sábado, 1 de agosto de 2015

Paco Guzmán: “Ante la nueva responsabilidad como Coordinador Local de IU Málaga”

Quiero, en primer lugar, comenzar agradeciendo la confianza que depositan en mí, las compañeras y compañeros de IU y la propia organización política. Confianza que se vuelve a repetir tras las primarias celebradas en Izquierda Unida a las elecciones municipales en octubre del año pasado, posteriormente en la candidatura de Málaga para la gente y en este momento en la renovación de la responsabilidad como Coordinador local en Málaga. También agradecer y felicitar a Eduardo Zorrilla por su buen trabajo durante estos años.
Comparto con todos vosotros que no me ha sido fácil tomar esta decisión, en la que he querido tener en cuenta muchos motivos presentes en mi realidad: mis circunstancias personales, como tener familia numerosa; mi labor profesional; mi interés en los estudios como formación permanente en la que no ceso y mi compromiso fuera de IU (HOAC, CCOO, AMPA) entre otros. Tampoco es menor el momento político concreto en el que nos encontramos, el cual requiere de mucha fortaleza, serenidad, responsabilidad, diálogo y sobre todo de trabajo en equipo.
Todo ello me ha supuesto una gran dificultad para decir que SI, aunque a su vez ha sido mayor el compromiso que me ha impedido decir que NO, en coherencia con mis convicciones, valores y principios que emanan de mi conciencia e identidad de militante obrero cristiano y que determinan mi forma de pensar, de sentir y de actuar.
Oscar Romero, Obispo de El Salvador asesinado por defender los derechos de los hombres y mujeres, decía “para qué sirve la sal sino está donde se cuecen las habas”, es decir, para qué están los militantes y activistas políticos, sindicalistas, la ciudadanía comprometida, si no están donde se cuecen los problemas de las personas.
Es evidente que el momento de emergencia social que vivimos requiere compromisos. ¿Quién no observa hoy en nuestra sociedad los síntomas de una verdadera degradación social?: la carencia de una democracia participativa y real; las situaciones de pobreza y exclusión social que impiden a las personas disponer de una vida diga; una tasa de paro y generación de empleo acorde a las necesidades del modelo económico, y no a las necesidades de las personas y familias; un modelo político que desahucia a las personas más vulnerables, mayores, niños, inmigrantes, etc.; y todo ello amparado por la ruptura de la garantía y los derechos de los servicios públicos y universales, que se concreta en la falta de plazas educativas en la formación profesional, la reducción de atención sanitaria, los obstáculos para el acceso a la universidad, o la derivación de los asuntos sociales del Ayuntamiento de Málaga, a las ONG y a las cáritas parroquiales.
Y es precisamente ante esta difícil realidad humana, ante la que quiero y acepto la responsabilidad de Coordinador local de Izquierda Unida en Málaga, como organización social y política de izquierdas, que ofrece un espacio donde se prioriza a la persona como centro de toda actividad política y donde se trabaja por el destino universal de los bienes. Comparto la necesidad de mejorar los órganos internos de participación como el área externa (para mejorar nuestra presencia en los ambientes sociales y políticos de nuestra ciudad), el área de comunicación, tanto interna como externa, y el compromiso de los militantes de IU en las organizaciones vecinales, educativas, laborales, ecologistas, etc. con el fin de elaborar alternativas políticas y crear unidad popular.
Es importante y debemos esforzarnos en nuestra presencia institucional desde el Ayuntamiento y las Juntas Municipales de Distrito desde Málaga para la Gente.
Como decía el hidalgo D. Quijote de la Mancha “Bien podrán los encantadores quitarme la ventura, pero el esfuerzo y el ánimo jamás”.
Pongamos en valor nuestro ánimo, esfuerzo, nuestras ideas, valores, y principios, pongamos en valor a las y los militantes de Izquierda Unida, pongamos en valor nuestro recorrido, y de esta forma, junto a otros, vamos a cambiar el modelo político y económico de este país.
Compañeras y compañeros
Salud y República

Málaga, 28 de julio de 2015

No hay comentarios: