sábado, 29 de julio de 2017

El PCA rechaza el llamado Pacto de Estado contra la Violencia machista por no contemplar todas las formas de violencia contra las mujeres y minimizar las propuestas del Movimiento Feminista



Elena Cortés: “No puede separarse el debate del Pacto de Estado de las políticas presupuestarias o laborales que nos siguen discriminando”
El Partido Comunista de Andalucía (PCA) considera que el llamado Pacto de Estado contra la Violencia Machista, “no alcanza los mínimos necesarios” para recibir su apoyo como partido y propone mantener “la denuncia y la presión” hasta conseguir el objetivo de “avanzar en los cambios profundos que se necesitan en las políticas de Estado a todos los niveles y que están en la base de la violencia machista”.
Así se ha pronunciado el PCA a través de su responsable del área feminista y portavoz adjunta de IU en el Parlamento andaluz, Elena Cortés, que lamenta que “gran parte” de las propuestas que ha presentado el Movimiento Feminista “han sido minimizadas o directamente ignoradas”, ya que, a su juicio, “no incorpora todas la formas de violencia que se ejercen contra la mujer”, tales como la que son ejercidas por agresores que no mantienen una relación de pareja con la mujer, lo que “viene a poner de manifiesto la visión patriarcal con la que el PP y Ciudadanos entienden las relaciones entre hombre y mujer”.
Asimismo considera “fundamental” la inclusión de acciones de que prevengan y detengan la violencia y no solamente la que se ejerce físicamente, sino “todo tipo de agresiones que sufre la mujer de una sociedad patriarcal”, tal y como ocurre con “la prostitución y la trata de mujeres con fines de explotación sexual o los úteros de alquiler son formas de violencia contra la mujer y como tales tienen que esta recogidas en la ley”.
Por todo ello, desde el PCA aseguran que la violencia machista solo puede ser erradicada “si se elimina el carácter patriarcal” de un modelo de sociedad que el Partido Popular “contribuye a desarrollar con sus políticas económicas y sociales”, por lo que ha denunciado que “no se puede separar el debate” del Pacto de Estado de los debates presupuestarios y de las políticas laborales que siguen manteniendo una discriminación de la mujer. “El PP con su política fomenta y profundiza la división sexual del trabajo” lo que, a juicio del PCA, “provoca más violencia machista”.
Elena Cortés se ha mostrado convencida de que la movilización del Movimiento Feminista, la presión social y “la vergüenza de comprobar la incapacidad de los poderes públicos para frenar el aumento de víctimas” ha obligado a los grupos que sostienen al Gobierno del PP a aceptar la creación de una nueva comisión para plantear este Pacto de Estado.
Desde el PCA, informa, “formaremos parte de las movilizaciones de cara al próximo 8 de marzo” en el que por segundo año “volveremos a convocar una huelga internacional de mujeres”.
Por último, Cortés añade que “entendemos que con el Pacto de Estado, lo pretenden PP y Ciudadanos es un lavado de cara de grupos políticos que siguen manteniendo a la mujer como ciudadanas de segunda”.
PCA apoya a Juana Rivas: “La desobediencia civil puede ser la respuesta ante una justicia injusta”
La responsable del área feminista del Partido Comunista de Andalucía, Elena Cortés ha mostrado hoy el “apoyo y solidaridad” del partido con Juana Rivas, la vecina de Maracena sobre la que pesa una sentencia “absolutamente injusta” que ejemplifica como otras muchas sentencias “que vivimos en una sociedad patriarcal, de la que la justicia forma parte”.
Cortés ha señalado que ante una “situación tan grave como ésta” donde “se obliga a una madre maltratada a dejar a sus hijos con un maltratador condenado por violencia de género”, Juana ha decidido ejercer la “desobediencia civil” y para ello, “además de nuestro apoyo y solidaridad”, puede contar con toda la red que el PCA tiene en Andalucía, “no solo para defender sus derechos, también para ejercer la desobediencia civil que está realizando”.
“Ante esta situación injusta, que ejemplifica lo que significa vivir en una sociedad capitalista y patriarcal”, Cortés considera que “la desobediencia civil y las redes de apoyo mutuo pueden ser una respuesta ante situaciones tan gravísimas de vulneración de Derechos Humanos como la que está viviendo la compañera Juana”.

No hay comentarios: