miércoles, 26 de agosto de 2015

Alberto Garzón exige al Gobierno que retire sus Presupuestos para 2016 porque confirman un "rumbo suicida" y encaminan al país a "un horizonte de precariedad y crisis permanente"


El diputado y candidato a la Presidencia del Gobierno de IU responsabiliza a Montoro de “desguazar el empleo” y de querer imitar a China con su política económica, lo que supone una apuesta “muy arriesgada” y abocada “al fracaso económico, político y social”
El diputado de Izquierda Unida y portavoz económico en el Congreso, Alberto Garzón, exigió hoy al Gobierno de Mariano Rajoy la retirada de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 porque son unas cuentas “de fantasía” y porque encaminan a nuestro país hacia “un horizonte de precariedad laboral y de crisis permanente”.
Garzón intervino esta tarde en nombre de IU ante el Pleno del Congreso para defender la enmienda a la totalidad de devolución al proyecto de ley de PGE del Ejecutivo del PP presentada por su grupo parlamentario de La Izquierda Plural, junto al diputado de ICV-EUiA Joan Coscubiela y Álvaro Sanz Remón, en nombre éste de la Izquierda de Aragón que conforman IU y la CHA.
El candidato a la Presidencia del Gobierno de IU explicó que está más que justificada la enmienda a la totalidad porque hoy más que nunca se necesita cambiar una política económica del PP que lleva “un rumbo suicida” que sólo se puede responder “con un nuevo gobierno y con una política económica diferente”.
Alberto Garzón reconoció el “problema” que le plantea definir políticamente a Cristóbal Montoro por las diferencias que demuestran él y su Gobierno “entre la teoría política y la praxis”. Aseguró que sí puede encajarle como un “liberal de ese liberalismo existente hoy” que “socializa las pérdidas para salvar a los ricos y a los amiguetes”, mientras “privatiza las ganancias” y deja que sean los más desfavorecidos los que sigan pagando la crisis.
Insistió en que los Presupuestos presentados son “de fantasía” por “las predicciones que señalan y por el mundo que pretende reflejar”. Frente al triunfalismo del que hace gala el Gobierno, Garzón recordó a Montoro que “sí hubo rescate, un rescate financiero; no hizo falta aquí un memorándum (que marca las obligaciones de los Estados y las instituciones de la Unión Europea, el BCE y el FMI a cambio de recibir ayudas) para vernos obligados a hacer las mismas cosas que ha tenido que hacer Grecia”.
El parlamentario de IU denunció que con la política del PP “una minoría se ha beneficiado de que el BCE haya dado dinero para que ‘el casino siga abierto’. Más de un billón de euros para salvar a unos pocos, a los acreedores, no a los depositantes”.
Advirtió de que con estas cuentas públicas para 2016 se va a caer en “la repetición del mismo modelo, que
crea poco empleo y que se va a los mismos sectores de antes, como la hostelería, la construcción o el sector inmobiliario” sin que se dé ningún cambio en el modelo productivo. Advirtió de que tenemos “una economía de bajo valor añadido, en la que trabajamos más horas que los alemanes, pero la productividad sigue siendo menor. Y no es lo mismo producir un BMW o un Airbus que exportar productos agrícolas”.
Acusó al Gobierno de Rajoy de que con sus políticas “no se crea empleo realmente, se desguaza el empleo existente: ustedes sustituyen a un trabajador con derechos por dos sin derechos”. La prueba es que la duración media de los contratos es hoy de 54 días, al tiempo que aumentan escandalosamente los contratos de un solo día.
En la misma línea, responsabilizó a Montoro y a su Gobierno de “adaptar las necesidades jurídico-políticas a un capitalismo de mano de obra barata. Han ‘dinamitado’ el derecho al trabajo, como ya hizo también el PSOE, pero han continuado ustedes con su reforma laboral, con la de las pensiones y con el resto de sus reformas estructurales”.
El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno acusó al Ejecutivo ‘popular’ de querer imitar a China en el modelo de crecimiento económico y de relaciones laborales con bajos salarios, lo que supone una apuesta “muy arriesgada” que, además, está abocada “al fracaso económico, político y social”.
Alberto Garzón, en oposición a lo hecho por Montoro durante todo el día, sí entró a analizar temas concretos como “la reducción de la inversión en I+D+i en más de un 25% en estos últimos cuatro años, que obliga a los investigadores a tener que irse del país”, o sobre que “la figura del ‘trabajador pobre’ es algo ya normal en este país” y que incluso lleva a anhelar pertenecer a los que antes se llamaban ‘mileuristas’, o sobre la situación de los pensionistas que llevará a que cuando remonte la inflación “vean recortado su poder adquisitivo”.
“Claro que hay alternativas” aseguró el diputado de IU con vehemencia y pasan, entre otras, “por utilizar el dinero de forma justa” como “priorizar el dinero para I+D+i o invertir en sectores de alto valor añadido”, todo ello acompañado por una reforma fiscal también más justa, no como la impuesta por el PP “que ha llevado a que el IRPF sea más desigual y que las rentas de más de 300.00 euros estén ahora más favorecidas que a principio de legislatura”.
Garzón apostó también por bajar el IVA cultural “porque no se puede poner más la bota en este sector” o por acabar con que las grandes empresas estén pagando en la práctica apenas el 5% de sus beneficios con el Impuesto de Sociedades, “algo ridículo”.
Por su parte, el también diputado de IU Álvaro Sanz Remón, en nombre de la Izquierda de Aragón, acusó a Montoro de utilizar este debate presupuestario únicamente para “hacer propaganda” y, además, “de mala manera” con las formas propias “de un triste actor falto de credibilidad”.

Centrándose en la situación económica aragonesa, responsabilizó al Gobierno del PP de alcanzar el récord de “cero inversiones ejecutadas en Aragón” y de que, pese a la tan cacareada ‘recuperación’, “sólo 1 de cada 4 personas en paro cobra algún tipo de subsidio”, mientras los “contratos a tiempo parcial han subido un 21% y los trabajos a tiempo completo se han reducido un 25%” en esta Comunidad.