desde el sur, derrotando al miedo, acompañando al pueblo griego. El PCA felicita al pueblo griego por su apuesta política. Esta victoria frente al miedo puede ser el inicio de una ola de revolución democrática desde el sur de Europa, desde el mediterráneo, a la que Andalucía puede sumarse.
14. Las elecciones se celebrarán justo un año después de que la exigencia de Pan, Trabajo y Techo rebosase las calles de Madrid. Desatar el conflicto social, acumular fuerzas desde la movilización, se nos antoja imprescindible frente al circo mediático. La conformación de un Bloque Social y Político que esté en disposición de disputar el poder es una condición necesaria para construir otro país. Y ello sólo se consigue mediante la praxis movilizadora. Es por esto que realizamos un llamamiento a la participación en la movilización del próximo 28 de febrero en Sevilla. Pero sobre todo llamamos a nuestra militancia y a nuestros simpatizantes a que redoblen su compromiso con la movilización barrio a barrio, tajo a tajo, estando, como hemos estado y vamos a seguir estando, en el conflicto, del lado de los débiles frente a los poderosos. No es posible separar el conflicto y la movilización de la batalla electoral, y no lo vamos a hacer.
15. El PCA apuesta por convertir la lucha de las mujeres en uno de los centros de esta batalla electoral. La defensa de los servicios públicos, los conflictos en torno a los cuidados, la defensa de los espacios públicos para la reproducción de la vida social y las luchas victoriosas contra los intentos de intervenir directamente en la vida de las mujeres, como el aborto, hacen de las mujeres un sujeto imprescindible para la revolución democrática.
16. El 28 de febrero no es una cita más. Este año cobra un significado especial para la izquierda. El colapso del régimen emanado de la Transición se está expresando también en forma de conflicto en torno a la plurinacionalidad del estado español. En este contexto, volvemos a afirmar que la posibilidad de alcanzar el sueño de una España Federal y Republicana depende del papel que juegue Andalucía y su pueblo. Y que ese papel relevante de Andalucía solo se consigue desde la movilización y el conflicto social.
17. El PCA vuelve a manifestar que la unidad en las calles y en la movilización debe tener tener su reflejo en las instituciones. Por lo tanto, volvemos a dirigirnos a las fuerza políticas y sociales que compartan la necesidad de construir otro país, desde una perspectiva anticapitalista, a la convergencia electoral para ser más fuertes frente al bipartidismo.
18. Hoy, el PCA ratifica su respaldo político a la figura de Antonio Maillo como coordinador y candidato a la presidencia de la Junta; el PCA felicita y se felicita de que Alberto Garzón vaya a ser el candidato a la presidencia del gobierno de España; reconoce y se muestra orgulloso del trabajo realizado por nuestros compañeros y compañeras, camaradas, al frente de sus diversas responsabilidades en el seno del gobierno andaluz: desde los consejeros a los representantes en los territorios, pasando por todas las estructuras, en las que hemos demostrado que se puede gobernar de otra manera, transparente, austera y al servicio del pueblo trabajador. Y sobre todo queremos reconocer con admiración y respeto el trabajo realizado por las diputadas y diputados del Grupo Parlamentario de IULV-CA, y su equipo. Ellos y ellas han demostrado que es posible trasladar los problemas de la gente al parlamento sin hipotecas por servir de soporte a un gobierno, que la reivindicación, la crítica y la lucha se hace también en las instituciones al servicio de un proyecto estratégico, con lealtad y con unidad.

19. Las elecciones de 2012 supusieron la derrota de la marea azul del PP en Despeñaperros; las elecciones de 2015 van a suponer la derrota del bipartidismo. Afrontamos las elecciones con alegría ante una oportunidad histórica para golpear el régimen bipartidista de la precariedad, los privilegios y la corrupción; y con optimismo al saber que IU es la única fuerza con voluntad y capacidad de derribar este régimen. Vamos a unir el hilo de la izquierda de la transformación social profunda que necesita Andalucía con el hilo de cambio de político que demandan amplias capas sociales, en un proyecto de revolución democrática que ponga el poder político al servicio de las necesidades sociales de la mayoría social trabajadora.

No hay comentarios: