.

.

jueves, 28 de enero de 2016

Elena Cortés, portavoz parlamentaria de IULV-CA denuncia las condiciones de semi-esclavitud que vive “la mayoría social trabajadora” y propone un “plan de empleo garantizado”

Elena Cortés, portavoz adjunta de Izquierda Unida (IULV-CA) en el Parlamento de Andalucía, ha denunciado que los datos de la EPA conocidos hoy, a pesar de reflejar un descenso del paro, muestran que esto sucede por el aumento de la contratación temporal. “¿Cuántos contratos tiene que tener una persona para decir que tiene derecho al trabajo?”, preguntó Cortés, señalando que “la realidad de Andalucía es la de los contratos precarios y los salarios bajos”.
Para la parlamentaria comunista de IULV-CA, que haya en Andalucía casi 1,2 millones de personas en paro y que los contratos a tiempo parcial hayan aumentado en 23.000, mientras que los contratos a tiempo completo bajan en 47.000, demuestra que “la cuestión social más importante es la de la pobreza, la desigualdad y la precariedad”.
IULV-CA reclama la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012, tanto del PSOE como del PP, que sitúa en el origen primero del aumento del paro y ahora del aumento de la precariedad y la bajada de salarios. “Han servido para poner las condiciones de trabajo a la baja, hasta condiciones de esclavitud laboral”, sentenció Elena Cortés, reiterando la propuesta de IULV-CA: el plan de trabajo garantizado.
Para IULV-CA, según explicó Cortés, venimos de “un año perdido” en la lucha contra el paro en Andalucía, sin ningún avance en el cambio del modelo productivo y ni en la reactivación de la industria, que sigue perdiendo empleos. Igualmente señaló que pese a las iniciativas de la Junta para reactivar el sector de la construcción mediante la rehabilitación también se pierde empleo en este sector.
Para Cortés “ni los españoles ni los andaluces hemos salido de la crisis por más que se empeñen el PP y el PSOE de Andalucía, ni es de recibo que Susana Díaz siga diciendo que Andalucía está en la senda de bajar del millón de parados”.
Izquierda Unida de Andalucía centrará su trabajo parlamentario en la lucha contra la desigualdad, la pobreza y la precariedad
El pasado sábado, 23 de enero, tuvo lugar una reunión del Pleno de Áreas de Elaboración de IULV-CA con el Grupo parlamentario andaluz para abordar las prioridades de trabajo en el periodo de sesiones del Parlamento de Andalucía que comienza en febrero próximo. Elena Cortés, portavoz adjunta de IULV-CA en el Parlamento ha explicado que centrarán sus esfuerzos en “la lucha contra la desigualdad, la pobreza y la precariedad”.
Cortés ha anunciado que para ello, IULV-CA llevará al Parlamento dos iniciativas: la reactivación del grupo de trabajo para la renta básica, una demanda realizada por multitud de organizaciones sociales a través de una ILP, y la ley de suministros vitales, que afronten la situación de riego de pobreza que sufre el 42,3% de la población, según el último informe de la Red Andaluza contra la Pobreza y la Exclusión.
Igualmente, Cortés situó la posición de IULV-CA para el debate de tres leyes “fundamentales para las condiciones de vida del pueblo trabajador andaluz”: la ley de servicios sociales, la ley de salud y la de igualdad. “Hay intentos de privatizar algunos de esos servicios públicos, que deben quedarse en lo público, por la capacidad de control social de los mismos y para evitar la precariedad y las condiciones de semi-esclavitud que conlleva la privatización para sus trabajadoras y trabajadores”, recalcó la portavoz adjunta de IU Andalucía.

Por su parte, la Coordinadora de Áreas, Rosalía Martín, explicó que el objetivo de IULV-CA es que el debate de estas leyes “no se quede entre las cuatro paredes del Parlamento, sino que sean leyes participadas y socializarlas con la sociedad andaluza y con las personas y colectivos especialmente afectados por las mismas”.