jueves, 1 de diciembre de 2016

El 4 de Diciembre salimos a la calle. Carta de Antonio Maíllo



"Necesitamos construir un poder popular andaluz, en todos los ámbitos, que haga posible una Andalucía Libre formada por mujeres y hombres libres"
Querida compañera, querido compañero:
El próximo 4 de Diciembre se cumplen 39 años de las movilizaciones masivas en defensa de la autonomía andaluza que tuvieron lugar ese día en las ocho capitales de provincia, un 4D de 1977 en que cerca de dos millones de andaluzas y andaluces salieron a las calles.
 Esta fecha constituye un referente en el imaginario colectivo andaluz y un recordatorio de que los derechos se conquistan, ni se conceden graciosamente por nadie ni se regalan.
La autonomía andaluza debe seguir reivindicándose más si cabe en estos momentos, cuando contra nuestra tierra, situada en la periferia del capitalismo desarrollado, hay una ofensiva del gobierno del Partido Popular con dos objetivos estratégicos:
La gran privatización de los servicios del Estado en sus tres niveles –central, autonómico y local-;
La gran recentralización del modelo territorial.
En esta ofensiva, los ayuntamientos andaluces, pioneros en la lucha por el autogobierno, han padecido la mayor de las agresiones: disminución de recursos y constricción de su autonomía que les ha dificultado mantener políticas al servicio de la mayoría social. Y también lo ha sufrido el autogobierno andaluz, pero con un ejecutivo y una presidenta que lejos de defender los intereses de nuestra tierra se envuelve en la rojigualda y el españolismo más rancio y casposo.
Hoy quiero hacerte un llamamiento, y que lo hagas extensivo, a participar en la MANIFESTACIÓN DEL PRÓXIMO DOMINGO, 4 DE DICIEMBRE, EN SEVILLA, un llamamiento para seguir reivindicando PODER ANDALUZ. Nuestra movilización masiva será otro ejemplo más de lucha y esfuerzo para volver a alzar la voz con solidez, contundencia y alegría en defensa de una Andalucía próspera, justa, libre y radicalmente democrática.
Reclamamos la soberanía sobre nuestro territorio: la soberanía alimentaria, la soberanía energética, la soberanía para reafirmar y desplegar creativamente nuestra cultura, la soberanía para poder acoger a otras gentes y garantizar para todas las personas los derechos humanos.
Para conseguirlo se requiere mucho más que la acción de un partido político o ganar unas elecciones: se requiere la acción de un pueblo. Necesitamos construir un poder popular andaluz, en todos los ámbitos, que haga posible una Andalucía Libre formada por mujeres y hombres libres.
A ello te emplazamos. Te espero, agradeciéndote el esfuerzo que llevas desarrollando en este ciclo intenso de movilizaciones de noviembre de 2016.
Un fuerte abrazo.
Antonio Maíllo Cañadas
Coordinador General de IULV-CA