.

.

martes, 14 de marzo de 2017

Más de cien cargos públicos, dirigentes y activistas políticos, sindicales y sociales firman la “Declaración de Málaga” para construir ciudades para un nuevo país



La Declaración aboga por amplias confluencias políticas y sociales para ganar Málaga, y otras ciudades y municipios, en las municipales de 2019.
En el marco de las Jornadas “Ciudades por un nuevo país”, organizadas por Málaga para la Gente durante el pasado fin de semana en nuestra ciudad, participantes provenientes de distintos municipios de Andalucía y de España, y de distintos partidos, sindicatos y organizaciones sociales, han suscrito un compromiso (“Declaración de Málaga”) para empezar a trabajar desde la base en las confluencias y programas para ganar Málaga, y la inmensa mayoría de ciudades y municipios andaluces en 2019.
La declaración, ha sido suscrita, a título personal, por dirigentes y activistas de organizaciones políticas (Podemos, IU, Equo, Alternativa republicana, PCE, etc.), de sindicatos (CCOO, CGT, Coordinadora de Estibadores, etc), o de colectivos sociales (Vía Malagueña, ATIS Comedor Solidario de Vélez-Málaga), así como concejales y alcaldes de Ayuntamientos como Madrid, Rivas-Vaciamadrid, Valladolid, Conil de la Frontera, Zalamea la real, Arahal, o Medina Sidonia.
La Declaración ha sido suscrita por numerosos cargos políticos de la provincia: Eva García Sempere, diputada de Unidos Podemos en el Congreso por esta provincia; José Antonio Castro, parlamentario andaluz por Málaga; Guzmán Ahumada y Teresa Sánchez, diputados provinciales de IU-para la Gente; Remedios Ramos y Eduardo Zorrilla, concejales de Málaga para la Gente en la capital; y Juanjo Espinosa, concejal no adscrito en la ciudad de Málaga y miembro del Consejo Municipal de Podemos. También se ha unido a la firmada el que fuera número 2 del PSOE en la capital, Calos Hernanez Pezzi.
Autocrítica respecto a las municipales de 2015, para ganar Málaga en 2019.
En la Declaración se analiza autocríticamente que la falta de amplias confluencias en Andalucía impidió vencer al bipartidismo PP-PSOE en las principales ciudades, teniendo como consecuencia que sea Málaga la ciudad más grande de España gobernada por el PP. Autocríticamente se afirma que “unas y otras hemos tomado nota de nuestros errores” y que existe voluntad ahora de construir el programa y la confluencia desde abajo y de la forma más democrática y Andaluza participativa, en una auténtica Marea Andaluza.
Esta Marea Andaluza, se señala, “no es posible sin el convencimiento, apuesta e implicación de Podemos, Equo, Izquierda Unida, el Partido Comunista de Andalucía y otras organizaciones, pero no será capaz de acumular la fuerza necesaria para el cambio si ese programa y esas confluencias no se construyen primero desde lo social y lo local, y la participación directa de la ciudadanía”.
Por último, se aboga por una salda de la crisis en beneficio de la mayoría y por construir “un nuevo país” desde lo local mediante confluencias municipales que no se limiten sólo a la necesaria confluencia electoral, sino que supongan espacios de debate y elaboración programática para el encuentro de los diferentes actores políticos, sociales y sindicales.
A continuación la Declaración completa:

Declaración de Málaga: Construyamos desde el poder local y el poder popular ciudades y pueblos por un nuevo país
Las elecciones municipales de 2015 supusieron el advenimiento de los gobiernos municipales del cambio en las principales ciudades de nuestro país La falta de esas amplias confluencias en Andalucía impidió el relevo general del PP en nuestras ciudades o conformarnos con apoyar alcaldías del PSOE. Tenemos el dudoso honor de que Málaga sea la ciudad más grande de España gobernada por el PP.
Unas y otras hemos tomado nota de nuestros errores y es manifiesta la voluntad de la mayoría alternativa y de progreso de construir, en común, el programa y la confluencia necesaria para en 2019 ganar la inmensa mayoría de los pueblos y ciudades andaluzas para construir un nuevo país. Estamos convencidas de que ese programa y confluencia debe construirse primero en lo social, desde abajo y de la forma más democrática y participada posible.
Esta Marea Andaluza no es posible sin el convencimiento, apuesta e implicación de Podemos, Equo, Izquierda Unida, el Partido Comunista de Andalucía y otras organizaciones pero no será capaz de acumular la fuerza necesaria para el cambio si ese programa y esas confluencias no se construyen primero desde lo social y lo local, abierta a la participación directa de la ciudadanía, de forma democrática y participativa.
La crisis del Régimen ha abierto grietas en la capacidad de reproducción del viejo turnismo bipartidista. Se abre la posibilidad de acelerar las contradicciones del régimen para la construcción de una opción de cambio de carácter rupturista.
Sabemos que no es posible una salida social de la crisis en beneficio de la mayoría sin la construcción de un nuevo País pero también estamos convencidas que ese nuevo país puede construirse desde lo local. Es innegable que las confluencias municipales han sido y serán catalizadores y aceleradores de un proceso de Unidad Popular que no se limite sólo a la necesaria confluencia táctica electoral, sino que suponga una auténtica puesta en marcha de una construcción contrahegemónica de un bloque histórico para la ruptura democrática, y es por ello que entendemos como imprescindible la necesidad de espacios de debate y elaboración programática que permita el encuentro de los diferentes actores como primer paso en una convergencia que permita arrebatar al bipartidismo la mayoría de gobiernos locales andaluces.
Para ello no nos conformamos con la mera llegada a los gobiernos municipales y gestionar la estrecha cuota económica y política de la administración local. Sólo construyendo desde abajo, desde el conflicto social, y mediante la alianza de gobiernos locales con movimientos y luchas sociales podremos construir PODER LOCAL Y PODER POPULAR.
En Málaga a 11 de marzo de 2017