.

.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Un 28-F de movilización masiva y desbordante del pueblo que representa a la Andalucía que no se resigna



Más de 90.000 andaluces y andaluzas marcharon por las calles de Sevilla el pasado martes, Día de Andalucía, en “La Marcha de la Dignidad” bajo el lema “La Andalucía que no se resigna y lucha: a la calle el 28F”. Una jornada "de lucha" de las clases trabajadoras y de reivindicación de nacional de nuestra tierra que partió poco antes de las 12.30 horas, ya se situaba casi en la Puerta Osario cuando la cola todavía permanecía todavía en la estación de Santa Justa, lugar de comienzo de la manifestación.
A la masiva manifestación del 28F han acudido una amplia representación de las fuerzas políticas y sociales, sindicatos y mareas, que son expresión de  ese pueblo que puede y debe construir un nuevo país, pudiendo visibilizarse en la calle esa necesaria y urgente convergencia de las izquierdas para construir una alternativa al corrupto y ladrón “régimen” que gobierna al servicio de los poderes económico-financieros que están saqueando Andalucía y España.
La multicolor y variopinta marea que recorrió las calles, donde confluyeron con naturalidad plataformas, partidos la izquierda o colectivos laborales, con pancartas con sus reivindicaciones que podrían resumirse en la consigna “Paz, pan, techo, trabajo y libertad” y acompañados de miles de banderas blaquiverdes, republicanas y rojas, y gritos de: “Andrés, libertad”, en referencia al sindicalista del SAT Andrés Bódalo, encarcelado , “Que no, que no, que no nos representan”, “Susana no sana”, “Menos coches oficiales y más colegios y hospitales” o “No pagamos su crisis, no pagamos su deuda”, etc.
Es de destacar gran participación organizaciones sindicales como la CGT, USO, SAT, USTEA, CNT y Cobas, así como diferentes sectores de CCOO no faltaron al evento, numerosos  colectivos en lucha como las Mareas Blancas de defensa de la sanidad Pública de Sevilla, Málaga, Cádiz y Almería, la Marea Verde por la educación pública, yayoflautas en defensa de las pensiones, la Plataforma Somos Migrantes, la Plataforma Salvemos Doñana o la coordinadora en defensa de la calidad del aire del Campo de Gibraltar. Además, entre otros  colectivos en lucha, es de destacar los de telemarketing de Catsa y Konecta, 061 y 112, los Estibadores o los Bomberos en lucha de Málaga, así como las Afectadas Ley de Dependencia, el Movimiento Democrático de Mujeres (MDM), la Plataforma por la Renta Básica y Proceso Constituyente, Foro Cívico Somos Mayoría entre otras, representantes de las ocho coordinadoras provinciales de las Marchas de la Dignidad además de la CUT, Podemos, Izar, Corriente Roja, y de IULV-CA, UJCE-A y PCA.
Izquierda Unida y el PCA se vuelcan con la manifestación del 28F
Los coordinadores de IU Federal y de Andalucía, Alberto Garzón y Antonio Maíllo respectivamente, José Manuel Mariscal, Secretario general del PCA han participado en la manifestación del 28-F Día de Andalucía. Una manifestación que, en palabras de Antonio Maíllo ha sido “masiva y desbordante” y que “representa a la Andalucía que no se resigna”.
Así mismo ha habido una gran representación de las asambleas territoriales y locales de IULV-CA, así como de las agrupaciones comunistas de las ocho provincias andaluzas, con sus respectivos coordinadores y secretarios políticos provinciales. Así estuvieron José Antonio Castro, Coordinador Prov. de ILV-CA de Málaga y diputado andaluz; Efraín Campos, Secretario Político provincial del PCA de Málaga; Eva García Sempere, diputada comunista de IU-UP en las Cortes; Juan de Dios Villanueva, Visecretario General del PCA; Paco Guzmán, Coordinador Local de IULV-CA de Málaga; José Manuel Luque, Secretario Local del PCA de Málaga; Remedios Ramos, concejal comunista de IU-Málaga para la Gente en el Ayuntamiento de Málaga,…, así como Felipe Alcaráz o Antonio Romero.
Maíllo: “Esta movilización masiva y desbordante representa a la Andalucía que no se resigna”
Maíllo ha expresado la satisfacción de IU “por la participación unitaria de colectivos y mareas que representa a los andaluces víctimas de las políticas de recortes y del neoliberalismo”. Entre ellos, Izquierda Unida que ha participado, un año más, con su militancia “volcada” en la celebración del 28F en la calle.
IU reivindica "una Andalucía en pie de igualdad en defensa del principal problema de los andaluces que es el desempleo y deterioro de servicios públicos”. El coordinador de IU Andalucía ha recordado el 28F con hilo conductor con el 4 de diciembre, “hito clave en la conquista de derechos de Andalucía”. Pero para el coordinador andaluz, “37 años después, Andalucía tiene que acabar con la dependencia del resto del estado y de la UE", asegurando que esta dependencia "se puede superar con el cambio del modelo productivo".
Para Maíllo, el 28F en la calle “expresa las demandas del pueblo trabajador que sufre la crisis y que está desamparado por el gobierno de la Junta, obnubilado con el juego de tronos de Madrid".
Garzón: “queremos una Andalucía libre de caciquistas, clientelismo y privaciones fundamentales"
Por su parte, el Coordinador general y diputado de Izquierda Unida-UP, Alberto Garzón, ha defendido que la manifestación "no es meramente de identidad andalucista” sino que “es de reivindicación nacional”.
Garzón ha puesto en valor la acción en un día "reivindicativo para la identidad andaluza" y el hecho de que se produzca "en un año con motivos suficientes para salir a la calle, reivindicando nuestros derechos y una forma distinta de vivir, conscientes de lo que está pasando en el resto del Estado, con una crisis económica y social de enorme gravedad que juega con la complacencia de los Gobiernos de Susana Díaz y Mariano Rajoy".
El Coordinador general de IU ha lamentado que en los últimos días se hayan conocido los beneficios extraordinarios de empresas energéticas por miles de millones de euros, "al tiempo que se está subiendo el recibo de la luz y hay gente sin capacidad de calentar su propio hogar". "En Andalucía, y el resto del Estado, se pasa frío y hambre" a pesar de los superávits de grandes empresas "que podrían ser nacionalizadas para acabar con estas privaciones", ha resumido.
Por ello, ha destacado Garzón, se trata de una "batalla política", pues "no es inevitable que la gente sufra el desempleo y privaciones fundamentales", no obstante lo cual "mientras los Gobiernos de Díaz y Rajoy estén siempre plegados a las grandes empresas no tendremos solución: queremos una Andalucía libre de caciquistas, clientelismo y privaciones fundamentales".