viernes, 5 de agosto de 2016

Remedios Ramos, concejal de IU-Málaga para la Gente solicita al Defensor del Pueblo que exija al PP el cumplimiento de la Ley de la Memoria

El Grupo municipal de IU-Málaga para la Gente, ha recurrido al Defensor del Pueblo Andaluz para que exija al muy de derechas equipo de gobierno de la capital malagueña que cumpla con los acuerdos aprobados por el plenario del Ayuntamiento sobre Memoria Histórica y el inmediato traslado total de los parques caninos construidos sobre y junto a las fosas comunes del antiguo cementerio de San Rafael donde estaban inhumados miles de víctimas de la represión fascista en Málaga.
La concejala comunista de este Grupo municipal, Remedios Ramos, manifestó en la mañana de ayer, jueves 4 de agosto, que en ese lugar-refiriéndose al cementerio referido- “hay mucho dolor y sufrimiento” sobre esos terrenos y que los jóvenes no conocen su historia más inmediata, a lo que el Partido Popular colabora de muchas formas, entre ellas, declarándose “insumiso” con la Ley de la Memoria Histórica.
Ramos ha aludido a la decisión municipal de trasladar una pequeña parte de uno de los denominados “pipican” por estar justo encima de la fosa común, pero asociaciones memorialistas, colectivos sociales y organizaciones políticas como Izquierda Unida o el PCA, integrada en la coalición IU-Málaga para la Gente, exigen el traslado completo. “A nadie se le ocurre en Europa cosas como éstas. En Alemania no dejan en sus calles recuerdos del nazismo y aquí, en Málaga, los hay por barriadas, calles y jardines”.
La edil de la izquierda malagueña también ha recordado que el Comité de Desaparecidos de Naciones Unidas exigió al Gobierno español en 2013 que dotara de medios técnicos y humanos la búsqueda de los desaparecidos del franquismo y “se lo tomara en serio, cosa que no ha hecho”.
Remedios Ramos ha asegurado que si el equipo de gobierno sigue actuando de igual forma, acudirá a instancias superiores, como el Parlamento Europeo.

Por su parte, Máximo de Santos, portavoz de la plataforma unitaria Málaga Republicana, ha mostrado su indignación porque no se ha hayan cumplidos los acuerdos de la moción municipal aprobada en marzo. El “pipican” lo considera “una infamia” y recuerda que en este lugar “siguen enterrados cientos de restos que no han sido rescatados. En las tapias fueron fusiladas muchas personas,”, incluido un familiar del propio De Santos. También dijo no entender a los partidos que votaron en contra la propuesta de Málaga para la Gente de trasladar totalmente el parque canino o a los que se abstuvieron, en referencia al partido socialista, porque “aquí hay restos de sus militantes”. Pidió respeto a la dignidad humana de aquellos que fueron asesinados y enterrados por defender la Democracia.