martes, 28 de agosto de 2012

Recortes del Gobierno en el Plan Prepara de ayuda a los parados y paradas sin recursos


Manuel García Morales
En el Real Decreto-ley 23/2012, de 24 de agosto, aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros y publicado en el BOE el sábado, se restringe la ayuda llamada de los 400 € (en realidad 399'38€ que son el 75% del IPREM).
Dice el gobierno que los cambios introducidos buscan "mejorar su eficacia" y defender el principio de "equidad", protegiendo más a las personas con cargas familiares o en paro de larga duración.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que el recorte en estas ayudas vienen después de los recortes del 13 de julio pasado en las prestaciones y en los subsidios de paro. A las personas que cobraban prestaciones de paro, se la reducían por dos vías, aumento del descuento de la Seguridad Social en la nómina del paro de cerca de 30€ en la prestación media, y la reducción del 60% al 50% a partir del sexto mes de paro. Pero además eliminaban el subsidio especial para mayores de 45 años que no tenían cargas familiares, y destrozaban el subsidio indefinido para mayores de 52 años, pasándolo a 55 años, disminuyendo su base de cotización en un 25% y condicionando su acceso a que en esa edad se haya terminado otra prestación o subsidio, de manera que quien sobreviva hasta esta edad en paro y sin algún subsidio, tampoco lo podrá cobrar. Además de empeorar el acceso al subsidio llamado RAI (renta activa de inserción) obligando también para su acceso a que se provenga de otro subsidio, también se disminuía el subsidio a aquellas personas que viniendo de un empleo parcial y que antes cobraba el subsidio completo (426 € que son el 80% del IPREM) pasaba a cobrar también el subsidio a tiempo parcial. Todo ello además en un año de 2012, donde la referencia de los subsidios, el IPREM ha sido congelado en 532'51 € y el Salario Mínimo Interprofesional, referencia para las prestaciones de desempleo, ha sido congelado en 641'10 €.
La redacción del nuevo Decreto-ley expulsa de dicha ayuda a todas aquellas personas que no teniendo recursos tienen que vivir con sus familiares y la media de ingresos mensuales de la familia supera los 480 €, y se le niega también a aquellas personas que aún cumpliendo esos requisitos, aún no lleva 12 meses en paro. Además para poder solicitar la ayuda hay que demostrar, aún no se sabe como, que entre la finalización del último subsidio y la solicitud de éste, habrá tenido que estar un mes "buscando activamente trabajo". El Decreto, de manera demagoga, también aumenta la cuantía de la ayuda en 50 € para aquellas personas que además de los requisitos señalados, tiene a otros tres familiares a cargo sin ingresos.
La realidad es que este recorte, pero sobre todo, los recortes del mes de julio, antes mencionados, se dan en un contexto donde según las cifras de paro registrado en Junio de este año (cifras que son inferiores a la realidad) había 1.857.577 personas en paro sin ninguna clase de subsidio. Mientras tanto, el diputado del PP, Guillermo Collarte, se ha quejado públicamente de que con un salario de 5.100 € mensuales que gana como diputado "las pasa canutas".
Es necesario rebelarse contra esta situación y la próxima movilización general es el 15 de septiembre con la Marcha a Madrid. No solamente hay que ir a Madrid, hay que seguir explicando en los centros de trabajo y en las colas del paro el asalto del gobierno a las rentas de subsistencia de la clase trabajadora. (Eso si que es un asalto y no los 4 carros de comida del Mercadona).
Manuel García Morales el sindicalista del Consejo Confederal de CC.OO., sector Crítico, y miembro del Comité Federal del PCE y Consejo Federal de IU                                         

No hay comentarios: