sábado, 9 de enero de 2016

El Consejo Andaluz de IULV-CA apuesta por "repensar la izquierda sin miedo a ningún debate" para construir desde la unidad popular “el germen de la izquierda federal rupturista”

Andalucía propondrá que el debate de la Asamblea Federal  de IU sea muy participativo y se condicione desde la base hacia arriba
“La construcción de la unidad popular sigue siendo un elemento central de la hoja de ruta de IU”. Así lo ha valorado el Consejo Político Andaluz de Izquierda Unida que se ha reunido hoy en Antequera tras las elecciones generales del 20 de diciembre y que ha trazado sus tareas políticas para este momento. El máximo órgano de decisión de IULV-CA entre asambleas ha considerado que la unidad popular “tiene que ir más allá de los procesos electorales para conformar un bloque social y político de ruptura democrática en la línea del proyecto fundacional de IU”.
Tal y como se recoge en el informe político debatido y aprobado que presentó el responsable de organización de IULV-CA, Toni Valero, en el Consejo Andaluz del pasado viernes 8 de enero celebrado en Antequera,  “atañe, pasadas las elecciones, congregar a los activistas con los que hemos hecho el programa, las candidaturas y la campaña electoral en cada municipio y provincia” en tanto “el entorno político generado bajo el paraguas de Unidad Popular ha de crecer y fortalecerse con IU”. “Hemos de ser más que aliados tácticos, hemos de ser parte de un mismo proyecto de ruptura con el régimen que perviva a los eventos electorales”, destaca el informe.
El Consejo Andaluz de IU ha analizado el resultado de las elecciones que califica de “duro” con “una victoria del Partido Popular y fuerte descenso en el peso institucional de IU”. En el contexto general “podemos decir que IU ha resistido a duras penas, ya que consigue mantener representación en el Congreso”. “El pronóstico de unas Cortes sin IU no se ha consumado, pero el casi millón de votos a la candidatura de IU-UP se ha traducido en solo dos diputados por la circunscripción de Madrid. Hemos tenido un mal resultado”. En clave andaluza, “hemos alcanzando un 5.77% (256.080) de media en la Comunidad, un resultado peor que el de 2011 pero mejor que el de 2008”.
Por todo ello el Consejo Andaluz asegura tras los resultados y el debate suscitado en la última Presidencia federal de IU en pro de celebrar una Asamblea antes de verano es necesario “abordar en profundidad un debate para repensar la izquierda sin tener miedo a ningún debate”. Por eso, desde Andalucía se apuesta por un proceso asambleario que, en lo metodológico, “ha de ser un proceso muy participativo en el que la afiliación de IU tenga un papel protagonista y ha de ser un proceso abierto a que simpatizantes y gentes de izquierda comprometidas enriquezcan el debate y las propuestas, como ha sucedido en otros procesos asamblearios”. Andalucía propondrá en ese sentido al Consejo Federal ir a una Asamblea donde el debate sea desde la base hacia arriba y no desde arriba abajo.
También se apuesta porque la Asamblea, en lo político, “ha de estar encaminada a ser el germen de la izquierda federal rupturista que confronte el régimen tuneado del 78, a ser un paso determinante en la construcción de unidad popular y a construir una herramienta que deje atrás las contradicciones estructurales de IU ya enunciadas en la última Asamblea como el burocratismo, el modelo partidario frente a movimiento político-social, la preponderancia de lo institucional sobre lo social, etc”.
Y por último, en lo organizativo, la Asamblea “debe crear estructuras ágiles y participativas, donde puedan coexistir modelos de participación tradicional con activistas y nuevas fórmulas de participación y decisión. Una herramienta que esté en el conflicto y la movilización, capaz de organizar a las víctimas de las políticas neoliberales”.
“El reto es enorme”, se asegura porque “es fundamental que IULV-CA, sus militantes, sus simpatizantes,  juegue un papel primordial haciendo propuestas y trasladando el debate a su ámbito de influencia social, aspecto este crucial para convertir el debate asambleario es un acto movilizador”.
“La preparación de la Asamblea requerirá la implicación activa de la federación andaluza. Somos claves para situar el debate en los términos que requiere un proceso asambleario constituyente, en el que IU sea el germen de la izquierda rupturista frente al régimen. Para eso es fundamental abordar los debates con rigor y seriedad, huir de falsas dicotomías y llenar de contenido el concepto de unidad popular con identidad de izquierda anticapitalista, que permita abordar con coherencia las líneas de acción política que nos haga recuperar credibilidad en amplios sectores de la población de izquierda rupturista”, concluye el informe.
IULV-CA denuncia la parálisis del “cogobierno encubierto” de PSOE y Ciudadanos en Andalucía
En el ámbito parlamentario, el Consejo Andaluz de IU ha denunciado la “parálisis gubernamental del cogobierno encubierto de PSOE y Ciudadanos” con “una ausencia de actuaciones estratégicas, ralentización normativa, deterioro de los servicios públicos, inejecución del presupuesto social andaluz...”. En ese sentido critica que “Susana Díaz está más preocupada por quitar el sillón a Pedro Sánchez que por cumplir el programa electoral con el que se presentó: lo aparente se superpone y la política de comunicación de la Junta de Andalucía oculta la mediocre gestión del gobierno en una Comunidad que solo baja del millón de parados en temporada navideña ocultándose la precariedad estructural instalada, los contratos de horas, los salarios de miseria…”. El Consejo Andaluz considera que “tenemos en Andalucía al PSOE más alineado con las tesis conservadoras de la gran coalición”.
“La actual mayoría parlamentaria PSOE/Ciudadanos hace que el debate político en esta X Legislatura esté caracterizado por propuestas regresivas como la rebaja del IRPF, el anuncio de la reforma del impuesto de sucesiones y donaciones o la absoluta inoperancia de la Comisión de Investigación de los cursos de formación, que desde que se constituyó el pasado 1 de octubre no ha avanzado en sus trabajos y nada apunta a que lo haga en el próximo periodo de sesiones”, al tiempo situado al Parlamento como “mera comparsa del Gobierno Andaluz”.
Así ha lamentado que el Consejo de Gobierno haya vetado proposiciones de Ley presentadas por el grupo parlamentario de IULVCA como la Banca Pública o la ley de Participación Ciudadana, y que sigua sin entrar en el Parlamento la Ley de Memoria Democrática.
“Para el siguiente periodo que se abre en febrero y termina en Julio, proponemos iniciativas para combatir la desigualdad, retomar los trabajos del grupo de trabajo parlamentario sobre la renta básica, presentar la ley de suministros mínimos vitales, y fortalecer el control de la acción del gobierno a través de una ley de reforma de la Cámara de Cuentas de Andalucía, además de mantener el debate contra la colaboración público-privada y el seguimiento a los acuerdos en materia de política de aguas”, ha aprobado el Consejo Andaluz y para ello “se habrán de reforzar alianzas sociales y promover o fortalecer el conflicto social en torno a la enorme desigualdad del pueblo andaluz, donde el 43,2% de la población está en riesgo de pobreza y el 60% de la población femenina menor de 30 años se encuentra en paro”.