lunes, 21 de septiembre de 2015

“Unidad para la igualdad”, lema de la III Asamblea Federal del Movimiento Democrático de Mujeres que debatió desde el feminismo el impulso de las movilizaciones y la unidad popular

El pasado sábado 19 de septiembre tuvo lugar, en San Fernando de Henares (Madrid), y bajo el lema “Unidad para la Igualdad”, la III Asamblea Federal del Movimiento Democrático de Mujeres (MDM).  Las representantes de las diferentes federaciones del MDM -Andalucía, Madrid, Cataluña, Navarra, Murcia, Castilla y León, Castilla la Mancha, Cantabria- centraron el debate en cuatro ejes de trabajo: la Unidad Popular, las Marchas del #7N, la Defensa del Trabajo Digno y la Campaña en Defensa de los Servicios Públicos.
La  meta de conseguir una sociedad igualitaria y libre de violencias hacia las mujeres hace necesaria la unidad de las mujeres,  y convertirnos así en eje vertebrador de las movilizaciones, de la transformación de un sistema que nos asesina. Es urgente la ruptura de este sistema capitalista patriarcal para que las mujeres podamos vivir con Justicia Social y Dignidad. Porque hemos de tener bien claro que sin la práctica y sin la teoría feminista no habrá emancipación.
Dado el momento preelectoral que estamos viviendo, desde el MDM reflexionamos sobre la necesidad de exigir que los diferentes grupos políticos defiendan una sociedad feminista, una sociedad donde las mujeres no sean tuteladas, no sean ciudadanas de segunda categoría. Ante nosotras se abre la oportunidad de convencer a más de la mitad de la población, a las mujeres, de la importancia de votar opciones políticas que enarbolan políticas de igualdad; que luchan contra la erradicación de las violencias contra las mujeres, y que defienden los Servicios Públicos y el trabajo digno.
Las compañeras Sandra Benfica, del MDM de Portugal y Pau, del Partido Feminista, nos acompañaron en el debate e incidieron en el objetivo común de las organizaciones feministas de transformar la realidad para conseguir la igualdad y una vida plena de las mujeres, de ahí que tengamos que llenar las urnas de indignación feminista para obtener el anhelado cambio.

En definitiva, tal y como señaló la compañera Julia Hidalgo, a la sazón presidenta del MDM, “el Movimiento Democrático de Mujeres tiene la firme voluntad feminista de seguir, porque somos optimistas. La democracia está coja. Adelante. No es fácil, no lo ha sido ni será, pero estamos empeñadas y con unidad seguiremos”.

No hay comentarios: