.

.

sábado, 31 de enero de 2015

El Consejo Andaluz de IULV-CA da luz verde a las “primarias exprés” para elegir las candidaturas provinciales de la izquierda

Maíllo: Salimos a ganar centrados en “la emergencia social” que vive Andalucía
Con la ruptura del pacto de gobierno en Andalucía y la convocatoria de elecciones anticipadas al Parlamento andaluz, para el próximo 22 de marzo, el Consejo Político Andaluz de IULV-CA ha iniciado el proceso de elaboración de las candidaturas provinciales.
La reunión del máximo órgano de dirección política de IULV-CA se inició con la intervención del Coordinador general de IU Andalucía y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo para presentar el Informe político, en el que ha explicado las razones que, a juicio de la dirección, han llevado al PSOE a romper “unilateralmente” el pacto de gobierno y convocar elecciones anticipadas. Maíllo ha señalado que este episodio es “el intento de recomposición del bipartidismo en el que Izquierda Unida, obviamente, es un obstáculo”.
El candidato a la Presidencia ha alertado de que la pretensión de que IULV-CA “no tenga influencia en las políticas que se desarrollen, forma parte de esa recomposición”. Ha añadido además que Susana Díaz ha mostrado “alergia” por la política de izquierdas.
Antonio Maíllo ha querido dejar claro que Izquierda Unida sale a ganar las próximas elecciones autonómicas con un discurso centrado en las necesidades del pueblo y en las medidas que requiere una situación “de emergencia social” como la que se vive en Andalucía, frente a los poderes económicos y financieros y frente a la troika.
El Informe político fué aprobado por la práctica unanimidad de los miembros del Consejo, con tan sólo dos votos en contra.
Primarias exprés para elaborar las candidaturas
El Consejo Andaluz también ha aprobado, por unanimidad, el método para la elaboración de las candidaturas provinciales al Parlamento andaluz y mediante el cual militantes y simpatizantes de IU Andalucía elegirán al primer tercio de la lista de sus provincias de cara a los comicios autonómicos. Según el secretario de organización, Toni Valero, que ha defendido el método propuesto, “es un proceso que cumple radicalmente los Estatutos de IU y en el que todos los hombres y mujeres de IU, sean o no militantes podrán votar a sus candidatos”.
Del 31 al 4 de febrero las asambleas locales deberán reunirse y elevar propuestas de candidatos y candidatas a su dirección provincial correspondiente. La dirección provincial deberá consultar a los propuestos sobre su disponibilidad, excluir a quienes incurran en incompatibilidad contemplada en los estatutos de la federación y ordenar la lista alfabéticamente. Se facilitará desde las direcciones provinciales, dado el poco tiempo, que las asambleas locales que no puedan reunirse, puedan elevar nombres a la lista.
Con esa lista en cada provincia, del 5 al 8 de febrero, afiliados y simpatizantes votarán en asambleas locales o comarcales el primer tercio de la candidatura. Se votarán los nombres de la lista presentada por el Consejo provincial, por separado a hombres y mujeres, para garantizar la paridad de la lista definitiva. En este sentido en próximo jueves 5 de febrero tendrá lugar la Asamblea de militantes y simpatizantes de IULV-CA de Málaga Ciudad para ello, en la sede provincial a las 19:00 horas.
Con los resultados de cada provincia, se elevará una lista con el número de votos obtenidos por cada candidato y candidata. Ya el 10 de febrero, la Ejecutiva andaluza examinará por la mañana las listas recibidas y elevará una propuesta al Consejo andaluz que se reunirá a continuación. Será ese Consejo andaluz, por la tarde del día 10, quien ratificará o modificará la candidatura de cada una de las provincias, respetando el artículo 83 de los estatutos relativo a la limitación de mandatos.
Comisión electoral para las elecciones autonómicas y municipales
El Consejo andaluz también ha aprobado hoy la propuesta de Comisión Electoral para las elecciones autonómicas y municipales y que deberá dar soporte a la Dirección Colegiada de IU Andalucía en este trabajo.
El Coordinador de esta Comisión electoral andaluza será el ex alcalde de Conil de la Frontera y ex viceconsejero de Turismo y Comercio, Antonio Roldán. Dentro del equipo, Toni Valero será responsable de organización; David Pineda e Isabel Lozano se encargarán de los trabajos logísticos y coordinación con las provincias; Javier Moreno asumirá el trabajo de comunicación; Carmen Cantero será la responsable del programa y las candidaturas; las finanzas dependerán de Salva Fuentes; y Manuel García y Lucía Márquez serán vocales dentro del equipo.

Como apoyo a la Comisión Electoral, Paco Artacho se encargará de los procesos relativos a la Junta Electoral; José Antonio Cebrián será el redactor del programa autonómico; y Ana Reina asumirá las relaciones con los colectivos y movimientos sociales. Por último, Javier Quijada asumirá la coordinación del grupo de análisis electoral junto al equipo formado por Jaime Aja, Antonio Buitrago y Manuel Fernández; y Desiderio Cansino asumirá la tarea de coordinación del discurso. A la Comisión se incorpora una representación del área de mujer.

Izquierda Unida de Málaga resalta los proyectos realizados, planes recuperados y políticas que han impulsado en beneficio de los más afectados por la crisis en la provincia

Izquierda Unida ha actuado dentro del gobierno andaluz con coherencia, racionalidad, eficiencia, participación, diálogo y honradez y puede estar orgullosa del trabajo realizado y de todos los proyectos que la coalición ha dejado en marcha y que fiscalizará para que se desarrollen.
El Coordinador provincial de Izquierda Unida, José Antonio Castro, la responsable provincial de Política Institucional, Toni Morillas; el ex delegado de Fomento, Turismo y Comercio, Manuel García Peláez; la parlamentaria andaluza, Dolores, Quintanas, miembros de la dirección provincial y de las delegaciones dirigidas por IULV-CA en una comparecencia el pasado miércoles en la que han hecho balance del trabajo que Izquierda Unida ha realizado en el Ejecutivo Autónomo en la provincia de Málaga, además de dar a conocer los proyectos en marcha o previstos para desarrollar este año y el próximo.
Manuel García Peláez hizo un breve repaso a las políticas emprendidas en la provincia, que en el caso de vivienda y en obra pública ha supuesto un giro de 180 grados a las políticas equivocadas del PSOE. También se ha abierto una importante brecha en movilidad sostenible, “palabra inexistente en el diccionario de la administración hasta este momento”, y se ha trabajado con diálogo y participación, lo que ha permitido desbloquear numerosos problemas.
Se ha puesto en marcha el Plan Andaluz de la Bicicleta, que en Málaga se concreta con más de 70 kilómetros de carriles bici, una inversión de 15 millones de euros y, sobre todo, un cambio en el futuro de la movilidad.
En Marbella ya se había negociado con el Ayuntamiento y se estaba a la espera de la firma del convenio, mientras que en Nerja ocurría otro tanto.
Y algo muy importante, se le ha dato contenido y valor al Consorcio de Transportes, que ahora tiene retos.
Cuando García Peláez llegó a la delegación de Fomento, la rehabilitación llevaba parada desde 2008. Ahora se ha atendido la necesidad de más de 700 viviendas, lo que es decir otras tantas familias de 88 localidades, además de crear empleo y economía para las empresas que han realizado los trabajos. Ese era uno de los objetivos de IU, reactivar el sector sustituyendo la construcción por la rehabilitación. En total, la inversión en Málaga ha superado los cinco millones de euros.
En estos momentos hay más de 600 viviendas en 11 localidades que se están beneficiando.
También se ha procedido a la rehabilitación de edificios singulares en una apuesta por la recuperación del patrimonio. Ese es el caso del Pósito de Vélez Málaga.
También se ha aplicado una política de intervención en las ciudades para hacerlas más habitables, más accesible y ganar el uso de la ciudad por el peatón, el conocido proyecto de Ciudad Amable. En Málaga se han realizado intervenciones en Archidona, El Burgo y Casares, Benalmádena y Alhaurin de la Torre, con una aportación media de la Consejería de 200.000 euros.
El dirigente de izquierdas malagueño ha destacado como una de las actuaciones de la que más orgullosa está la coalición las relativas a la protección de aquellas personas que en situación de riesgo no podían hacer frente a los alquileres de sus viviendas públicas. En Málaga se han entregado 1.70.000 euros. También se está desarrollando las ayudas a familias en situación de desahucio, con un crédito de 2,2 millones de euros y ya estaba preparada la orden, con un gasto de 20 millones, para la ayuda al alquiler para quienes ni superen los 15.000 euros al año.
“IU ha puesto la Administración al servicio de los estafados por la crisis”, señaló García Peláez para referirse a la apertura de una Oficina en Defensa de la Vivienda, que ha evitado 1.500 desahucios en la provincia, algo que ha compartido con los funcionarios de ese departamento, a quienes ha felicitado por el trabajo realizado.
El ex delegado de Fomento ha acusado al PP de impedir con el recurso a la Ley de la Función Social de la Vivienda el desahucio de malagueños, ya que se paralizaron 16 expedientes de expropiación a bancos.
No ha eludido hablar del proyecto de las tecnocasas, para lo que ya estaba previsto cerrar una acuerdo con el Ayuntamiento de la capital que garantizaba la construcción de viviendas públicas, la reversión de algunos solares solicitados por sus anteriores propietarios, la rehabilitación del Corralón de las Dos Puertas y, “en definitiva, de solucionar un problema en la ciudad”.
El trabajo de Izquierda Unida en la provincia ha incidido también en otros proyectos estancaos de gobiernos socialistas anteriores como la conservación y mantenimiento de carreteras y la recuperación de obras paralizadas, como las de Coín-Casa Palma y los accesos a Ronda, con una inversión de más de 5 millones de euros.
El Metro ha sido un ejemplo de la defensa del dinero público, del freno al despilfarro, de la racionalidad en la obra pública y también se ha puesto de manifiesto la necesidad de dialogar y negociar entre administraciones. García Peláez confía en que se siga dando un impulso y se culmine el proyecto en superficie hasta el Hospital Civil, objetivo en 2017.
Estaba a punto de solventarse el problema del Taxi, con una medida que ahorraba dinero al ciudadano y garantizaba ingresos a los profesionales.
Los planes de Turismo, o el apoyo a los pequeños comercios han sido también destacados por el ex delegado. “IU no ha sido neutral en materia de comercio y hemos tratado de manera desigual a quienes son desiguales, apoyando la recuperación del pequeño y mediano comercio, con líneas de ayuda a los centros comerciales abiertos y también a través de las zonas de gran afluencia, garantizando que el grande no se coma al pequeño, que es, además, el que crea empleo”.

El dirigente de IULV-CA aseguró que están orgullosos de haber gobernado de otra forma, porque “sabemos que estas políticas han ido dirigidas a las personas contra los poderosos, a la gente frente a los intereses”.

jueves, 29 de enero de 2015

Declaración política del Comité Central del Partido Comunista de Andalucía ante la ruptura unilateral del acuerdo por Andalucía. Sevilla, 28 de enero de 2015

1. La ruptura unilateral del acuerdo por Andalucía, el desalojo de las consejerías de IULV-CA y la convocatoria de elecciones autonómicas para el 22 de marzo motivan la convocatoria extraordinaria de este Comité Central para concretar de manera unitaria nuestro discurso y nuestra práctica política en la actual coyuntura.
2. El acuerdo por Andalucía, firmado en 2012, obtuvo un amplio respaldo democrático de la militancia de IULV-CA. Mediante referéndum, dimos una nueva lección de democracia interna y participación cívica en una organización que, desde su fundación, hace ahora 30 años, ha estado siempre explorando nuevos métodos que superasen la vieja política y diesen respuesta a los retos que la sociedad exige de las organizaciones partidistas.
3. La audacia a la hora de innovar nos llevó a desarrollar mecanismos para la rendición de cuentas ante nuestra militancia, nuestros simpatizantes y nuestro electorado. De ahí que, por primera vez, una organización celebrase una asamblea de balance con participación directa desde las bases. Dicha asamblea, celebrada en diciembre, arrojó un amplio respaldo democrático para que se desarrollasen y cumpliesen aquellos aspectos del acuerdo por Andalucía que, dada la situación social, política y económica de nuestra tierra, debían prevalecer hasta el final de la legislatura.
4. La honda preocupación social y la desafección política que la corrupción provoca tenían que traducirse en la adopción de las reformas legislativas oportunas, así como en la clarificación de las responsabilidades políticas correspondientes. La transparencia y la participación ciudadana en los asuntos públicos debían acompañarse con un señalamiento firme de los corruptores y con la adopción de medidas que impidiesen el secuestro de la política y la democracia en manos de los especuladores o gracias al clientelismo. La petición de IU de que se investigasen todas las tramas de corrupción que se han podido desarrollar en nuestro territorio, y que afectaba a PP y PSOE ha sido respondida con un blindaje de ambos partidos en la Cámara de Cuentas para los próximos seis años.
5. Así mismo, el objetivo estratégico de IULV-CA en esta legislatura, es decir, sentar las bases legales para la modificación radical del modelo productivo, basándose en los aspectos más avanzados del Estatuto de Autonomía, dependía, y depende, de la implantación de una entidad pública de crédito con ficha bancaría, que diese soporte a las necesidades del tejido productivo y orientase la inversión hacía la generación de empleo de calidad; de la puesta en marcha del banco de tierras y de la adopción de una Ley Integral de Agricultura que terminase con el poder omnímodo de la gran distribución y corrigiese el desigual reparto de la tierra; de la implantación de una Renta Básica en desarrollo del derecho subjetivo reconocido en el artículo 23 del EA; de la atención al grave problema que la pobreza provoca a la hora de acceder a bienes públicos como la energía o el agua.
6. La necesidad de modificación del modelo productivo tiene para el PCA su referencia en el manifiesto-programa acordado en el XI congreso. La difusión y debate de esta propuesta cobra una nueva centralidad en estos momentos. Nuestra principal preocupación es que las graves consecuencias sobre el trabajo y su calidad del actual modelo se reviertan. El conflicto de clase se expresa en Andalucía con especial violencia, con más de un millón de parados y con unas cotas inmorales de precariedad, temporalidad y trabajo “sumergido”. A eso respondemos reivindicando la soberanía, no solo política, sino sobre todo económica de Andalucía frente a los intereses especulativos y del gran capital que han condenado a nuestra tierra al paro, la pobreza y la precariedad.
7. IULV-CA ha sido la punta de lanza para el blindaje de los servicios públicos. Presupuesto a presupuesto, hemos conseguido el mantenimiento del capítulo de personal en sanidad y educación, y hemos subordinado la aprobación de los mismos a cuestiones como la banca pública o más concretas como la subida del 75 al 100% de la jornada y emolumentos del personal sanitario eventual. Esta resistencia frente a que los recortes afectasen a lo más importante está también en juego el próximo 22 de marzo. Ya conocemos al PSOE que privatiza.
8. Hoy, tras la ruptura unilateral del acuerdo por Andalucía por parte de la presidenta de la Junta de Andalucía y el desalojo de nuestros representantes en el Consejo de Gobierno, queremos expresar los verdaderos motivos que han dado pie a esta situación. El pueblo andaluz debe saber que la expulsión de IULV-CA del gobierno, y la convocatoria de elecciones, responden al intento del Bloque aún dominante de atajar la influencia, la relevancia y la capacidad de IU para el desarrollo de políticas de izquierda.
9. Los Consejos de administración de los grandes grupos financieros, constructores, comerciales y mediáticos no soportan que se les impongan multas millonaria a los bancos; que se haya dado fin en este tiempo a la colaboración público-privada, mermando los beneficios empresariales y la capacidad de influencia privada en la planificación estratégica de las infraestructuras; no soportan la posibilidad de que una entidad pública de crédito compitiese con el sector financiero privado rompiendo su dinámica oligopólica; que se impusiesen límites a la especulación urbanística que acompaña a los campos de golf; que se atacase a los intereses de las grandes superficies comerciales defendiendo al pequeño comercio; que se coloque la solidaridad internacionalista con los pueblos oprimidos por delante de los intereses de la disciplina atlántica ligada a los EEUU; que se blinde la titularidad pública para garantizar los derechos sociales; que la transparencia y la equidad sustituyesen al clientelismo en la concesión de subvenciones públicas y en la financiación municipal; que la banca tenga deberes ante sus clientes; que se le pueda expropiar el uso de una vivienda a la banca para garantizar el derecho a techo frente al drama de los desahucios; que el dinero público se destine a la garantía de los mínimos vitales frente a los intereses de las grandes corporaciones energéticas; un reconocimiento y garantía de los derechos a la verdad, la justicia y la reparación, desde el estado; etc.
10. Ya definimos el bipartidismo como el régimen que permite la ligazón y la subordinación del poder político a los intereses de las corporaciones. Por lo tanto, el PCA considera la ruptura unilateral del acuerdo por Andalucía, como un golpe desesperado del bipartidismo contra la fuerza política que, desde la izquierda, ha demostrado que otra manera de gobernar es posible. El mantra neoliberal de que “no hay alternativa”, ha quedado en entredicho, y eso es algo que no debe permitirse.
11. El relato de la ruptura enunciado por el aparato del PSOE-A ha colocado a IU, a las políticas de izquierdas, en el núcleo de la discusión política. Consideramos que la convocatoria electoral supone un plebiscito sobre si es necesario que un gobierno autonómico como el andaluz desarrolle políticas de izquierdas que pongan en jaque a los intereses oligárquicos y pongan la economía al servicio de los intereses del pueblo trabajador.
12. Hoy, el Partido Comunista de Andalucía hace un llamamiento solemne al pueblo andaluz de izquierdas. A todos y todas que se consideren progresistas, socialistas o de izquierdas les decimos que el desarrollo de políticas al servicio del pueblo frente a la oligarquía y el clientelismo dependen y dependerán del respaldo que IULV-CA obtenga en las urnas el próximo 22 de marzo. Nos preguntarán mil veces con quién vamos a pactar entonces, nos querrán situar como una fuerza subsidiaria de unos o de otros, tratarán de erosionar nuestra autonomía política. Nosotros y nosotras respondemos que pactaremos con la política y con el programa. No tenemos intereses distintos a los del pueblo trabajador andaluz, y para ello hay que situarse frente a la oligarquía y los corruptos.
13. Las elecciones del 22 de marzo son una oportunidad para la derrota del bipartidismo y, por lo tanto, para la acumulación de fuerzas que permita la apertura de un proceso constituyente democrático que le dé al pueblo español la oportunidad de construir otro modelo de país. Convocamos al pueblo andaluz a conseguir este objetivo, derrotando al bipartidismo y alzando la voz desde el sur, derrotando al miedo, acompañando al pueblo griego. El PCA felicita al pueblo griego por su apuesta política. Esta victoria frente al miedo puede ser el inicio de una ola de revolución democrática desde el sur de Europa, desde el mediterráneo, a la que Andalucía puede sumarse.
14. Las elecciones se celebrarán justo un año después de que la exigencia de Pan, Trabajo y Techo rebosase las calles de Madrid. Desatar el conflicto social, acumular fuerzas desde la movilización, se nos antoja imprescindible frente al circo mediático. La conformación de un Bloque Social y Político que esté en disposición de disputar el poder es una condición necesaria para construir otro país. Y ello sólo se consigue mediante la praxis movilizadora. Es por esto que realizamos un llamamiento a la participación en la movilización del próximo 28 de febrero en Sevilla. Pero sobre todo llamamos a nuestra militancia y a nuestros simpatizantes a que redoblen su compromiso con la movilización barrio a barrio, tajo a tajo, estando, como hemos estado y vamos a seguir estando, en el conflicto, del lado de los débiles frente a los poderosos. No es posible separar el conflicto y la movilización de la batalla electoral, y no lo vamos a hacer.
15. El PCA apuesta por convertir la lucha de las mujeres en uno de los centros de esta batalla electoral. La defensa de los servicios públicos, los conflictos en torno a los cuidados, la defensa de los espacios públicos para la reproducción de la vida social y las luchas victoriosas contra los intentos de intervenir directamente en la vida de las mujeres, como el aborto, hacen de las mujeres un sujeto imprescindible para la revolución democrática.
16. El 28 de febrero no es una cita más. Este año cobra un significado especial para la izquierda. El colapso del régimen emanado de la Transición se está expresando también en forma de conflicto en torno a la plurinacionalidad del estado español. En este contexto, volvemos a afirmar que la posibilidad de alcanzar el sueño de una España Federal y Republicana depende del papel que juegue Andalucía y su pueblo. Y que ese papel relevante de Andalucía solo se consigue desde la movilización y el conflicto social.
17. El PCA vuelve a manifestar que la unidad en las calles y en la movilización debe tener tener su reflejo en las instituciones. Por lo tanto, volvemos a dirigirnos a las fuerza políticas y sociales que compartan la necesidad de construir otro país, desde una perspectiva anticapitalista, a la convergencia electoral para ser más fuertes frente al bipartidismo.
18. Hoy, el PCA ratifica su respaldo político a la figura de Antonio Maillo como coordinador y candidato a la presidencia de la Junta; el PCA felicita y se felicita de que Alberto Garzón vaya a ser el candidato a la presidencia del gobierno de España; reconoce y se muestra orgulloso del trabajo realizado por nuestros compañeros y compañeras, camaradas, al frente de sus diversas responsabilidades en el seno del gobierno andaluz: desde los consejeros a los representantes en los territorios, pasando por todas las estructuras, en las que hemos demostrado que se puede gobernar de otra manera, transparente, austera y al servicio del pueblo trabajador. Y sobre todo queremos reconocer con admiración y respeto el trabajo realizado por las diputadas y diputados del Grupo Parlamentario de IULV-CA, y su equipo. Ellos y ellas han demostrado que es posible trasladar los problemas de la gente al parlamento sin hipotecas por servir de soporte a un gobierno, que la reivindicación, la crítica y la lucha se hace también en las instituciones al servicio de un proyecto estratégico, con lealtad y con unidad.

19. Las elecciones de 2012 supusieron la derrota de la marea azul del PP en Despeñaperros; las elecciones de 2015 van a suponer la derrota del bipartidismo. Afrontamos las elecciones con alegría ante una oportunidad histórica para golpear el régimen bipartidista de la precariedad, los privilegios y la corrupción; y con optimismo al saber que IU es la única fuerza con voluntad y capacidad de derribar este régimen. Vamos a unir el hilo de la izquierda de la transformación social profunda que necesita Andalucía con el hilo de cambio de político que demandan amplias capas sociales, en un proyecto de revolución democrática que ponga el poder político al servicio de las necesidades sociales de la mayoría social trabajadora.

miércoles, 28 de enero de 2015

Ante la ruptura del gobierno andaluz. Declaración de la UJCE de Andalucía

Desde la Juventud Comunista en Andalucía entendemos que la expulsión de IU del gobierno andaluz y el correspondiente adelanto electoral, ha puesto en evidencia una vez más algo que la UJCE venía planteando desde el principio; el carácter del PSOE como partido del régimen, más preocupado en garantizar el actual estado de las cosas, que en aplicar las políticas sociales de las que tanto hablan en su discurso político.
El pasado 21 de Diciembre, Izquierda Unida Andalucía realizó una asamblea de balance, donde la militancia pudo debatir y reflexionar sobre el papel de IU en el gobierno. Tras el debate colectivo se planteó la necesidad de iniciar una ofensiva política en la Junta de Andalucía que permitiera la aplicación de reformas y medidas urgentes, enfocadas a aliviar las consecuencias de una crisis económica que ha golpeado nuestra tierra con mucha más fuerza que en otros territorios del estado. La puesta en marcha de una renta básica, garantizar los suministros básicos de luz y agua, el impuesto a las grandes superficies o la creación de una banca pública, fueron algunas de las principales medidas a las que Izquierda Unida no estaba dispuesta a renunciar.
Andalucía vive actualmente una situación de verdadera emergencia social, en la que 3,5 millones de personas, casi el 40% de su población, vive en riesgo de exclusión y pobreza. Una cifra que, en el caso de la infancia, asciende al 45,3%. La pobreza azota a nuestra tierra con mayor virulencia que en el resto del estado, siendo el territorio con mayor número de desahucios: hasta 2.105 se registraron en el tercer trimestre de 2015, algo que podría haberse evitado en gran medida si la ley antidesahucios aprobada a propuesta de IU no hubiera sido bloqueada en el tribunal constitucional por un recurso del gobierno de Rajoy.
Ante esta situación, ya no basta con evitar recortes en educación o sanidad, sino que resulta absolutamente necesario poner en marcha medidas urgentes enfocadas a rescatar a las víctimas más golpeadas por la crisis capitalista. La conclusión de la asamblea de balance fue clara: IU no quería estar en el gobierno a cualquier precio ni para ocupar sillones, sino para aplicar políticas en favor de la mayoría social. Se escogió Julio de 2015 como fecha para evaluar el grado de cumplimiento de estas medidas, acordando la convocatoria de un referéndum sobre la salida del gobierno en caso de que no se hubieran podido cumplir los objetivos marcados. Esta apuesta decidida por aplicar políticas en favor de la clase trabajadora, así como las recientes multas millonarias que desde la Consejería de Vivienda se han impuesto a grandes bancos por incumplir con la función social de la vivienda, ha hecho disparar las alarmas de la oligarquía, que no está dispuesta a renunciar a ninguno de sus privilegios ni a paralizar sus planes austericidas.
Además, a la negativa del PSOE a aplicar políticas verdaderamente de izquierdas, hay que sumarle otros dos elementos fundamentales: Las ambiciones personales de Susana Díaz y el miedo a nuevos escándalos de corrupción de anteriores gobiernos andaluces. Parece evidente que el adelanto electoral y la fecha escogida forman parte del plan personal de la actual presidenta de la Junta, confiada en que logrará unos buenos resultados en Andalucía, ayudándola a reforzar su posición interna en el partido, como elemento clave ante unas futuras primarias contra el actual secretario general del PSOE.
Por otro lado, la declaración pública de que IU tenía la intención de abrir una comisión de investigación sobre la corrupción en Andalucía. El objetivo era no sólo esclarecer el escándalo de los cursos de formación gestionados por el anterior gobierno del PSOE, sino investigar toda la corrupción en nuestra tierra, incluidas ramificaciones del caso Bárcenas o de la trama Gürtel.
Finalmente, la amenaza de una comisión de investigación ha sido otro de los factores fundamentales que han llevado a la disolución del parlamento andaluz por parte de Susana Díaz. Una extraña "lucha implacable" contra la corrupción, a lo que se suma el nombramiento de tres parlamentarios pre-imputados por el caso de los ERE como miembros de la diputación permanente, manteniendo así su condición de aforados a pesar de la disolución del parlamento; evitando un posible enjuiciamiento.
La apuesta de la oligarquía: ¿Gran coalición en Andalucía?
A pesar de presentarse como proyectos políticos contrapuestos, lo cierto es que los dos partidos del régimen (PPSOE) han sabido ponerse de acuerdo cuando éste parecía tambalearse; la reforma del art. 135 de la constitución o el nombramiento de Felipe de Borbón como rey son dos ejemplos claros de ello.
En Andalucía ya hemos tenido dos tentativas de un pacto entre PP y PSOE, donde el Partido Popular se ofrecía a sostener un gobierno de Susana Díaz sin Izquierda Unida. La primera fue tras la crisis de gobierno que generó el realojo de las vecinas de la Corrala Utopía, y la segunda se realizó recientemente tras el anuncio del posible adelanto electoral.
Si bien este pacto de gobierno no ha llegado a materializarse por el momento, lo cierto es que ambos partidos han llegado a un acuerdo importante con la finalidad de blindar su poder institucional ante unas elecciones rodeadas de incertidumbre. La más que previsible derrota del bipartidismo será suavizada gracias al control de la Cámara de Cuentas, un órgano de fiscalización presupuestaria que pasará a estar en manos del PPSOE hasta 2017, tras un vergonzoso reparto de sillones. Esta no es más que la respuesta del bipartidismo ante la intención de investigar todos los casos de corrupción en Andalucía, que afectan tanto al PSOE como al PP y que, impidiendo el acceso a nuevos grupos políticos, pretenden ocultar el uso dado a los recursos públicos por su parte.
Nuestra tarea: Construir Poder Popular
Los objetivos políticos que la militancia de IU se marcó como acción de gobierno ya no son posibles en el corto plazo; sin embargo, eso no significa que las comunistas estemos dispuestas a renunciar a ellos. Nuestra tarea es pelear en la calle lo que judicial o políticamente se nos ha bloqueado desde las instituciones heredadas del régimen del 78; la movilización y la organización popular son elementos indispensables para una fuerza política que aspira a superar el actual marco institucional, dado que cualquier victoria electoral no traerá consigo un verdadero cambio si no va acompañada de un pueblo organizado capaz de resistir los ataques de una clase dominante que no está dispuesta a perder ninguno de sus privilegios.

Es la hora de centrar nuestros esfuerzos en impulsar y construir el poder popular en los pueblos y barrios de Andalucía, organizando a las víctimas de la crisis en la pelea por nuestros derechos, una lucha que debe estar siempre presente en las calles y en las instituciones.

Antonio Romero: “Izquierda Unida ha dado muestras de su responsabilidad política y ha garantizado que la derecha no entre a saco en Andalucía”

Carta abierta a la ciudadanía
Estimada/o Ciudadana/o:
Susana Díaz ha impuesto su agenda personal, es decir, el calendario que le interesa, que le viene bien a sus intereses políticos personales. De ninguna forma esta decisión de adelantar las elecciones está motivada por el interés general de Andalucía, es una convocatoria pensando en Pedro Sánchez, es decir, en la pugna que mantiene con el actual Secretario General por el liderazgo del PSOE y ha medido los tiempos con la pregunta egoísta de  ¿qué hay de lo mío?. El argumento de que se avecinaba una época política de inestabilidad no puede sostenerse cuando la recta final de la legislatura estaba garantizada presupuestariamente y esa garantía de la estabilidad la daba el cumplimiento del pacto de gobierno con Izquierda Unida.
El incumplimiento del pacto alcanzado para formalizar el gobierno de coalición era la fuente de la posible conflictividad, por ello a los tiempos de su carrera política personal hay que unir su escaso entusiasmo para cumplir lo acordado en asuntos como la puesta en marcha de la banca pública, el banco de tierras y la renta básica, entre otros.
Con el pacto se pretendía un gobierno de resistencia frente a la derecha y a la agresividad de la política neoliberal, intentando conseguir un avance significativo de políticas progresistas que contenía dicho pacto de gobierno.
Izquierda Unida ha tenido un coste por situar el interés general de Andalucía por encima de sus intereses partidistas, poniendo su fuerza institucional al servicio de los andaluces y de las andaluzas evitando con solvencia los ataques de la derecha e impidiendo que entrara a saco en Andalucía como lo ha hecho en Madrid, en el país Valenciano y en otros lugares.
Esta legislatura tendría que haber finalizado en su tiempo legal porque el balance era positivo para las mayorías trabajadoras de Andalucía.
La defensa de lo público, la lucha contra los recortes y contra la eliminación de los derechos sociales ha sido una brújula para IU en el gobierno.
El proyecto de Ley de defensa de los consumidores de productos hipotecarios, uno de los problemas más importantes que muchos ciudadanos han tenido en este período de crisis, y van a seguir teniendo porque la crisis continua, es lo relacionado con créditos hipotecarios. Unos contratos crediticios que se han asentado sobre el abuso, obligando a firmar seguros abusivos, tarjetas de crédito obligatorias.... cláusulas abusivas a las que se iba a poner fin, o al menos un instrumento de defensa para la "ciudadanía".
Desde la Vicepresidencia de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, por su carácter de transversalidad, se han impulsado políticas de protección sociales relacionadas con la pobreza energética y el "desahucio energético" que muchas familias estaban sufriendo. Fundamentalmente en lo referido a cortes de agua y de luz. En 2014 se pusieron sobre la mesa 7,5 millones de euros para este fin, no pudiéndose haber aprobado aún el Decreto pertinente ante las resistencias habidas por parte del PSOE debido a la oposición de los monopolios empresariales vinculados al sector (ENDESA, IBERDROLA, Aguas de Barcelona...), agarrándose a la idea de que la energía no es un "derecho humano".
Susana Díaz, que podía haber optado en su momento a las primarias y a la dirección de su partido, no lo hizo y ahora la segunda vez que pasa el tren está dispuesta a subirse y va a utilizar Andalucía como un apeadero hacia su estación de destino que es Madrid.
Andalucía no debe ser el tren lanzadera de las aspiraciones y la ambición de Susana Díaz.
Izquierda Unida ha demostrado su capacidad de gestión en el gobierno y su apuesta por la estabilidad y su lealtad a la literalidad de los acuerdos alcanzados.
Izquierda Unida, por primera vez en su historia, en tiempos muy difíciles con una ofensiva del capitalismo salvaje contra los derechos de los trabajadores/as, el desmantelamiento de las políticas sociales y la privatización de lo público, era un tsunami que amenazaba a todas las instituciones del estado en España. En Andalucía la voluntad del pueblo andaluz, que resistió como nadie este vendaval, impidió que la derecha política encabezada por Arenas se hiciera con la mayoría y por ende el poder en Andalucía. Los andaluces y andaluzas dieron otra mayoría.
Izquierda Unida estuvo a la altura del pueblo andaluz formando un gobierno de coalición desde esa mayoría con el PSOE, que impidió que el PP que babeaba y se frotaba las manos entrara a saco en Andalucía. En Despeñaperros, se le paró los pies a la derecha y a los poderes fácticos y económicos.
Izquierda Unida consultó a su militancia a través de un referéndum que dio luz verde al pacto de gobierno alcanzado.
La línea política, jurídica y de gestión del gobierno andaluz es de resistencia de acuerdo con la división competencial del estado de autonomía, pero en el marco de nuestro  estatuto se han impulsado leyes como la de Participación Ciudadana, la de Memoria Histórica, la Ley de la Función Pública de Vivienda, etc..  En esta etapa ha habido manos meciendo la cuna de este gobierno, el Sr. Botín, por ejemplo, vino aquí a jalear a Susana Díaz porque Elena Cortés y su equipo situaban la vivienda como derecho humano y no como activo mercantil.
Susana Díaz quitó las competencias a la Consejera de Fomento y Vivienda y, al final, se demostró que el realojo de la Corrala Utopía se hizo bien desde la defensa de los Derechos Humanos. La ley terminó recurrida por el PP y paralizada por el Tribunal Constitucional que actuó como brazo armado de la banca española.
Ha habido otras presiones como la del Consejero de Repsol o de Gas Natural, Felipe González, para hacer prospecciones en Doñana; también de las grandes superficies comerciales ante la medida impositiva de la Consejería de Turismo y presiones fortísimas de los sectores del viejo régimen contra la Ley de Memoria Histórica, también de las grandes empresas farmacéuticas. Izquierda Unida en momentos como la retirada de la competencia en vivienda, barajó su salida del gobierno y decidimos continuar porque nos imaginamos que un gobierno de coalición con el PP siguiendo las directrices de la Troika, el daño en Andalucía sería de unas proporciones gigantescas.
Izquierda Unida ha sido leal al pueblo andaluz y al programa, la señora Díaz no ha ganado aún ningunas elecciones y ha actuado con prepotencia y con personalismo, incluyendo la decisión del adelanto electoral, es decir, a ella le gustaría tirar el penalti decisivo y al mismo tiempo ser el portero para pararlo.
En esta situación política en la que se anuncia el fin del bipartidismo monárquico y corrupto poniendo de  manifiesto el divorcio entre la ciudadanía y sus representantes, Izquierda Unida está ocupada en sacar adelante la Renta Básica, la Banca Pública, el Banco de Tierras, y las Políticas Sociales y la Sra. Díaz se preocupa de ajustar el calendario electoral a su batallita en el interior del PSOE, defendiendo un modelo que se cae a pedazos, el modelo monárquico liberal.
Hay muchos elementos difíciles de comprender y cuya certeza no tenemos, pero la existencia de una "agenda oculta" compartida entre el PP y el PSOE es más que probable. Una agenda que les ha llevado a firmar un acuerdo para la renovación de los cargos que hay que renovar de la Cámara de Cuentas de Andalucía, un blindaje a la corrupción, y una antelación a la modificación de la correlación de fuerzas en las próximas elecciones andaluzas. La deslealtad es absoluta, sin haberse roto formalmente el Pacto de Gobierno, PP-PSOE pactan a las espaldas de Izquierda Unida como ocurrió en el caso de la Comisión de los EREs.
A pesar de las resistencias del PSOE, el Decreto estaba "enjaretado", pero previendo su posible recurso por el Gobierno Central del PP (ya lo ha hecho con uno similar en Cataluña) se habían previsto para este años unos 20 millones de euros... casualmente lo mismo que ha habido que modificar de forma apresurada para poder convocar las elecciones andaluzas, que como es lógico, no estaban previstas en el Presupuesto ni en la hoja de ruta del pacto de gobierno. Independientemente, ante las posibles situaciones, desde la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales se tenía preparado el Plan B, que era la vía impositiva a las empresas energéticas para poder financiar la seguridad de los mínimos vitales para la población en peligro de excusión.
Un elemento muy a tener en cuenta en el desencadenamiento de esta situación de ruptura en Andalucía. Izquierda Unida desde el comienzo advirtió al PSOE que no estaba dispuesta a caminar junto a corruptos ni "posibles", por lo que en el camino quedaron Griñán, Aguayo... y otros/as vinculados a los EREs y otros procesos. Pero la cruzada anticorrupción de IU la iba a llevar más allá. En la Asamblea extraordinaria convocada en diciembre de 2014 con el objeto de evaluar la acción de gobierno, el Coordinador General Antonio Maillo, anunció que el Grupo Parlamentario Andaluz presentaría una propuesta de Comisión e Investigación de "toda" la corrupción, "de FITINOVO a la trama GÚRTEL", pasado como no podía ser de otra manera por los cursos de formación, etc. Así las cosas, las presiones internas en el PSOE y la hoja de ruta de la "plenipotenciaria" secretaria general del PSOE, Susana Díaz, no podían permitirlo. Ahora se pone sobre la mesa la posibilidad de blindar con el aforamiento a los principales encausados de los EREs a través de su inclusión en la Diputación Permanente, ya que la convocatoria de elecciones interrumpe el aforamiento de diputados y diputadas.
Le advierto Sra. Díaz que con ansiedad (y usted tienen mucha ansiedad), no se marcan goles, los delanteros que la sufren no ven la red de la portería, esperemos que el pueblo andaluz tome nota del papel de cada uno.
Aviso a navegantes, Artur Mas las adelantó creyendo que iba a por lana y quedó trasquilado. Usted no ha hecho un adelanto sino una ruptura, romper con IU estaba en el guión de la agenda oculta.
Antonio Romero Ruiz.
Ex parlamentario andaluz de IU LV-CA.

Coordinador de la Red de Municipios por la III República.

martes, 27 de enero de 2015

Los tiempos se aceleran, todo va más deprisa

Toni Valero Morales
Responsable de organziación de IULV-CA
Los tiempos se aceleran, todo va más deprisa. Los tiempos políticos no terminan de agotarse cuando ya está empezando uno nuevo que no se sabe si llegará a su fecha de caducidad. Nada nuevo en tiempos de crisis sistémica pero, no por consabido, menos extraordinario. Quizá por eso, antes de volver a esprintar, es necesario hacer algo de memoria, aunque sea reciente (si bien la memoria reciente nos retrotrae a contextos sociopolíticos que hoy parecen remotos) desde la cual elucubrar hipótesis de futuro.
Hace menos de tres años, en marzo de 2012, se celebraron las últimas elecciones autonómicas en Andalucía. Pocos meses atrás el Partido Popular había conseguido mayoría absoluta en el Congreso y, según las encuestas, Andalucía iba a correr el mismo destino que el resto del Estado: ofensiva neoliberal con la troika en el puente de mando. Grecia, Irlanda y Portugal ya habían sido “rescatadas” de un cautiverio de mínimos derechos sociales y las noticias del desastre social en esos países impactaban diariamente en nuestros telediarios. Así, la Gran Coalición entre conservadores y “socialdemócratas” europeos, utilizó el paro desbocado y la enorme deuda pública española (contraída tras el rescate al sector bancario) como aviso del inevitable destino compartido de España y Grecia. Al país enfermo había que hacerle una sangría para salvarlo. Precisamente se aplicó a rajatabla la doctrina del shock: crear miedo en la población ante un futuro apocalíptico para aplicar medidas que, de facto, nos llevaban a dicho apocalipsis. No obstante, el Partido Popular no supo medir bien los tiempos y aceleró demasiado la aplicación de recortes. El error lo pagaron perdiendo la mayoría absoluta que las encuestas le daban en Andalucía para el 25 de marzo de 2012. Un mes antes de dichas elecciones el presidente de la CEOE manifestó que a los trabajadores que rechazaran un trabajo habría que mandarlos a Laponia. Así de envalentonada estaba la derecha, y el resto temblando.
Pero esa hoja de ruta trazada desde Bruselas por la Gran Coalición y ejecutada gustosamente por el Partido Popular tuvo un revés: las elecciones andaluzas dieron la llave de gobierno a la izquierda. Izquierda Unida, que por aquel entonces hacía campaña contra el austericidio de Bruselas y que venía de ser parte protagonista de dos huelgas generales, subió electoralmente y complicó la agenda neoliberal.
IU entró en el gobierno por dos razones. Parar al Partido Popular y evitar que el PSOE gobernase en minoría pactando con el Partido Popular las políticas de la Gran Coalición europea. Se apostó por resistir a la troika. Con IU en el gobierno se abrían posibilidades de distintos escenarios de futuro. Con el bipartidismo en crisis, IU participaba de un gobierno desde el que ejemplificar políticas alternativas y la capacidad de tejer alianzas con los sectores de la sociedad andaluza que más sufrían la crisis. La flecha electoral de IU apuntaba hacia arriba en todo el Estado mientras PP y PSOE bajaban. En el 2012 y 2013 también se intensificó la movilización social. Hacía falta, tanto como hoy, un engarce entre la lucha en la calle y el poder institucional y eso empezó a cuajarlo Izquierda Unida. Mientras el movimiento antidesahucios crecía por doquier, en Andalucía IU sacó adelante, no sin trabas del “socio” de gobierno, una Ley por la función social de la vivienda. Esa ley (que sigue recurrida por el Partido Popular) encerraba una enorme potencia política. Primero porque cuestionaba la clave de bóveda del capitalismo: anteponiendo las necesidades sociales a la propiedad privada. Segundo porque demostraba que sí se podía ser una fuerza política que conectase la lucha social con la institucional desde el gobierno. Hubo muchas otras medidas que materializaron este objetivo de hacer trasladar reivindicaciones de la lucha social al BOJA, pero ésta fue la más sonada.
Con el bipartidismo en crisis, el régimen tenía que renovar al polo de la alternancia que se hallaba en la oposición.Se produjo el relevo de Griñán, un social liberal de la vieja guardia pero con criterio propio como para no dejarse arrastrar al hoyo que le quería hacer cavar la Gran Coalición, por Susana Díaz. No hace falta definir políticamente a Susana Díaz. Simplemente cabe señalar que desde su presidencia se dio un serio freno al desarrollo del acuerdo de gobierno. La tramitación de leyes pactadas se eternizó y se dieron crisis innecesarias provocadas por su histrionismo político. Desde un inicio no dejó de lanzar guiños a sus amigos del Ibex 35. No en vano, el anteproyecto para crear una Banca Pública vino precedido de su rotunda negativa (pública y publicitada) a solicitar ficha bancaria para el ente de crédito. Finalmente el anteproyecto sí incluyó la ficha bancaria porque era una de las condiciones que IU puso para aprobar los presupuestos de la JUNTA. Aprobados los presupuestos Izquierda Unida realizó una asamblea de balance en la que vino a ratificar el apoyo al Acuerdo de Gobierno emplazando a cumplir las medidas pendientes. Se puso el foco en aquellas atienden a la mejora de las condiciones materiales de existencia de la mayoría social: renta básica, garantizar suministros mínimos vitales, etc. Y también se exhortó a seguir investigando la corrupción en Andalucía, tanto la de gobiernos anteriores del PSOE como las ramificaciones de la Gürtel.
Sin duda, a la oligarquía andaluza y española no le hace ninguna gracia la presencia de IU en el gobierno. La ausencia de corrupción en el gobierno desde la llegada de IU impidió la renovación de anteriores prácticas clientelares, las multas a los bancos impuestas desde la consejería de Fomento señalaron a los culpables del déficit habitacional en nuestra comunidad o la pretensión de crear un banco de tierras, que hiciera realidad la secular demanda del campo andaluz de “la tierra para el que la trabaja”, son ejemplos de lo incómodo que es para el régimen la presencia de IU en el gobierno de una comunidad autónoma.
Mientras tanto, la renovación en PSOE federal se hace con tal debilidad que no es garantía ni para los que la orquestaron. Con apoyos envenenados a Pedro Sánchez, Susana Díaz dejaba desde un principio la brújula de su carrera orientada a Ferraz. Recorrer ese camino no se le antoja difícil con un PSOE en declive electoral y en seria descomposición ideológica.
En consecuencia, tras las navidades Susana busca la crisis que justifique su ruptura unilateral. Se prueba con el anuncio del viaje al Sáhara de Diego Valderas y se continúa con la hipotética convocatoria de un referéndum en IU sobre la permanencia en el gobierno. Ambos argumentos no necesitan mucha atención: el viaje no se ha hecho y el referéndum no se ha convocado. Pero da igual. La brújula apunta a Ferraz y el combustible lo pondrán aquellos damnificados por la presencia de IU en el gobierno: los amigos del Ibex 35.
Será por casualidad, pero en estos días acontecen más hechos que no son fortuitos. Por una parte la vieja dialéctica bipartidista asoma de nuevo la patita en Andalucía: PP y PSOE pactan los nombramientos en la Cámara de Cuentas y Moreno Bonilla vuelve a reiterar que Susana contaría con su apoyo para tener estabilidad. Por otra parte se filtra la reciente reunión entre Zapatero, Bono y quién sabe cuántos gerifaltes más, con Pablo Iglesias y Errejón. Me abstengo de chanzas y chascarrillos para no aburrir, pero no de ubicar este contubernio en la estrategia de recomposición del régimen.
Con todo esto, toca esbozar escenarios futuros o, al menos, un marco desde el que interpretar lo que puede acontecer. La crisis se va a agudizar. Tanto la crisis económica y, por ende, la crisis social, como la crisis política. Para la primera Draghi ya está anunciando que tiene botiquín. La previsible nueva recesión se “afrontará” con la compra de bonos por parte del BCE. Y, de paso, le pretendía servir a Samaras evitar perder por goleada ante Syriza. Esto nos lleva a la otra crisis que se agrava en la UE: la política. La fuerza de Syriza en Grecia pone en cuestión en dogma neoliberal y amenaza extenderse a España. El régimen precisa encauzar la entrada de agua que tiene en las grietas del bipartidismo para que el barco siga a flote. IU debe desaparecer, como siempre, de las instituciones aún a costa de crear escenarios de mayor incertidumbre para sus opciones partidarias; y, por otra parte, con Podemos tienen que contar en la estrategia de recomposición del régimen o de una nueva arquitectura. El pato lo pagarán el PSOE y las esperanzas del fenómeno Podemos. Si el contubernio de la casa de Bono continúa hacia delante puede que Podemos fagocite electoralmente al PSOE pero que el PSOE fagocite políticamente a Podemos. Una regeneración de la socialdemocracia fuera del PSOE con la conformación de una nueva élite política que incluya a los “experimentados” (así definió Pablo Iglesias a Zapatero y Bono, nada de tacharlos de casta), es decir, a la élite existente, junto a los renovadores. Gatopardismo. El proceso constituyente no se quiere dejar de la mano de dios, y menos aún de la mano de la gente.

Frente a esta hoja de ruta que está llena de encrucijadas solo cabe trazar la alternativa real y de izquierdas. IU debe seguir apostando por la unidad popular, la movilización social y por hacer pedagogía política: por concienciar. Llamar a las cosas por su nombre y hacerlas inteligibles a los que sufren la crisis capitalista. La crisis económica irá a más y las políticas de bambalinas, orquestadas al margen del protagonismo de la lucha social, no podrán frenar las ansias crecientes de la mayoría social por una salida de izquierdas a la crisis que cambie el régimen.

Izquierda Unida de Málaga considera que su trabajo en el Ayuntamiento, en los barrios y con los distintos sectores sociales avalan su propuesta unitaria para rescatar la ciudad para la gente

El pasado sábado, 2 de enero, tuvo lugar en el Centro Cívico de la Misericordia una asamblea abierta de Izquierda Unida de Málaga, en la que militantes y simpatizantes de la organización de izquierdas en la capital salieron con el convencimiento de que desde la inequívoca voluntad unitaria que tienen, su trayectoria, conocimiento y apoyos pueden ser un factor central para rescatar el Ayuntamiento para la ciudadanía.
La izquierda malagueña esta jornada de trabajo bajo el lema arrancamos ya que supone el punto oficial de partida de cara a las elecciones municipales. Los asistentes salieron del encuentro con tareas concretas e ideas muy claras.
Durante el acto de apertura, el Coordinador local y candidato a la Alcaldía malagueña, Eduardo Zorrilla, invitó a los presentes a trabajar por una nueva realidad para la mayoría social, ya que este es el momento de cambiar Málaga, tras dos décadas de gobierno del Partido Popular. Zorrilla entiende que Izquierda Unida es imprescindible para cambiar la política municipal y “cambiarla para la gente y con la gente”.
El también portavoz del Grupo municipal recordó que IULV-CA no sólo tiene una gran historia de trabajo y presencia institucional, sino que acumula un importante conocimiento de la vida social de Málaga, además de disponer de alternativas solventes y posibles para llevar adelante un cambio profundo hacía una Málaga más habitable, digna y ecológica.
Igualmente, añadió Zorrilla, “atesoramos el que muchos colectivos nos conozcan de trabajar con nosotros y de nuestra constante presencia en los distintos, barrios y sectores. Nosotros sí tenemos claro que queremos recuperar Málaga y echar al PP; no jugamos a la ambigüedad y equidistancia “.
En la misma línea, el Coordinador provincial, José Antonio Castro, se ha dirigido a los presentes diciendo que saben perfectamente cómo garantizar que ningún malagueño sufra cortes en el suministro del agua y la luz y que así ocurrirá si IULV-CA gobierna en el consistorio malagueño. También que IULV-CA puede garantizar el carácter público de todas las empresas municipales y cómo planificar la política municipal contando con los vecinos y elaborando un profundo y real plan de participación.

Y todo ello porque la organización de izquierdas lo ha demostrado en administraciones locales de la provincia y Andalucía, así como en otras instituciones. “IU tiene planificado al milímetro cómo impulsar un nuevo modelo económico dentro de las competencias municipales, y lo hacemos acompañados de muchos que han entendido que la convergencia es necesaria, no sólo para tumbar al Gobierno, sino para hacer que las cosas cambies de verdad”.

miércoles, 21 de enero de 2015

Izquierda Unida exige al Alcalde y al PP que el Ayuntamiento de Málaga muestre su apoyo a los afectados por el virus de la Hepatitis C

Izquierda Unida quiere que el Ayuntamiento de Málaga muestre su apoyo a los afectados por el virus de la Hepatitis C en la ciudad. Este es el objetivo que la organización de izquierdas pretende alcanzar con la moción que defenderá mañana en la Comisión de Accesibilidad y que ha presentado su portavoz en el consistorio de la capital, Eduardo Zorrilla.
De esta manera, los representantes de IULV-CA en el Ayuntamiento quieren que éste colabore en las demandas que desde la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C se han puesto sobre la mesa ya que, afirma Zorrilla, “una institución pública no puede dar la espalda a los miles de afectados por una enfermedad que es curable con el tratamiento adecuado”. 
Así, en la moción se recoge instar al Gobierno Central, junto con las Comunidades Autónomas, a la elaboración de un Plan Contra la Hepatitis C. En este plan debe contemplarse la investigación, vigilancia epidemiológica, la prevención, detección y diagnóstico, atención y tratamiento y las ayudas sociales. 
“El Ayuntamiento de Málaga tiene la obligación de instalar al Gobierno central a que se negocie un precio razonable del Sovaldi con las farmacéuticas”, ha afirmado Zorrilla en alusión al coste que supone actualmente para cada enfermo costearse el medicamento. El Sovaldi tiene un coste de elaboración bajo, pero es vendido en precios que varían entre los 50 y 100 dólares en países como India o Egipto, hasta los 69.000 dólares en Estados Unidos.
La formación considera que el derecho a la salud está por encima de la propiedad intelectual de las patentes de las farmacéuticas, denunciando que estas son tratadas como mercancía y que no puede consentirse, especialmente en el caso de enfermedades que son mortales. “El gobierno debe asegurarse del acceso universal del medicamento a los enfermos que lo necesiten y, si es necesario, tiene los mecanismos para expropiar la patente”, ha apuntado.
Izquierda Unida quiere conocer el número de afectados en Málaga
Durante la rueda de prensa, Zorrilla ha apuntado a la pregunta que la parlamentaria andaluza Dolores Quintana ha hecho a la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas sociales. El objetivo de la pregunta es conocer el número exacto de afectados por el virus en Málaga que se situaría sobre los 2.000, así como en qué centro están siendo atendidos y de qué manera se va a garantizar el acceso universal a los nuevos fármacos.
El 15 de enero de 2014, la Agencia Europea del Medicamento autorizó el fármaco Sovaldi En España. Desde entonces, 4.000 personas han muerto por Hepatitis C, en lo que Zorrilla ha calificado de “crimen”, ya que los enfermos no puedan acceder a un medicamento con un alto porcentaje de curación.
Estas medidas vienen a forzar al Gobierno a que tome una decisión que permita que los más de 35.000 enfermos que existen en nuestro país, según datos ofrecidos por la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, reciban este tratamiento. Tras la concentración que se produjo en la puerta del Hospital Regional Universitario de Málaga, el pasado 17 de enero se constituyó en la ciudad esta plataforma. “IU va a seguir apoyando todas las reclamaciones y movilizaciones que los afectados convoquen”, ha concluido Zorrilla.

Unidad Popular para Ganar Málaga

martes, 20 de enero de 2015

La falta de libertad de expresión cuesta más de 5.000€ a la Juventud Comunista de Málaga

Comenzando el año 2015, la militancia de UJCE en Málaga ha acumulado ya una deuda de 5.000€ con la Administración del Estado, teniendo en cuenta la situación de precariedad en la que está viviendo la juventud en Andalucía (más de 62% del paro). Esta deuda surge debido a las multas que se les imponen al expresar libremente su desacuerdo con las políticas del actual Gobierno general o los Gobiernos locales considerando que éstas políticas no recogen las necesidades y exigencias de la juventud en estos momentos.
A lo largo del pasado año 2014 en la provincia de Málaga se han visto afectados cinco jóvenes por esta falta de expresión que se está viviendo en todo el país debido a las políticas represivas del gobierno del PP. Las consecuencias fueron multas entre 200 y 500€ para cada una de ellas. Al detallar estos casos se observa que tres de ellas fueron en manifestaciones o concentraciones debidamente legalizadas en la capital (gobernada el alcalde del PP Francisco de la Torre) por lo cual estas faltas administrativas no deberían haberse tramitado.
Pero esto no es todo, hace unos días ocho jóvenes militantes de Juventud Comunista de Málaga recibieron multas de 400€ cada una debido a la actuación que se hizo en el Ayuntamiento del Rincón de la Victoria manifestándose en contra de la construcción del campo de rugby al no cumplir esta política con las necesidades inmediatas de la juventud del municipio. El alcalde proveniente del Partido Popular Francisco Salado, en lugar de recoger las exigencias de la juventud manifestante adoptó una actitud defensiva contra ésta llamando a la policía.

Tras la salida de los y las jóvenes del Ayuntamiento cada uno de ellos fueron identificados por la policía. Cerca de cuatro meses después les llegaron las multas a esta juventud que expresa su protesta y en que se encuentran en lucha por la democracia.
¡Viva la lucha de la UJCE!

Izquierda Unida de Málaga auditará la gestión de las instalaciones deportivas privatizadas por el PP e iniciará su remunicipalización

Izquierda Unida realizará una auditoria del funcionamiento y gestión de las instalaciones polideportivas municipales privatizadas y en función del resultado se establecerá un calendario para su remunicipalización, anunció, ayer martes, el Coordinador local de Izquierda Unida y candidato de esta formación a la Alcaldía de Málaga, Eduardo Zorrilla.
Esta auditoria la realizarían los técnicos municipales “perfectamente capacitados para ello” y que plasmaría en qué condiciones se usan estas instalaciones, qué precios establece y si se cumplen las condiciones de los pliegos y convenios para su concesión.
El plan de remunicipalización se haría en varias fases, siendo de manera inmediata la de aquellas que están cerradas, como Colmenarejo, Santa Rosalía, la de Campanillas y la del Puerto de la Torre.
Eduardo Zorrilla ha adelantado que el equipo de gobierno del PP se plantea recuperar estas dos últimas, pero sospecha que es para volverlas a adjudicar a un privado.
A medio plazo, Izquierda Unida rescataría aquellas concesiones que han incumplido jurídicamente  que se establecería en función de los plazos de la concesión y del canon anual que hay pactado, para hacerlo sostenible. Así, el también portavoz de IULV-CA recordó que las instalaciones de  Malasaña suponen un canon anual de 200.000 euros al año hasta 2023, por lo que su recuperación inmediata sería oneroso . Sin embargo, en el caso de El Torcal son 58.000 euros al año, “menos de los que cobra cualquier asesor de los puestos a dedo por el PP”.
Zorrilla ofreció una rueda de prensa en la sede de IULV-CA junto al número tres de la candidatura, Francisco Guzmán, donde han hecho un balance de la situación de los polideportivos municipales que están en manos privadas. “Nos encontramos con instalaciones cerradas, que fueron otorgadas y privatizadas a empresarios con poca solvencia de gestión deportiva y económica y que hoy está pagando el propio Ayuntamiento, como son deudas con la Seguridad Social”.
Así, enumero algunas instalaciones como la de Santa Rosalía que fue privatizada y que lleva tiempo cerrada y siendo pasto del vandalismo; o las de Campanillas y Colmenarejo y el Puerto de la Torre “que cuestan una cantidad de dinero muy importante al Ayuntamiento, a pesar de que en su día ya le advertimos al PP de los incumplimientos del empresario con los trabajadores y con la Seguridad Social, y hoy pagamos  400.000 euros”.
También hubo numerosas quejas de usuarios de las instalaciones de Malasaña y El Torcal  porque al ser privatizadas daban peor servicio, menos personal, menos cursos, menos ofertas y una subida de los precios en ambos casos. Zorrilla ha destacado que en todos los casos se trata de instalaciones deportivas municipales “que no están al acceso de todos los ciudadanos, máxime en tiempos de crisis que no todo el mundo puede pagar cantidades de más de 60 euros. Destinamos recursos públicos, que son de todos, para unos servicios que no están al alcance de todos”.
Izquierda Unida  de Málaga llevará también en su programa electoral para la capital la elaboración de un plan director de instalaciones deportivas municipales, que aplique la filosofía de dar servicio a todas las personas que quieran realizar deporte en estas instalaciones. “Entendiendo el deporte como actividad física al alcance de todo el mundo; deporte para todos. Un deporte que suponga la inclusión de todos los sectores sociales, edades y toda la  ciudad sin que existan zonas en los que es casi imposible por no existir instalaciones o no ser asequibles”.
El plan director sería elaborado con la participación y de los clubes deportivos y asociaciones, “que tienen mucho que decir sobre la gestión de las instalaciones públicas”.

¡Unidad Popular para Ganar Málaga!

domingo, 18 de enero de 2015

Izquierda Unida de Andalucía traza las líneas generales de su política de Turismo y Comercio en Málaga, apostando por la sostenibilidad ambiental y el empleo de calidad

Rafael Rodríguez: “Frente al turismo de masas enlatado, propugnamos el turismo amable”
Más de doscientas personas entre alcaldes, cargos públicos, militantes, profesionales del sector, sindicalistas del mundo del Turismo y la Hostelería y pequeños empresarios de la Comunidad han asistido a las jornadas Turismo: políticas, empleo y nuevo modelo productivo que organiza IU Andalucía en Málaga.
Desde los ayuntamientos, IU Andalucía pretende desarrollar planes turísticos vinculados a la línea estratégica marcada con la Consejería. “Frente al turismo de masas enlatado, propugnamos el turismo amable en el que la gente va a un sitio porque no hay otro igual; que sostenga el territorio, porque en el cuidado del medioambiente, del patrimonio artístico, cultural y humano, que se llama calidad en los servicios, está el cuidado y garantía que el sector turístico no solo se mantiene sino que se potencia”, ha declarado Rafael Rodríguez, Consejero de Turismo y Comercio.
El acto ha servido así mismo para dar a conocer el trabajo de la Consejería de Turismo y para la elaboración programática de la coalición en este sector de la economía. Rodríguez ha recordado que “hemos aportado por un turismo de calidad, que genere empleo de calidad y empleo estable, y apostado por un turismo sostenible. Dos años y medio después de tomar posesión como consejero, puedo decir que hemos avanzado de manera satisfactoria”, ha señalado. En comparación con mayo de 2012, cuando IU Andalucía se hizo cargo de la Consejería, Andalucía tenía un nivel de pernoctaciones con un descenso del 3% por encima de la media nacional y en estos más de dos años y medio, la comunidad ha roto todos sus récords históricos en un contexto de crisis.
“La garantía contra la especulación la representa IU y la va a seguir representando. Un modelo turístico de calidad no puede basarse en el uso masivo e intensivo del territorio; el plan de protección del litoral ya está en fase de finalización, y va a garantizar que una parte importante de la línea de playa esté al servicio del uso colectivo”.
En las jornadas también se ha anunciado la próxima aprobación de un decreto sobre los campos de golf de interés turístico para la Comunidad, así como el de las viviendas turísticas, y otros decretos como el de los guías, el de las fiestas de interés turísticos de Andalucía y el de la calidad hotelera, y todo ello con los implicados, señala el consejero, porque “cuando gobernamos lo hacemos con la gente y damos la oportunidad de decidir a la gente cómo desarrollamos nuestro trabajo”.
Algunas las reflexiones, propuestas e intervenciones han reflejado las inquietudes y el origen de los intervinientes, Así, el secretario andaluz de Hostelería y Comercio de CC.OO, Gonzalo Fuentes, ha recordado que uno de los principales retos que debe afrontar la industria turística es la apuesta por más y sobre todo mejor empleo, que repercute también en la calidad del servicio.
Maíllo también ha intervenido en esa línea, aseverando que “no hay turismo de calidad si los empleo son precarios”. “Teniendo en cuenta las necesidades y retos a corto plazo, tenemos que afrontar ese giro en las políticas turísticas vincularlo al nuevo modelo productivo “, ha declarado.

Durante su intervención, el Coordinador general de IU Andalucía ha valorado las líneas generales de la política de turismo y comercio de la organización: “no nos vale cualquier turismo, ni cualquier empleo que genere el turismo. No queremos ser “competitivos” con otros destinos abaratando salarios y precarizando el trabajo. No queremos que nadie especule con nuestra tierra, y por eso decimos no al tratado de libre comercio (TTIP), al fracking y a las prospecciones de hidrocarburos en la Costa del Sol. Queremos decidir nuestro propio modelo económico para poder planificar nuestro modelo de desarrollo”.

viernes, 16 de enero de 2015

Izquierda Unida de Andalucía fijará las claves de su política turística hacia un nuevo modelo productivo de cara a las municipales en unas jornadas en Málaga

Izquierda Unida de Andalucía celebrará mañana sábado, 17 de enero, en el Centro Cívico de la Misericordia de Málaga (Avda. de los Guindos, s/n) unas jornadas clave donde fijará su política turística de cara a las municipales del 24 de mayo. Bajo el título Turismo: políticas, empleo y nuevo modelo productivo, IULV-CA abordará en un intenso día de trabajo tres retos fundamentales. El primero es dar a conocer las políticas en materia turística que está desarrollando la Consejería de Turismo y Comercio, unas actuaciones que se debatirán posteriormente para poder construir de forma colectiva el marco que sirva para la elaboración del programa de las elecciones locales. Por último, se constituirá el Área de Turismo de IU Andalucía, abierta a cualquier simpatizante.
Las jornadas, que se celebrarán en el centro cívico de la capital malagueña, serán inauguradas por el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, y el consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, y contarán con la presencia de los responsables de la consejería, quienes explicarán con detalle las políticas que se han puesto en marcha hasta ahora y las próximas acciones que llevará a cabo la consejería.
A través de cinco ponencias y sus respectivos debates, los participantes pondrán de manifiesto que otro modelo turístico es posible, basado en la sostenibilidad, igualdad y en la apuesta por el empleo de calidad. Un modelo turístico que esté siempre al servicio de los municipios y la ciudadanía y que lidere el cambio hacia un nuevo modelo productivo.
Las jornadas contarán con miembros de IULV-CA de las ocho provincias andaluzas y también con representantes de los agentes socioeconómicos del sector, además de las ponencias del decano de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga, Antonio Guevara, y del secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO Andalucía, Gonzalo Fuentes.
Carta del Coordinador General de Izquierda Unida de Andalucía, Antonio Maillo
El turismo juega un papel clave en Andalucía. No es un sector económico más, estamos hablando de una industria que genera más 300.000 empleos directos, tiene un importante efecto sobre otros sectores económicos, hace uso de las infraestructuras y servicios de nuestro territorio, tiene un importante impacto sobre el medio ambiente, pone en valor nuestra gastronomía, nuestro patrimonio, nuestra historia o nuestra cultura. Es decir, se trata de una actividad económica con incidencia en todo el sistema que abarca desde lo global hasta lo local.
Es por ello, que las políticas turísticas no son eclécticas ni neutrales. Frente a propuestas que buscan ganar competitividad degradando el medio ambiente, persiguiendo la especulación para beneficio y lucro privado o explotando y precarizando el empleo, desde Izquierda Unida de Andalucía apostamos por otro modelo turístico.
Nuestro reto es hacer del turismo un motor de nuestra economía, que sirva de palanca para el cambio hacia un nuevo modelo productivo, que ponga la economía al servicio de las personas, en condiciones de igualdad, derechos, bienestar y sostenibilidad ambiental. Para lograr esta meta, el trabajo debe abarcar desde lo autonómico hasta lo municipal, que es en definitiva donde nacen y se materializan las políticas que dan respuestas a las necesidades diarias de las personas.
Mañana, 17 de enero, tenemos por delante una jornada de trabajo para abordar tres cuestiones clave: dar a conocer de primera mano las políticas en materia turística de IU que están poniéndose en práctica en la Consejería de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía, para debatir y construir colectivamente desde esta experiencia el marco en el que elaborar las políticas turísticas de cara a las municipales y al trabajo desde el ejecutivo andaluz, a la vez, que es de suma importancia para nuestro trabajo como organización la creación del Área de Turismo de IU Andalucía.

Os esperamos.