lunes, 20 de octubre de 2014

Izquierda Unida y Greenpeace comparten la necesidad de combatir las prospecciones de gas en la Costa del Sol que suponen un peligro medioambiental y económico para Málaga

Izquierda Unida y Greenpeace se han unido para "combatir" las prospecciones de gas previstas en la Costa del Sol y para fomentar medidas que conduzcan a un cambio de modelo energético "que abandone los combustibles fósiles por el impulso de las energías renovables".
Así lo ha asegurado el Coordinador provincial de IULV-CA y portavoz en el Parlamento Andaluz, José Antonio Castro, quien estuvo acompañado entre otros por Miguel Ángel Sánchez Díaz, portavoz municipal de IULV-CA en Vélez-Málaga, los miembros del Grupo Municipal de Málaga, Eduardo Zorrilla, Antonia Morillas y Ana García Sempere, el concejal de IULV-CA en Marbella, Miguel Díaz Becerra, el portavoz Municipal de IULV-CA en el Rincón de la Victoria, Pedro Fernández Ibar, la parlamentaria andaluza, Lola Quintana y el compañero Salvador Arijo, profesor de Biología de la UMA y miembro del Área de Medio Ambiente, en un encuentro de trabajo con responsables de Greenpeace a bordo del buque ecologista, Arctic Zuñirse, que estaba presente en el Puerto para participar el pasado domingo en la Flotilla organizada por la Plataforma contra las prospecciones de hidrocarburos en la Costa del Sol.
Tras el encuentro, que tuvo lugar este pasado sábado, Castro ha explicado que se ha dejado claro "una total coincidencia entre el análisis de Greenpeace y el de IU en relación a la negativa a las prospecciones y a la necesidad de fomentar las energías renovables".
El portavoz andaluz de IULV-CA ha incidido en la necesidad de "avanzar en la concienciación de la población y fortalecer la Plataforma contra las prospecciones para impulsar la acción conjunta de todos los colectivos que defienden las energías renovables frente a las prospecciones para intensificar las acciones de protesta".
Atendiendo al modelo productivo, el diputado malagueño ha sido contundente al dejar claro que "las prospecciones de hidrocarburos son incompatibles con el modelo turístico de la Costa del Sol y para otras actividades económicas que desde IU queremos que sean sostenibles en el tiempo, como la pesca tradicional".
"Es una irresponsabilidad cambiar un destino privilegiado en el mercado mundial dentro del segmento de sol y playa, por un híbrido abocado al fracaso basado en el sol, playa y petróleo", ha sentenciado.
Además, los activistas de Greenpeace han presentado a los representantes de IU, en la reunión mantenida a bordo del mítico rompehielos 'Artic Sunrise' -atracado estos días en el puerto de Málaga-, su informe en relación a las ventajas de un cambio gradual de modelo energético en España hacia las renovables, con una perspectiva de aplicación durante el periodo 2015-2030.
Este texto demuestra que "ir abandonando los combustibles fósiles permitiría un gran mejora medioambiental, con un 75 por ciento menos de emisiones de dióxido de carbono; un ahorro para las familias, con una reducción del 34 por ciento en la factura energética; mayor crecimiento económico, con una subida de dos puntos en el PIB y el fomento del empleo, con la creación de tres millones de puestos de trabajo entre 2015 y 2030", han explicado.
Los representantes de IULV-CA también han trasladado a Greenpeace el trabajo que la formación viene realizando desde hace años en contra de las prospecciones, "participando activamente en la Plataforma existente en la Costa del Sol; presentando iniciativas en los ayuntamientos, la Diputación de Málaga, el Parlamento Andaluz y el Congreso de los Diputados", han dicho.
Asimismo, también han recordado que, desde su responsabilidad en el gobierno andaluz, el Consejero de Turismo, Rafael Rodríguez (IU), mantuvo hace unos días un encuentro con la Plataforma contra las prospecciones para trasladar "el frontal rechazo de la Consejería a la búsqueda y extracción de hidrocarburos en la Costa del Sol".
Peligros medioambientales y económicos para la costa malagueña
En la reunión también se abordaron lo peligros que acarrean las prospecciones: "alteran el ecosistema marino, afectan a los caladeros, a la especies migratorias y la calidad de las aguas, debido a la turbidez que causarán los lodos que se van a producción a consecuencia de los sondeos", han argumentado.
Además, la franja marítima en la que se van a producir las prospecciones --frente a la costa de Mijas y Fuengirola-- incluye hábitats "de altísimo valor ecológico", como las praderas de posidonia y otras especies de flora y fauna, gracias a la confluencia entre el Mediterráneo y el Atlántico.
Desde IU han expresado que la prórroga de un año a las prospecciones "responde más a intereses partidistas del PP debido a la coincidencia en 2015 de varios procesos electorales que a razones medioambientales".
En este sentido, han recordado que "tanto PP como PSOE han apoyado el proyecto para las prospecciones de Repsol en la Costa del Sol. En primer lugar tuvieron la luz verde del gobierno de José María Aznar en 2004 y luego los sucesivos gobiernos de Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy le han ido concediendo prórrogas".

"PP y PSOE han bendecido desde el Gobierno de España las prospecciones, apostando por un modelo muy nocivo para el medioambiente y el desarrollo de una industria tan sensible como la turístico", han concluido.

No hay comentarios: