viernes, 30 de julio de 2010

Los colectivos de parados de la provincia de Málaga han firmado su adhesión a la Huelga General convocada por CC.OO. y UGT


Los sindicatos CC.OO. y UGT y los colectivos de parados de la provincia de Málaga han mantenido una reunión de coordinación para los actos preparativos del 29-S, tras su adhesión a la Huelga General. En el encuentro han coincidido en su rechazo ante una reforma laboral muy lesiva contra los trabajadores y trabajadoras la aprobada por el Gobierno de Zapatero,con el único apoyo de su partido, aunque con la inestimable colaboración de las derechas nacionalistas, y en la necesidad, por tanto, de que el paro laboral de septiembre en defensa del empleo con derechos tiene que ser un éxito.
A la reunión de CC.OO. y UGT junto con los representantes de la Coordinadora de asociaciones de demplead@s de la provincia de Málaga (Asamblea de Parados de la Carretera de Cádiz, Comité de Parados de Cortes de la Frontera, Asociación de Obreros Parados de Álora, Trabajadores en Paro y en Precario de Puerto de la Torre y Teatinos y la Asamblea de Parados de Campillos y la de Cártama), los colectivos de parados se han adherido a la Huelga General del 29-S convocada por los dos sindicatos y han mostrado su total rechazo a la reforma laboral propuesta por el Gobierno y su activa movilización en contra para garantizar un masivo apoyo social al movimiento huelguístico contra las políticas neoliberales.
El Secretario general de CC.OO. de Málaga, Antonio Herrera, ha declarado que "la reforma laboral atenta contra los derechos de los trabajadores en beneficio del aumento de poder de los empresarios, creando injusticia y desigualdad. Este ‘decretazo’ sólo se define como una traición de Zapatero a los trabajadores de este país ya que prometió que no iba a tomar medidas que les perjudicaran, y en cuestión de dos meses les ha recortado el sueldo a los empleados públicos, ha congelado las pensiones y ha planteado una reforma laboral que es el mayor retroceso de los derechos laborales en 30 años". El mismo mensaje era lanzado también por el secretario general de UGT de Málaga, Manuel Ferrer.
Por su parte, el portavoz de la Asamblea de Parados de la Carretera de Cádiz, Álvaro Carreño, ha expresado que "la reforma laboral va a crear más paro y trabajo en condiciones muy precarias", por ello su colectivo formado por futuros trabajadores, se han adherido a la huelga general y han hecho un llamamiento para que sea secundada por todos los trabajadores, desempleados y pensionistas de Málaga. Carreño resaltaba que "la reforma laboral hay que frenarla porque existen alternativas a esta crisis que no lesionan a la clase trabajadora".
En definitiva, tanto sindicatos como parados van a realizar actuaciones conjuntas coordinadas para que la convocatoria de Huelga General del 29-S consiga su objetivo, es decir, la rectificación y retirada de una reforma laboral que se ha creado para facilitar el despido y empeorar las condiciones de trabajo.
Las dos organizaciones sindicales y el colectivo de parados de la provincia de Málaga con el fin anteriormente mencionado han comenzado inmediatamente una campaña informativa sobre la Huelga General con el reparto de octavillas en la puerta de la Delegación de Empleo de la Junta de Andalucía.
En las 'octavillas' repartidas se detallan los motivos para secundar la Huelga General del próximo 29 de septiembre y han aprovechado la ocasión para informar y contestar a las preguntas que les planteaban los ciudadanos i ciudadanas en relación al Plan de ajuste del gobierno, a los recortes sociales y a la agresiva reforma laboral.
Las dos organizaciones sindicales han anunciado que continuarán con su labor informativa en los mercados municipales de la capital malagueña. Para ello se han realizado 10.000 dípticos en los que se explica el porqué es una reforma laboral lesiva y el objetivo que se quiere conseguir con la Huelga General, es decir, la inmediata retirada del ‘decretazo’ y el cambio de la política fiscal del Gobierno.

“Las trabajadoras y los trabajadores sufren con esta reforma laboral el asalto más duro a sus derechos de la democracia”


Con estas palabras que encabezan el presente artículo calificó el portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, durante el debate inicial en la Comisión de Trabajo del Congreso sobre la reforma laboral que ha salido aprobada en solitario por el PSOE con la complicidad cobarde y miserable de las derechas nacionalistas y la teatral oposición de la derecha conservadora. La tenaza neoliberal del débil Gobierno de Zapatero junto a las derechas han realizado uno de las mayores agresiones a las clases trabajadoras españolas aprovechando el actual estado de desesperanza y perplejidad del pueblo que trabaja ante lo que acontece. Nuevas amenazas se ciernen sobre los de siempre, los de abajo y solo la movilización social masiva y contundente les hará parar los pies a banqueros, especuladores y grupos empresariales multinacionales que están sacando provecho y degradando las libertades y los derechos sociales y laborales de la clase trabajadora. La Huelga General convocada por los sindicatos de clase de nuestro país para el próximo 29 de septiembre debe ser el punto de inflexión que pare las agresiones y haga avanzar un proyecto alternativo de las izquierdas que haga frente al capital.
Seguidamente reproducimos la intervención del diputado de Izquierda Unida en el Congreso:
“Señorías, a pesar de la luz de agosto, hoy es un día negro para el Parlamento, para los trabajadores y para la izquierda. Para el Parlamento, porque estamos siendo sometidos a un trágala degradante y confuso del cual esta Comisión es un exponente bastante claro: ya no estamos en la geometría variable sino en una aritmética confusa y degradante para el Parlamento. Para los trabajadores, que sufren un asalto a sus derechos, quizás un asalto repetido, pero quizá también el asalto más duro de la democracia. Y para la izquierda, porque en su nombre o en nombre de sus principios se impone una contrarreforma -que no una reforma- en materia laboral. Además, señores del Partido Socialista, les recuerdo la máxima clásica de que ‘la derecha no paga favores’.
Señorías, después del paréntesis en que los Estados socorrieron a los mercados, hoy los mercados, como el alacrán -está en su naturaleza-, se revuelven contra lo público y han decidido imponer una salida autoritaria e injusta a la crisis sobre las espaldas de los de siempre, sobre las espaldas de la ciudadanía y de los trabajadores, pero además sobre las espaldas de la democracia.
Si ayer fue el recorte del Estado social y la privatización del ahorro popular mediante la privatización de las cajas de ahorro, hoy es el asalto a los derechos de los ciudadanos como trabajadores, de aquellos que se ganan la vida con su trabajo. Porque no es verdad -y ustedes, señorías, lo saben-, que lo que hoy aprobamos sea una reforma laboral; la verdad es que esta que debatimos es la contrarreforma laboral más dura del periodo democrático.
Un día negro para los trabajadores porque, en primer lugar, facilita el despido objetivo -incluso de empresas, como Telefónica, que hoy sólo han disminuido sus beneficios, pero los siguen teniendo- como mecanismo de competitividad. Y abarata el despido hasta el punto de que financia, en un ejercicio de malversación de fondos públicos, el despido improcedente. Porque, en segundo lugar, hace más inseguro y precario el empleo no de unos frente a otros, que es la crítica a la dualización de nuestro mercado laboral, sino que hace inseguro el empleo de todos, iguala a todos por abajo. Porque, en tercer lugar, debilita a los trabajadores y a sus sindicatos en la negociación colectiva -no lo es, pero tal parece una venganza contra los sindicatos en la convocatoria de la huelga general-, y conceptúa a la empresa, con esta actitud de desequilibrio entre trabajadores y empresarios, como un castigo, no como un compromiso común. Porque, en cuarto lugar, privatiza aún más la intermediación laboral en contra de los servicios públicos de empleo -degrada lo público-, y porque, en quinto lugar, renuncia a un cambio de modelo productivo mirando a las viejas ventajas competitivas del pasado como una estatua de sal.
Señorías, no es cierto -no es cierto, compañeros del partido socialista, y vosotros lo sabéis- que esta norma sirva para salir de la crisis; recompone los beneficios sin contrapartidas. No es cierto que esta norma cree empleo o evite la destrucción del empleo existente, el empleo lo crean la recuperación económica y el estímulo público, y las medidas de ajuste van en el sentido de que aumentará el desempleo. Y no es cierto que reduzca la precariedad y la dualidad de nuestro mercado de trabajo, muy al contrario, la consolida.
Estos argumentos que se han utilizado hasta hoy son pura propaganda. La verdad es que se consolida y se amplía lo peor de nuestro modelo laboral y lo peor de nuestra economía, dígalo Agamenón o dígalo Zapatero. Se amplía la explotación laboral como factor de competencia del pasado, mete más alucinógenos a nuestro empresariado, amplía la precariedad y los bajos salarios como norma de nuestro modelo laboral, amplía el desequilibrio en la relación laboral entre patronal y sindicatos y, como consecuencia, la desigualdad de rentas, y amplía y consolida la escasa modernización y productividad de nuestro sistema económico.
Además, este trámite parlamentario ‘exprés’, que podríamos denominar ‘con agosticidad y alevosía’, degrada la deliberación parlamentaria hasta convertirla en una caricatura. ¡Cómo no va a haber crisis política, señorías, con lo que estamos haciendo hoy aquí! Este trámite parlamentario no ha mejorado el texto, ha endurecido con la derecha los aspectos más regresivos de la contrarreforma y apenas ha incorporado algunos aspectos positivos en igualdad de género, en materia de contratos formativos y otros, como los que venían de enmiendas de mi grupo parlamentario, del Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana, y de otros grupos.
Parafraseando al señor Blanco, no se trata en este caso y en otros de una poda para que el árbol crezca más fuerte; esta reforma es una tala, una tala del débil árbol de los derechos de los trabajadores que se convierte día a día en un bonsái. Tampoco es un ejercicio de responsabilidad del Gobierno. No es responsabilidad ser duros con los débiles, con los propios, y ser débiles con los ajenos, con la patronal, con los mercados. No es responsabilidad, en mi opinión es renuncia. No es una reforma salomónica. No, señorías, qué más quisiéramos, es un menú a la carta para la patronal y una nueva cura de caballo para los trabajadores.
En mi opinión, no se puede utilizar más en vano el nombre de la izquierda. La salida a la crisis de la política y de la democracia no es la renuncia a las posiciones propias, ni mucho menos hacer de la necesidad virtud cantando las alabanzas de esta reforma laboral conservadora en la que el Gobierno hace un trabajo ingrato para la derecha y, parafraseando a Pulp Fiction, luego llevará quien limpie los restos.
La salida digna, en nuestra opinión, es la disidencia con el dogma de la flexibilidad laboral, la salida más digna es la resistencia de la huelga general, porque en nuestra opinión sigue existiendo una salida social a la crisis, pues la prioridad no es la prioridad laboral, la prioridad es la protección de los más débiles y el cambio de modelo productivo; porque es imprescindible la concertación y el acuerdo social para cualquier reforma laboral viable; porque, en definitiva, otra reforma es posible.
Es posible en nuestra opinión reducir la temporalidad, recuperar la causalidad en los contratos, fortalecer la representación de los trabajadores y, también, mejorar los servicios públicos de empleo. Es posible, estamos convencidos. Es posible, sí, pero no así.
El responsable de Economía y Trabajo de IU señala que “la reforma sale adelante cuando las grandes empresas están obteniendo más beneficios que en 2009”.
Tras conocer la aprobación en la Comisión de Trabajo del Congreso de los Diputados, con competencia legislativa plena, del proyecto de ley sobre reforma laboral, el secretario de Economía y Trabajo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, ha manifestado que “hoy es un día negro para los trabajadores de este país. Se ha aprobado por un sistema de urgencia, en medio del caos y en pleno verano una reforma laboral que concede el despido más fácil y barato, y confirma el poder total de los empresarios frente a los trabajadores y la negociación colectiva”.
García Rubio añade que “lejos de mejorar la calidad del empleo, la reforma aprobada facilitará la sustitución de empleo indefinido por empleo precario. Al empresario le bastará con aducir, por ejemplo, que tiene previsto pérdidas o la disminución persistente de su nivel de ingresos para transformar un despido improcedente en un despido por causas objetivas”.
“Más aún –continúa el secretario de Economía y Trabajo de IU- el Gobierno acaba de hacer una aportación insólita al Estado de derecho que seguramente será estudiada en el futuro por todos los especialistas: subvenciona el incumplimiento de la legislación vigente, pagándole al empresario parte de la indemnización por un despido improcedente. Es como si pagara parte de las multas de tráfico a los conductores sancionados”.
José Antonio García Rubio considera que “la reforma se aprueba justo cuando las grandes empresas, especialmente los bancos, están obteniendo mayores beneficios que en el 2009. Además, con un comportamiento parlamentario que podría considerarse como sorprendente, pero que viene siendo sistemáticamente repetido: el PSOE presenta enmiendas transaccionales y endurece la reforma para acercarse a la derecha, y cuando el proyecto queda en los términos que la derecha pretende, ésta le niega el apoyo y evita así los costes electorales de las medidas. El Gobierno socialista le está extendiendo la alfombra azul al PP”.

jueves, 29 de julio de 2010

CC.OO. y los trabajadores/as del Hotel Incosol se movilizan en defensa de sus salarios y empleos convocando una huelga


El Comité de Empresa del Hotel Incosol de Marbella ha convocado una huelga para los días 13, 14 y 15 de agosto. Según la organización sindical, el paro laboral se debe a que la empresa lleva sin pagar al personal cuatro meses, "lo que supone una cuantía aproximada de un millón de euros".
El primer día de huelga los trabajadores se concentrarán en la puerta del establecimiento y al día siguiente realizarán otra concentración ante el Hotel Monasterio San Miguel, también del grupo Jale, en el Puerto de Santa María (Cádiz).
Una concentración tuvo lugar el martes 27 de julio en la puerta del Incosol en la que los trabajadores y trabajadoras han repartido octavillas informativas en las que reclamaban "grupo Jale paga y vete", "Jale nos está ahogando" o "Jale paga nuestros salarios".
Los trabajadores continuarán con las concentraciones a la que se sumarán más personas como consecuencia de las cartas de suspensión de empleo y sueldo recibidas a causa de las movilizaciones. El presidente del Comité de Empresa por CC.OO. en el hotel Incosol, Javier Moreno, ha explicado que "la dirección del Hotel no nos va a amedrentar por sancionarnos con suspensiones de empleo y sueldo, al contrario, estas acciones nos dan fuerza para seguir con nuestras movilizaciones y esperamos que haya más trabajadores en la concentración de esta tarde".
Moreno ha declarado que "la empresa, que pertenece al grupo Jale, ha solicitado un expediente de extinción de 67 puestos de trabajo y reconvertir 92 de los empleados fijos en fijos discontinuos, con el cierre además del hotel cinco meses al año". El Juzgado de lo Mercantil de Cádiz ha denegado el expediente porque no ha sido negociado en el periodo de consultas que está aún por abrir.
Este hotel cuenta en la actualidad con una plantilla de 220 de trabajadores compuesta por 159 trabajadores directos, que se completa con indirectos y autónomos.
El sindicato ha afirmado que continuará con las movilizaciones hasta que los trabajadores y trabajadoras del hotel reciban sus salarios.
Asimismo es de señalar que los trabajadores y trabajadoras den lucha del Hotel Incosol han enviado un escrito al Consistorio de Marbella para denunciar la grave situación por la que atraviesan debido a una patronal irresponsable que incumple los acuerdos firmados, pisotea derechos laborales, no paga desde hace cuatro meses los salarios y los acosa, especialmente a los miembros del Comité.
Desde Comunistas de Málaga queremos mostrar nuestra solidaridad en la justa lucha que llevan a cabo estos trabajadores y trabajadoras en defensa de sus empleos y salarios en unos momentos donde los derechos laborales están siendo liquidados por un Gobierno títere de la banca y de los especuladores que han ocasionado la actual crisis. Sólo la lucha hace posible defender los derechos y la Huelga General del próximo 29 de Septiembre convocadas por los sindicatos de clase CC.OO. y UGT debe ser un éxito si queremos pararles los pies a estas patronales desaprensivas y explotadoras.
Desde Comunistas de Málaga queremos además poner a disposición de estos trabajadores y trabajadoras la capacidad de interlocución, denuncia y colaboración de los cargos públicos de IULV-CA en las diversas administraciones públicas donde están representados (ayuntamientos, Diputación, Parlamento andaluz o Cortes Españolas) dando voz a lo que acontece a la clase obrera y en la medida de nuestras fuerzas poder imponer salidas justas para ella y no como ahora que siempre es a favor de los de siempre, “los poderosos”.
A continuación reproducimos el escrito realizado por los trabajadores y trabajadoras dirigido al Ayuntamiento de Marbella:
J. Manuel Contreras, José A. Ojeda , Eduardo del Río Rafael Marin, Javier Moreno, Antonio Torrisco, Salvador García, todos ellos vecinos de Marbella y con domicilio a efectos de notificación en Urb. Río Real C/ Incosol, Hotel Incosol s/nº, oficina Comité de Empresa, todos ellos miembros del Comité de Empresa, obrando en nombre y representación de los trabajadores y trabajadoras del Hotel Incosol, con el debido respeto tienen el honor de
EXPONER:
Que los trabajadores y trabajadoras del Hotel Incosol de Marbella, estamos atravesando una situación critica como consecuencia de los incumplimientos en diversas materias de la empresa con los trabajadores y trabajadoras. Salarios pendientes desde el mes de Marzo del año 2010, incumplimiento del ERTE que en su día firmamos las trabajadoras y trabajadores en evitación del cierre del Hotel, aunque eso haya supuesto perdidas de salarios para todas y todos. Sustitución de los trabajadores y trabajadoras incluidos en el ERTE, por otros y otras procedentes de empresas de trabajo temporal pertenecientes al Grupo Jale y Amuerga, incumpliendo la legislación laboral, acoso continuo a los trabajadores y trabajadoras en general y al Comité de Empresa en particular. Y todo ello en el marco de un concurso de acreedores voluntario a petición de la propia empresa.
Con independencia, de las acciones judiciales, y ante la grave situación, entendemos y así lo solicitamos, que la Corporación del Excmo. Ayuntamiento de Marbella, debería implicarse en esta situación en defensa de los derechos e intereses de las trabajadoras y trabajadores, porque además de ostentar tal condición, también la ostentamos como ciudadanos y ciudadanas de Marbella, que ven como día a día sus derechos y economías están siendo pisoteadas.
Por todo ello es por lo que solicitamos que en el próximo Pleno de la Corporación Municipal a celebrar el día 30 de Julio de 2010, sea incluida en el Orden del Día de la sesión propuesta de apoyo y otras medidas, en beneficio de las trabajadoras y trabajadores del Hotel Incosol y que ayuden a normalizar la situación económica, laboral y de otro tipo entre trabajadores, trabajadoras y empresa.
Este colectivo de trabajadores y trabajadoras siempre ha mostrado su disposición al dialogo permanentemente, si que esta actitud haya sido correspondida de forma alguna por la empresa, mas bien al contrario. Entendemos que el buen nombre del Hotel Incosol, del Turismo en general y de Marbella en particular, no es merecedor de esta situación, tan solo achacable a una posición incomprensible de la empresa, pese a las facilidades dadas por trabajadores y trabajadoras, aun a costa de renunciar a parte de sus salarios y otros derechos.
Marbella 26 de Julio de 2010.

martes, 27 de julio de 2010

Manuel Monereo: Para que la Izquierda tenga futuro


1.- Para comenzar, dos afirmaciones que, creo, clarifican mucho el panorama político-cultural: una, la socialdemocracia realmente existente no solo no defiende programas socialdemócratas sino que se ha convertido en la variante de “izquierda” del proyecto neoliberal; otra, es la “izquierda de la izquierda” la que, hoy por hoy, defiende propuestas sociales y democráticas.
Lo que hay detrás de todo esto, lo sabemos todos, es que la correlación de fuerzas se ha hecho abiertamente favorable a los poderes económicos y que, derivadamente, las fuerzas del trabajo y del movimiento obrero organizado han perdido peso social, capacidad para organizar y movilizar. En el fondo, también lo sabemos, la (contra) revolución neoliberal, que ha conseguido derrotar los tres grandes proyectos-movimientos que habían actuado de contrapeso al capitalismo histórico: la izquierda política y sindical europea, los movimientos desarrollistas y nacional-populares y el llamado socialismo real.
Como toda revolución, el neoliberalismo ha cambiado duraderamente las relaciones entre el poder económico y el poder político, ha desarticulado social y políticamente a las clases trabajadoras y, es lo fundamental, ha conseguido hacer desaparecer del imaginario colectivo de las clases subalternas la idea de la revolución (en cualquiera de sus acepciones), de la superación socialista de la sociedad capitalista.
La derrota de la izquierda sindical y política en nuestro continente no hubiese sido posible, sin el consenso en torno al modo específico de integración europea (porque había y hay otras). Este ha conseguido: 1) desmantelar la soberanía económica de los Estados y transferirla a órganos sin control democrático y en permanente alianza con los poderes económicos y financieros; 2) constitucionalizar las políticas neoliberales al servicio de la construcción de un gran mercado donde la competencia sea libre y no falseada; 3) agravar la crisis de la política: la democracia, es decir, los hombres y mujeres comunes y corrientes han perdido poder, las decisiones fundamentales se toman al margen de la soberanía popular y se organiza sistemáticamente la subordinación de la política a los intereses de los poderes económicos; 4) De hecho (sin proceso constituyente) existe una “constitución material” superior y definitoria sobre la vigente en nuestro país en todo lo referente a la llamada “constitución económica” y a la llamada “constitución del trabajo”. Seguir hablando en estas condiciones de Estado social ofende a las palabras y a la decencia.
La defensa de los derechos sociales y económicos de los trabajadores y la reconstrucción de los vínculos entre la política y la sociedad van a estar directamente determinado por la capacidad de la izquierda para refundarse, es decir, por reencontrarse, desde abajo y desde la izquierda, con las clases subalternas y, específicamente, con las nuevas generaciones. Esto exigirá, entre otras cosas:
1º. Definir bien la fase. No hay que engañar ni engañarse; estamos ante una crisis profunda del capitalismo en el marco de “una gran transición geopolítica” y en medio de una crisis ecológico social de grandes dimensiones. Esta crisis va a durar mucho tiempo y apenas estamos en sus comienzos. Lo fundamental: el capitalismo finaciarizado en crisis es incompatible con los derechos sociales y sindicales de las clases trabajadoras y esto es importante con los valores u cultura de la izquierda.
2º. Refundar Europa. La Europa del euro, tal como está configurada, está en una crisis profunda: o avanza hacia una forma de Estado (en cualquiera de sus acepciones) o terminará disolviéndose en la crisis. El proyecto neoliberal europeo no da más de sí y exige de una refundación que dé poderes reales a los ciudadanos y ciudadanas, que gobierne la economía y que garantice la satisfacción de las necesidades básicas de las personas.
3º. La vuelta a los principios socialistas. El ideario socialista, basado en ideas fuertes de igualdad, autogobierno y comunidad, sigue siendo el fundamento de una práctica política alternativa a o existente. Hay que reconstruir los imaginarios colectivos y argumentar válidamente la deseabilidad y la factibilidad de la superación socialista del capitalismo.
4º. Un programa de izquierdas. Hoy más que nunca es necesario pasar a la ofensiva y demostrar que no estamos condenados a escoger permanentemente entre neoliberalismo y neoliberalismo. Es posible otra política y eso exige, sobre todo, coraje y decisión. Lo primero, definiendo bien el enemigo: la oligarquía financiera y la dictadura de los mercados y, lo segundo, organizar un conjunto de de ideas-fuerza capaces de mover la razón, el sentimiento y la imaginación rebelde.
5º.-Refundar la política. La democracia se defiende y se desarrolla desde el conflicto social y la implicación colectiva de las poblaciones: esta es la gran experiencia europea y su gran singularidad .La condición previa de todo es la política como ética de lo colectivo y como autogobierno de las poblaciones, es decir, la democracia como poder de los ciudadanas y ciudadanas y como el gobiernos de los políticos. Así de simple: o desarrollamos una democracia participativa y económica o esta, la democracia, se convertirá en una pura técnica de selección de élites gobernantes y eso es incompatible con la transformación social y la justicia, o sea incompatible con la izquierda: la norteamericación de la vida pública europea.
Manolo Monereo

Los desemplead@s de Málaga convocan una concentración exigiendo trabajo y escriben una carta abierta a la Delegada de la Junta de Andalucía


Carta abierta:
A/A: María Gámez, Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga.
En el actual contexto de crisis económica global, generada por el sistema capitalista y sus políticas de carácter neoliberal más salvaje, de las que nuestro país no ha estado al margen, se está produciendo un grave deterioro de las condiciones de vida de las clases trabajadoras y capas medias, así como de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, como los jóvenes, los asalariados mayores de 40 años, las mujeres, los inmigrantes, etc.
Ante la grave situación de precariedad y de desempleo en la que nos encontramos muchos malagueños y andaluces, con serias dificultades para conseguir un trabajo digno que nos permita aportar unos mínimos ingresos a nuestros hogares, creemos que es el momento en el que las administraciones públicas tienen que trabajar de forma decidida y sin complejos para garantizar no sólo la supervivencia, sino también los más básicos derechos constitucionales, evitando que muchos trabajadores y trabajadoras nos veamos en la calle, con nuestras viviendas embargadas por los bancos y nuestras familias en peligro de caer en la indigencia.
Nosotros parados y paradas de Málaga no pedimos limosnas ni caridad, sólo queremos trabajar y se lo exigimos a quienes nos gobiernan y si no son capaces de procurar empleo a su pueblo deben procurar las medidas adecuadas para que puedan vivir con dignidad.
Es por ello que desde la COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE DESEMPLEAD@S DE LA PROVINCIA DE MALAGA le demandamos las siguientes medidas:
· La ejecución directa por parte de los ayuntamientos de los proyectos realizados a cargo de los presupuestos del plan PROTEJA, eliminándose de esta forma las empresas subcontratada, y que los trabajadores/as de dichas obras sean contratados directamente a través de las oficinas del SAE correspondiente a la zona donde se van a ejecutar las obras.
· Mayor control por parte de la inspección de trabajo del cumplimiento de los convenios colectivos, en especial en lo referente a salario, cumplimiento de la jornada laboral, el pago de las horas extras, pagos a la seguridad social etc. Con especial atención en la vigilancia de los convenios en el sector de la construcción y de las grandes obras públicas.
· Un plan especifico y especial de creación de empleo para los colectivos más vulnerables, como son las mujeres, los trabajadores/as mayores de 40 años y los que no han tenido empleo anterior.
· Acordar con el gobierno central la ampliación de la prestación por desempleo mientras dure la condición de paro forzoso.
· Complementar los actuales 426 euros del gobierno central, con una cantidad similar por parte del gobierno de la junta de Andalucía, para aquellos trabajadores que no perciben la prestación por desempleo. Incorporando a los perceptores de esta ayuda ampliada a la realización de trabajos de mejoras de nuestros barrios, pueblos, cuidado de personas mayores, conservación de nuestro espacio natural etc.
· Potenciar y apostar por la dependencia como nicho de creación de empleo, así como en la creación de guarderías públicas, residencias públicas para personas mayores etc.
· Que se incluyan como preceptores de la prestación por desempleo a los trabajadores autónomos.
· La aprobación por ley de la suspensión de la obligación del pago de la hipoteca, para todas aquellas familias que tengan a todos sus miembros en situación de paro forzoso. Y la reducción de la cuota, a la mitad, para aquellas familias que tengan al menos a un miembro en situación de paro forzoso.
· La ampliación de la plantilla de funcionarios en las oficinas del SAE, que haga más ágil y cómoda la realización de los trámites burocráticos a los ciudadanos.
· La creación de una nueva oficina del SAE en el distrito del Puerto de la Torre.
CONCENTRACIÓN
Miércoles 28 de julio a las 10:00 horas a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía (Alameda Pricipal, 18)
CAMINANDO HACIA LA HUELGA GENERAL
COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE DESEMLEAD@S DE LA PROVINCIA DE MÁLAGA

domingo, 25 de julio de 2010

Cayo Lara: "Zapatero miente cuando dice que es un presidente socialdemócrata"


Juanma Romero Madrid/ publico.es
Intenta revestir todo su discurso, y sus hechos, con coherencia. Incluso su mirada. Se fija en "los semáforos cada vez más llenos de gente" pidiendo limosna, en las largas colas a las puertas de la oficina del Inem que tiene cerca de su casa, en el barrio de Embajadores, en Madrid, en las experiencias de los desahuciados. Hasta prevé ir unos días a Conil de la Frontera (Cádiz), por aquello de su "urbanismo racional, sostenible, ordenado". Y porque allí gobierna Izquierda Unida. Es orgullo de patria ideológica.
Cayo Lara Moya (Argamasilla de Alba Ciudad Real, 1952) ha ganado aplomo en este año y medio con las riendas de IU. No ha mutado su discurso, su conversación algo anárquica y difusa, pero firme, muy firme. Crítica con el neoliberalismo y los "incumplimientos" del PSOE y de su líder, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien acusa de "mentir" por querer etiquetarse de "socialdemócrata". "Habría que fijar por ley que se sancione a los que no acatan sus programas electorales", reflexiona. Se enerva, dice, con los conflictos internos que aún existen. Se siente reconfortado cuando ve "cómo la gente llora y se emociona" con sus palabras en sus mítines.

El presidente del Gobierno insufló optimismo a los suyos en su décimo aniversario como líder del PSOE. "Estamos mejor de lo que parece", les dijo. ¿Se lo cree?
Tiene poco que celebrar. El PSOE ha ido perdiendo sistemáticamente su perfil socialdemócrata, se ha convertido en un partido neoliberal en su gestión de la economía y ha renunciado a políticas de transformación social. Hay que celebrar que sacó las tropas de Irak gracias a la presión de IU y de la calle, o que aprobó leyes de derechos civiles. Es el canto de la chicharra, que no conduce a nada. Dirigió su mensaje a los que se han forrado, a la oligarquía financiera. Un discurso fracasado.
¿Añora IU el Zapatero de la oposición, cuando había complicidad?
No, porque en ese tiempo, de 2000 a 2004, también potenció el mismo modelo de desarrollo, el del ladrillo, el de toda España urbanizable.
Gaspar Llamazares, en el debate del estado de la nación, el 14 de julio, acusó al presidente de abrazar "el programa de la derecha". ¿No cree que las circunstancias han cambiado, que obliga la presión internacional, los mercados, el alto déficit...?
La pregunta es por qué un presidente del Gobierno tiene que decir a los trabajadores que han de sufrir para contentar a los mercados. Y la respuesta está en las políticas neoliberales que han aplicado PSOE y PP: adelgazar el Estado, enajenar las empresas públicas, bajar los impuestos a los ricos, privatizar los servicios. El poder financiero tiene más poder que la democracia. Ese es el drama. Zapatero vende que no hay más camino, que otros países hacen lo mismo. Mucha gente le ha creído, pero no es verdad.
Pero los mercados acosaban, dudaban de la solvencia de España. Hacía falta un mensaje rápido.
Me reuní con Zapatero en 2009, y Gaspar y yo hemos hecho propuestas concretas desde hace tiempo. Pero el Gobierno no ha querido adoptar las medidas necesarias. No ha aprobado una fiscalidad progresiva, no tiene voluntad de combatir el fraude fiscal. Según el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda [Gestha], la economía sumergida alcanzó el 23,3% en 2009 y en los últimos 10 años se dejaron de ingresar 71.000 millones de euros por el fraude fiscal. ¿Por qué el Gobierno redujo un 6,1% la partida destinada a la Agencia Tributaria en los Presupuestos de 2010? Lo expresó Zapatero en el debate del estado de la nación: se quejaba de haber girado sus políticas a la derecha para acercarse a [Mariano] Rajoy y de que luego el PP no se lo votaba. Es infantilismo puro. Rajoy está a lo suyo, a llegar cuanto antes a la Moncloa, sin escrúpulo ninguno ni programa alternativo.
Zapatero aseguró que se está dejando la piel y lo seguirá haciendo. "Me cueste lo que me cueste", aseguró. ¿Quién es más electoralista, el PSOE o el resto de partidos, que no le apoyan?
El Gobierno no se deja la piel, se deja la piel de la gente, a la que hace sufrir. Ataca a su base social mientras permite que los responsables de la crisis se vayan de rositas. Zapatero es un siervo del mercado, del poder financiero internacional y la banca española. Sus medidas son absurdas porque no nos ayudarán a salir de la crisis. Zapatero está poniendo a Rajoy una alfombra azul para que llegue a la Moncloa. El PP crece –y no mucho, por la trama Gürtel– no por méritos propios, sino por el desastre de la política del Gobierno.
¿Sostiene que el presidente representa ya sólo a las élites y no a los trabajadores?
Por lo pronto, no va a ir a la fiesta minera de Rodiezmo, en León. Es la mejor imagen de su divorcio –cuando menos, coyuntural– con los trabajadores y con su sindicato, UGT. Zapatero miente cuando dice que es un presidente socialdemócrata. ¡Si estamos seis puntos por debajo de la media de la UE en gasto social, según los estudios de Vicenç Navarro! Un presidente de un Gobierno de una derecha moderada no haría una política distinta a la que él hace.
Se han anunciado más impuestos para los más ricos. ¿Con qué modelo dará su apoyo IU?
Hay dos elementos vitales que nos diferencian: la lucha contra el fraude y una reforma impositiva progresiva. En España la presión fiscal está en el 33%, frente al 39,3% de la media europea. Hemos hecho propuestas. Veremos si Zapatero las quiere aplicar. Las cosas no apuntan bien. El techo de gasto de 2011 se rebaja un 7,7%, hasta 122.256 millones. Esto indica que no hay previsión de más ingresos. Creo que sí adoptará alguna medida cosmética para decir que cobra más a los más ricos.
Hablando de altos salarios, aún late el conflicto de los controladores aéreos. ¿Son hijos de papá?
Algo de eso hay. Estoy en contra de que el Gobierno meta al Ejército en las torres de control, pero hay una situación viciada desde hace años. Antes cobraban de media 300.000 euros, con muchas horas extras. Tiene que haber jornadas dignas con salarios dignos, y no hacer huelgas encubiertas, con fraude de ley. ¿Por qué el salario más alto en toda la Administración no se iguala al del presidente del Gobierno [ahora, de 78.185,04 euros; antes del recorte, de 91.982,40 euros]? ¿Y por qué no se impone esa cifra como salario máximo en la empresa privada y en la Administración pública? ¿No puede vivir una persona con un sueldo de 91.000 euros? Es un salario digno y decente.
En el debate de la nación, Zapatero se comprometió a estudiar la reforma electoral, a pesar de que la subcomisión del Congreso se ha cerrado ya, hecho que dijo desconocer. ¿Tiene IU una respuesta? También hablaron de este asunto en la reunión que tuvieron en abril en Ferraz con José Blanco y Leire Pajín en Ferraz.
No. Zapatero prefiere que la derecha llegue al Gobierno antes que posibilitar que todos los votos de izquierdas se conviertan en diputados y que la política pueda girar. Eso es gravísimo. Me molestó el desprecio que le hizo a Gaspar. Se hizo el sueco. Yo no le doy credibilidad. PSOE y PP tienen blindado el sistema electoral, han pactado gobernar España con CiU y PNV. Aun así, no tiraremos la toalla.
Llamazares advirtió en el debate de que o el Gobierno rectificaba o habría ruptura total.
No es un problema de romper o no romper. La ruptura con el PSOE está hecha desde el momento en que se niega a reformar la ley electoral. Ahora bien, la política es racionalidad y sentido común. Si el Gobierno aprueba una medida que favorece a los trabajadores, como la prórroga de los 426 euros para los parados, como ha hecho en las resoluciones del debate de la nación, la apoyaremos. Estaremos ahí. Eso es raciocinio.
¿La geometría variable da algo más de si? ¿Percibe al Gobierno agotado?
Su política no es variable, es invariable: intenta hacer consensos con el PP, que luego no le vota. El Gobierno está agotado. Zapatero cambiará su Ejecutivo porque lo necesita. No tiene credibilidad. Ya sólo le salva algún ministerio. Zapatero está en declive, y su confianza bajo mínimos. Tomará alguna decisión en ese sentido. A mí no me importa tanto el cambio de Gobierno si no hay cambio de políticas. No me sirve de nada. En eso no está. El PSOE se ha abrazado al neoliberalismo puro y duro.
¿La geometría variable será sustituida por un pacto con el PNV?
El Gobierno intentará sacar los Presupuestos Generales del Estado de 2011. Vemos sus movimientos hacia un pacto con PNV, Coalición Canaria y Unión del Pueblo Navarro. Eso le dará más gasolina para continuar con sus políticas.
¿Anticipa un cambio de ciclo político?
Zapatero se está llevando por delante los gobiernos autonómicos del PSOE, y a muchos alcaldes, porque los debilita. Su política es indefendible.
El 29 de septiembre habrá huelga general. ¿Los sindicatos han tardado en convocarla? Usted fue lo primero que dijo el 14 de diciembre de 2008, cuando fue elegido coordinador federal.
Nosotros avanzamos esa idea porque veíamos una crisis muy profunda. Yo después me reuní con los cinco grandes sindicatos en la primavera de 2009 y luego a finales de año. En la primera ronda, ellos no veían la necesidad de la Huelga General para nada.
Insisto, ¿tardaron en darse cuenta?
Han tenido sus razones y hay que respetarlas. No voy a cuestionar sus decisiones, y menos con esta ofensiva feroz de la derecha contra los sindicatos. En 2009, pensaban que convocar una huelga general serviría para fustigar al Gobierno y anticipar la llegada de un Ejecutivo del PP, que podía endurecer la reforma laboral, que por aquellas fechas ni se había empezado a concretar apenas. Hubo un tiempo incluso en el que el PP alimentaba la idea de la huelga. Han fijado fecha cuando han visto la propuesta del Gobierno porque es un ataque directo a los trabajadores.
¿Teme que fracase? La de los funcionarios no marchó bien... Y la del 29-S queda lejos, con un verano en medio y la reforma previsiblemente ya aprobada tanto por el Congreso como por el Senado.
La huelga del 8 de junio fue precipitada. Ahora hay tiempo para hacer mucha pedagogía y llevar el mensaje. Hablamos del tijeretazo, el recorte de derechos de los trabajadores, el copago que se anuncia, el pensionazo... Cuando los trabajadores vean esa agresión tan fuerte...
¿Pero, y si fracasa la huelga?
Podrá haber un seguimiento del 60% o del 80%, no un fracaso. Se trata de dar un toque al Gobierno y al poder económico para que giren sus políticas.
¿La sociedad está desmovilizada? ¿Qué culpa tiene la izquierda?
Hay falta de conciencia sindical, sí. Es lo que llamo generación de cerebros tuneados. Falta profundizar en la conciencia de clase, sí. Ocurre que a veces cuando la llamada izquierda gobierna, mucha gente se echa a dormir. La izquierda, la democracia, no puede dormir nunca.
¿Los sindicatos han culminado su acercamiento a IU?Se vio una buena sintonía en la I Asamblea de Refundación, el pasado 26 de junio. ¿Están en luna de miel?
La paz interna, el clima en Izquierda Unida, el proyecto político y la gestión del Gobierno han ayudado. Las propuestas de CCOO y UGT entroncan con las nuestras y con las necesidades y sentimientos de los trabajadores. Y es que IU está nutrida de sindicalistas de todas las centrales. Nuestras relaciones son cordiales, fraternales, respetando la raya roja, la independencia de las organizaciones. Ni los sindicatos son correa de transmisión de IU ni al contrario.
¿No cree necesaria una mayor flexibilización en los contratos?
¿Es que han tenido muchos problemas para despedir a los trabajadores con la ley actual? ¡Si hoy el despido es libre! En la propuesta que presentamos en el Congreso –y que tumbaron esta semana PSOE y PP–, apostábamos por penalizar el empleo precario, por subvencionar la contratación estable. Es algo razonable. ¿Y no podemos repensar la jornada de 35 horas? Esta reforma generará más paro. Busca que los empresarios tengan más ganancias, despidan más barato y se rompa la negociación colectiva.
¿Qué lectura hace del resultado de las pruebas de estrés a la banca, que conocimos ayer viernes?
Primero, que la inyección de recursos públicos a la banca debió de haber contribuido a estos resultados. Segundo, que no hay razones para que los mercados ataquen la deuda pública de España. Vistos los números, la banca debe transformar los expedientes de desahucio en alquileres, inyectar liquidez a las pymes y recortar los bonus a sus ejecutivos. El Gobierno debería tasar los beneficios a la banca. Dada la robustez de las entidades financieras, hay más argumentos para defender la banca pública y utilizar para ello las cajas de ahorros.
Juzgaron el decreto ley de reforma de la Ley Orgánica de Cajas de Ahorros (LORCA), que se convalidó el miércoles, como un cambio "escandaloso". Las cajas no podían captar capital para salvarse, y también está la llamada a la despolitización. ¿No enturbia la gestión espectáculos como el dado por el PP con Caja Madrid?
¿Despolitizar? ¿De qué hablamos? Del desprestigio de lo público o de cargarnos la representación del pueblo en los órganos de toma de decisión. Lo que tenemos que hacer es trabajar por prestigiar la representación política del pueblo. El fondo del problema es que Zapatero nos dijo el 12 de mayo [cuando anunció el tijeretazo] que la democracia no valía nada, que era más débil que los mercados. Lo que hay detrás de la despolitización es terrorífico. El desprestigio de la política condujo al fascismo en los años 1930. Lo decía Bertolt Brecht: "El poder económico cede el poder político a cambio de la destrucción del movimiento obrero". No digo que estemos aún en eso.
Pasemos al Estatut. ¿Cree suficiente el compromiso entre Zapatero y José Montilla de desarrollar lo mutilado por el Tribunal Constitucional (TC) vía leyes estatales?
Lo que no es constitucional no se puede modificar con leyes. Habrá que cambiar la Constitución. Con el Estatut se superaron todos los trámites en Catalunya y en Madrid, y hubo un referéndum. Tras cuatro años, y con un TC sin renovar, la decisión sale viciada. Estaba claro que iba a sentar mal de todas formas.
¿La sentencia y los votos particulares contienen frases humillantes? ¿Hacía falta insistir tanto en la "indisoluble unidad de la nación española"?
Creo que no. El Estado no se va a romper. Tampoco entiendo que se metieran en el charco del preámbulo. Que Catalunya se sienta nación no afecta al tema jurídico. Ahora toca discutir los límites del Estado federal, cerrarlo, para que no haya una guerra sistemática con los nacionalistas, que cada vez quieren sacar más tajada del Estado. Nosotros vamos a trabajar en ello, a hacer una aportación constructiva, ideológica, intelectual sobre la organización del Estado federal.
¿Hay ruptura Catalunya-España? ¿Los catalanes están hartos?
Creo que no. La mayoría de los catalanes se sienten españoles y los españoles se sienten bien en Catalunya.
¿El Estatut mengua las expectativas electorales de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV)-Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), la marca de IU en Catalunya?
No creo, aunque influirá en el debate. Pero el acento se pondrá en la crisis, no tanto en el Estatut. Pero nuestra organización decidirá. Vamos a colaborar en campaña si nos lo piden.
¿Crecerá el independentismo?
La decisión del TC puede haber alimentado posiciones soberanistas, aunque creo que no es tan exagerado como se cree. La inmensa mayoría de los catalanes quiere seguir conviviendo en España, no la independencia.
Ayer llegaron otros cinco presos cubanos a España. ¿Cree que asoma una nueva etapa en la isla?
Una postura inteligente de la UE y de España sería eliminar ya la Posición Común [pactada en 1996 e impulsada por José María Aznar].
¿Se abre un nuevo escenario hacia una transición democrática, sin limitar derechos individuales?
Recordemos que aquí hay una dictadura de los mercados. En Cuba, hay un modelo distinto. No entiendo el empeño en cambiar la historia de Cuba y no tanto en resolver los problemas de Gaza. Me niego a que tengamos una doble vara de medir.
¿La izquierda no tiene una doble vara de medir con Cuba?
Veo mucha hipocresía. Cuba es noticia todos los días. ¿De verdad que el problema de este país es Cuba? ¿La gente tiene tantísimo interés en que Cuba tenga ese modelo de democracia que tenemos aquí, con una ley electoral así? ¿Podemos dar lecciones de democracia? Me niego a entrar en ese juego. El pueblo cubano tiene que tomar sus decisiones. ¿Qué bloqueo hemos hecho a Israel o a Marruecos, con los que tratamos directamente y donde se violan los derechos humanos diariamente? El cinismo no puede ser mayor.
¿El PP está azuzando a los disidentes?
Es una obviedad. No hay más que ver la foto de Esperanza Aguirre con los cubanos. A ver si se hace una foto con todos los inmigrantes de este país. Y por cierto, a ver si se les da el mismo tratamiento que a los ex presos cubanos.
Está pendiente el juicio a Baltasar Garzón por la memoria histórica. Al margen del resultado, ¿ha perdido parte de la guerra la izquierda por el ruido de la derecha?
No estará perdida hasta que no acabe. Quien perdió su batalla fue el Gobierno, al ser incapaz de restituir los daños de un Gobierno ilegítimo. La Ley de Memoria fue miedosa, corta, tibia. Lo que le ha pasado a Garzón es consecuencia de eso. Y él ha sido un juez justo que ha intentado hacer justicia con gente que tenía a sus muertos en la cuneta.
El PP, en el debate de la nación, pidió elecciones, pero no mostró su alternativa. ¿Por qué?
Porque es peor que la de Zapatero. Su política sería más dura y no se atreve a contarlo. Unas elecciones anticipadas no resolverían ningún problema. Lo que hace falta es un giro en la política económica de este país.
¿La ciudadanía castigará la corrupción? El PP sube en las encuestas.
Ha crecido la animadversión hacia la clase política, y ha influido la corrupción de PSOE y PP, aunque el caso del PP es más sangrante. La Gürtel no es una trama puntual. Está orquestada no desde las alcantarillas del partido, sino desde la dirección. Y además no toma medidas. Pasó de negarla, a decir que eran casos puntuales, luego afirmó que lo de Luis Bárcenas [el ex tesorero] era un caso aislado, luego arropó a sus acusados, sacó su código ético, atacó el aparato del Estado, habló de la conspiración judeomasónica contra el PP. Y ahora, con Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón [y por el que la Fiscalía Anticorrupción ha pedido 15 años de cárcel], no hará nada hasta que no haya condena. Así, ayuda al deterioro de la democracia de forma alarmante. Eso aleja a los ciudadanos. Esa desafección de la política es malo para la democracia, la izquierda. Favorece a los partidos conservadores, al poder financiero.
¿Qué pasa para que la izquierda no capitalice el descontento y no despunte en las encuestas?
Quedan los posos de la caída del Muro de Berlín y la Europa del Este.
¿Falta repensar la izquierda?
La socialdemocracia está repensada, igual que la izquierda. La batalla ideológica nos la ha ganado el sistema capitalista, diciendo que era el único posible. No es repensar, sino retomar los valores, las líneas ideológicas de la izquierda clásica y la moderna en el siglo XXI.
IU acaba de celebrar su I Asamblea de Refundación. Da la sensación de que todo avanza lento, de que hay resistencias.
No es una cuestión de familias. Todo el mundo habla de una gran refundación donde se pone patas arriba. Pero lo que hoy hay es un edificio, IU, con grietas, goteras, que hay que modernizar y fortalecer. Es un proceso lento que costará mucho porque hay muy poco organizado fuera de IU. ¿Qué tenemos fuera? ¿Brotes de gente que se marchó, partidos nacionalistas? No estamos por cargarnos el Estado federal, por movimientos independentistas que quieren atomizar el Estado. Hoy hace falta un Estado fuerte, descentralizado, con reparto de competencias, autogobierno, pero un Estado federal fuerte.
¿Cuándo va a cuajar?
No hay un punto final, ni un día D, ni una hora H donde se refunde toda la izquierda española. Y si existe, estará muy lejos. Hay que ir sumando, resolviendo conflictos y evitar los nuevos, que aún aparecen, como en Euskadi o en Illes Balears. Hay a veces determinadas posiciones personales, excesivas cabezas de ratón. Tenemos un edificio importante, con historia, tradición, gente, organización, y ese edificio debe modernizarse, reformarse, fortalecerse. Pero no puedo sumar con ERC, cuyo proyecto es independentista. El eje es la contradicción capital-trabajo y el polo verde. Los dos forman parte de la lucha contra el capitalismo.
¿Cuál es el saldo? A veces parece que hay más rupturas que sumas... En la misma Asamblea de Refundación una federación, Asturias, decidió no ir porque decidieron que acudieran como invitados los miembros del PCE asturiano que habían alentado candidaturas al margen de IU en 2007.
En la Asamblea de Refundación se dijo que se acogía todo el mundo. Ocurrió que Asturias vetó. Vinieron todos los críticos que quisieron. Estuvo incluso ICV. La invitamos y eso que acababa de declararnos no la guerra, pero sí de anunciar que montará un proyecto que va a competir con IU. Para mí la asamblea fue un éxito absoluto. Convivimos un 60% de gente de IU con gente de fuera. Caminamos en esa dirección, con los pies en el suelo, sin aventura. Y no podemos fracasar. Ahora estamos gestionando bien la diversidad. Estamos resolviendo bien la bicefalia entre Gaspar y yo, algo impensable en el PP o en el PSOE. Nuestro diputado está trabajando muy bien en el Parlamento. El PCE también resolvió bien su XVIII Congreso y apostando por IU...
¿Le molestó que ICV decidiera formar un foro estatal con otras formaciones de izquierdas?
Creo que se equivoca. Nos sitúa en una contradicción, no cabe duda. Estamos coaligados con ellos en Catalunya, vamos a ir junstos a elecciones. Es complicado estar juntos en campaña y enfrente en la provincia de al lado.
¿Cómo van a resolverlo?
Hablaremos con ellos, veremos hasta dónde quieren llegar. No creo queo que a la izquierda del PSOE quepan dos izquierdas distintas.
¿Su iniciativa no es síntoma quizá de ciertas carencias en IU, de que falta una mayor apertura, como por otra parte viene reclamando el sector 'gasparista' (IU Abierta)?
No tiene nada que ver. Queremos construir un proyecto federal, y no vamos a renunciar a él por las alianzas. IU está inmersa en un proceso que no es homogéneo, que es distinto en según qué federación. Cada una lleva distintos ritmos y tiempos y tiene relaciones distintas con los partidos de sus territorios.
¿Hay señales dudosas que podrían haberse evitado? Me refiero al adelantamiento de las candidaturas en algunas federaciones, como Madrid.
Ellas son soberanas en las tomas de decisiones.
¿Usted habría preferido una demora?
No voy a desautorizar a ninguna federación y a sus militantes. Soy respetuoso, por el respeto dado en la IX Asamblea Federal. Cuando saltó lo del apartamiento de Inés Sabanés en Madrid, lo dije: el principio de no injerencia es clave en esta organización.
¿Se conforma con el 6,5% que le dan las encuestas? ¿No le preocupa?
No, está claro que no es suficiente. Estamos en una línea ascendente y vamos a continuar así, y más con la desestructuración de la base social del PSOE y con los desencantados.
¿Estaría dispuesto a ser candidato a la Presidencia del Gobierno?
En IU estamos todos disponibles para todo. Yo soy un hombre de compromiso. Si llegado su momento, IU considera que el coordinador debe ser el candidato, tengo dos caminos, o me marcho o acepto. Y yo estoy comprometido con la política. Yo ni soy ambicioso en lo personal ni en lo político. No he luchado por el puesto, y eso es importante.
¿Pero le haría ilusión? ¿Se ve como diputado?
Si los ciudadanos quieren y estoy en la candidatura, estaré.
¿Es lo lógico, siendo el líder de IU?
Hasta ahora, siempre se ha hecho así, pero no tiene por qué seguir siendo así, que el coordinador sea el candidato. No tengo ilusión personal. Yo soy la antítesis de la vanidad. Soy una persona corriente, y eso a mucha gente la descoloca. Soy un hombre de concordia probada. Soy capaz de atar hilos, de unir, de no crear cizaña ni choque.
¿Para cuándo la remodelación de la ejecutiva, que anunció en noviembre de 2009?
No lo sé. No hay fecha. Para después de la huelga general en todo caso. No podemos despistarnos para nada.
¿Será muy profunda?
No, será sencilla, y no tendrá aristas. Ojalá pudiéramos tener un Gobierno a la sombra, para dar una respuesta a todos los problemas de España y a cualquier ministerio. Tenemos muchas limitaciones económicas para tener equipos y gabinetes. Nosotros recibimos 1,8 millones de euros del Estado. La Iglesia, unos 253 millones. Está claro, la ley electoral también nos castiga en lo económico.

viernes, 23 de julio de 2010

CC.OO. y UGT se concentran ante la sede de la patronal en contra de la regresiva firma del Convenio de Grandes Almacenes por parte de sus sindicatos “


Bajo el lema “No más convenios basura”, más de 200 representantes sindicales han realizado una concentración frente a la entrada de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) contra la firma del Convenio Colectivo de Grandes Almacenes llevada a cabo por los departamentos sindicales de Fetico y Fasga. El acto forma parte de una campaña de movilizaciones que los sindicatos CC.OO. y UGT están realizando en el conjunto del país contra el regresivo convenio firmado por los sindicatos “amarillos” del sector.

Según ha manifestado el Secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CC.OO. de Andalucía, Gonzalo Fuentes, "el Convenio de Grandes Almacenes no ha sido firmado ni por UGT ni por CC.OO. debido a que sus condiciones sociales y económicas son muy negativas para el personal laboral".

Para CC.OO., grandes almacenes es un sector con muchas dificultades para compaginar la vida laboral y personal, una desprofesionalización creciente, salarios que no alcanzan los 1.000 euros, sin garantías ciertas de descanso semanal y con un alto porcentaje de contratos a tiempo parcial no deseado (en algunas empresas cerca del 90%). En definitiva, un sector "glamuroso" ante la opinión pública, pero con más de 300.000 trabajadores en el conjunto del Estado y cerca de 30.000 en Andalucía en una situación precaria y con unas condiciones sociolaborales por debajo de la media nacional.

Además de lo expuesto, hay que añadirle el empeoramiento de las condiciones económicas y sociales firmadas en el convenio por parte de los sindicatos Fetico y Fasga que operan en estas empresas, y que está suponiendo un aumento de las cargas de trabajo de los empleados y empleadas, debido a las reducciones de plantillas, y que a su vez está repercutiendo en la calidad del servicio que se presta a los clientes.

En la actualidad, Andalucía cuenta con un total de 174 grandes superficies y en ellas trabajan 29.782 personas asalariadas. "Estas empresas han creado y promovido sus propios sindicatos a medida, Fasga y Fetico", ha criticado Fuentes, quien las ha calificado de "organizaciones seudo-sindicales que consienten un convenio que rebaja descaradamente las condiciones de los trabajadores y trabajadoras, desregulando su jornada laboral hasta hacerla imposible con la conciliación de la vida familiar y personal, disminuyendo la cobertura en caso de enfermedad, eliminando los compromisos de garantía de empleo fijo, estable y con derechos que sí contemplaba el anterior convenio, imponiendo la movilidad total en la empresa e instaurando una política salarial que pone en serio riesgo el mantenimiento del poder adquisitivo".

"Estas empresas han tenido y tienen cuantiosos beneficios cuyo reparto sólo se refleja en las cuentas de sus consejos de administración y que, aún así, siguen pretendiendo que las mermas provocadas por la crisis recaigan exclusivamente sobre los trabajadores", ha manifestado el líder sindical. En este sentido, Fuentes también ha considerado que el balance de pérdidas de estas empresas "está más que saldado con la destrucción de cerca de 4.500 puestos de trabajo y la sustitución de empleo fijo a jornada completa por empleo precario a tiempo parcial".

"La democracia que conseguimos los trabajadores españoles hace más de treinta años se ha quedado en la puerta de estás empresas. Hoy, en pleno siglo XXI todavía existen lugares de trabajo a los que no ha llegado la normalidad democrática", ha manifestado el líder sindical, quien ha añadido que "la patronal de grandes superficies no permite la libertad sindical en sus empresas", en referencia a la ingerencia de la patronal en los derechos de los trabajadores. "El primer paso que el sindicato CC.OO. está dispuesto a dar es recuperar el derecho y el ejercicio de la democracia en el seno de las empresas y recordarles que tanto el Estatuto de los Trabajadores como la Ley Orgánica de Libertad Sindical permiten la presencia sindical democrática en los centros de trabajos", ha asegurado Fuentes.

En este contexto, CC.OO. ha hecho un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras de las grandes superficies comerciales y al conjunto de la sociedad para que hagan oír su voz en el calendario de movilizaciones previstas y en la Huelga General convocada para el 29 de septiembre por los sindicatos CC.OO. y UGT.

Desde Comunistas de Málaga queremos manifestar nuestra solidaridad con la lucha de los trabajadores y trabajadoras de Grandes Almacenes en defensa del empleo digno y con derechos frente a los recortes patronales de derechos laborales, sociales y sindicales valiéndose del más rancio sindicalismo “amarillo” que no dejan de ser los instrumentos de que se valen para aumentar el grado de explotación y división entre la clase trabajadora.

Comunistas de Málaga cree que hoy es más necesaria que nunca la unidad y confluencia en las luchas en torno a los sindicatos de clase para poder defender cada uno de los derechos adquiridos en años de luchas y la capacidad adquisitiva de los salarios. La división o la pasividad crea frustración y derrotas prematuras. Adelante compañeros y compañeras la movilización es el único camino para la resistencia y parles los pies a las patronales explotadoras y sin escrúpulos. La Huelga General debe ser el comienzo de la rectificación de las políticas económicas y sociales que se están imponiendo contra los pueblos y las clases trabajadoras de nuestro país-

Cayo Lara: "Hagamos una reforma fiscal progresiva, para reducir el déficit y realizar inversión pública para dinamizar la economia"

miércoles, 21 de julio de 2010

Una cuestión de dignidad


Antonio Tellado
Secretario Político de la Agrupación “Andrés Rodríguez” del PCA de Málaga
Vivimos en una sociedad que es, por obra y gracia de los medios de comunicación, cada día más consumista y pasiva. La máxima expresión de la televisión son los programas basura, emitidos en horas de máxima audiencia como una cuestión de interés general para informar sobre quién se acuesta con quién o sobre la vida y ocurrencias de personajes creados de la nada para ofrecer al espectador la nada más absoluta. Ese alimento informativo destinado a nutrir a las masas es la gran aportación de la televisión privada a la sociedad española desde que decidieron implantarla los dos partidos que en la práctica monopolizan en el reino el ejercicio del poder. Con la entrada de la iniciativa privada en la televisión y su chabacana oferta de programas, el sistema se aseguró una de sus bazas más importantes para ejercer su hegemonía política y social: mantener a la gente pendiente de tonterías para que su único contacto con la política sea ir cada cuatro años a depositar un voto. De esa forma pudieron hacerle olvidar muchas cosas, precisamente las más importantes, las que tienen que ver con lo que marca nuestras vidas, la economía: cómo se reparte la riqueza, por qué padecemos tanta corrupción y dónde va a parar el dinero que nos roban; por qué hay paro y trabajo precario en una sociedad que se autoproclama la octava economía del mundo; por qué en esa sociedad existen tantos chabolistas y tantas personas sin techo, etc. etc. La pérdida de la capacidad de razonar sobre las causas que originan las desgracias que padecemos, así como el creciente olvido de nuestro pasado, no es fruto de la casualidad, ni se ha producido de forma espontánea, sino que es precisamente lo que buscaban los amos de la economía y de los medios de comunicación, los dueños del poder. Gracias a la amnesia casi irreversible a la que han llevado a gran parte de la población, muchos parecen ignorar que los abultados beneficios de los bancos y de las multinacionales se han obtenido a su costa, y que los intereses de los trabajadores y las clases populares son absolutamente contradictorios con los de los banqueros y los magnates. Así es como han podido conseguir que un número muy importante de trabajadores voten a la derecha o a la socialdemocracia derechizada, lo que jamás hubiera sido posible con ciudadanos preocupados por los asuntos que les afectaran y por su participación en la vida política, porque sólo quien no esté en sus cabales estaría dispuesto a dar su voto y su confianza a sabiendas de que va a servir para que los que se lo piden hagan una política contraria a sus intereses.
A ese olvido de las masas también ha contribuido la izquierda durmiéndose en unos laureles que nunca consiguió, mientras el discurso de sus intelectuales se caracterizaba por la ausencia de didáctica hacia ellas, ya que frecuentemente se han dado por sabidas muchas cosas, sin tener en cuenta que si nadie se dedicara cada día a enseñar a las nuevas generaciones la a e i o u, en muy poco tiempo terminaríamos siendo una sociedad de analfabetos. Es evidente que en las relaciones laborales que son las que marcan nuestras vidas de forma más determinante que cualesquiera otras, también hay que enseñar constantemente las primeras letras de su funcionamiento.
Lo primero que nadie debe olvidar es que las condiciones de vida y de trabajo de hoy se consiguieron como resultado de la lucha de generaciones de trabajadores, porque no hace tanto tiempo, en el siglo XIX y principios del XX, ayer como quien dice, los obreros y campesinos, incluidos niños menores de diez años, trabajaban de sol a sol, tal como hoy se trabaja en África. Esas condiciones de trabajo, no fueron abolidas por designio divino, ni mucho menos por la bondad de los capitalistas, que para aplastar las protestas de los trabajadores no dudaban en emplear todos los medios a su alcance, incluyendo a los gobiernos a su servicio y a través de ellos a las fuerzas de orden público y al ejército, sino que fue la lucha, el sacrificio y la unidad de los trabajadores en miles de huelgas las que consiguieron arrancar lo que hoy llamamos sociedad del bienestar. En nuestros días, los capitalistas, que no descansan en su búsqueda de mayores beneficios, están imponiendo lo que llaman competitividad, que no es otra cosa que la rebaja de los salarios y el aumento del ritmo y del número de horas trabajadas, para, de esa forma producir más barato; o sea, ir eliminando el bienestar social de la población en los países desarrollados para conseguir mayores plusvalías; se trata de hacer retroceder las relaciones laborales hasta niveles del siglo XIX –no cabe la menor duda de que si pudieran las harían retorcer al nivel africano. Pero para conseguir ese retroceso de la mayoría les resulta absolutamente necesario romper el espinazo de los sindicatos, que con todos sus defectos y sus carencias, representan un obstáculo importante en su camino. Ante el reto que supone el ajuste duro que están aplicando los gobiernos socialdemócratas, conservadores y poPPulistas europeos para preservar en plena crisis los abultados beneficios de los bancos y las multinacionales, los sindicatos de la Unión Europea han convocado una huelga general en todo el continente. No es poca cosa lo que está en juego.
Así que, hay que recuperar la memoria a marchas formazas, y en primer lugar el ABC de las relaciones laborales: Que la unidad con los que compartimos intereses es lo único que nos da fuerza para enfrentarnos a los que desde el poder quieren quitarnos lo que es nuestro. Que lo que se tiene o se consigue hay que defenderlo, sin dar nunca pasos atrás, tales como aceptar rebajas en los salarios o en las pensiones, o renunciar a derechos conquistados. Sonroja oír las razones esgrimidas por los que no secundan las huelgas, como no poder permitirse perder los ingresos de un día de trabajo por sumarse a la huelga, una excusa miserable y ruin de gente a las que seguramente no les importa gastárselos en bingos, loterías o bebidas. Contrasta con la actitud de los que con su sacrificio consiguieron nuestro bienestar, trabajadores de tiempos muy difíciles en la mayor parte de los casos con una numerosa prole a la que alimentar, afrontaron duras huelgas, a veces muy largas, sin detenerse en considerar que al no cobrar los salarios de los días de huelga, podían verse, ellos y los suyos, en una situación de hambre dramática; es que esa gente por encima del presente miraba el futuro –nosotros y las generaciones venideras-. Otro argumento que se utiliza para no sumarse a la huelga es el de la libertad para ejercer el derecho al trabajo, lo que no deja de ser un eufemismo de lo que no es sino aprovecharse del sacrificio de los demás para conseguir mejoras sin ningún esfuerzo. No le demos más vueltas, unos y otros son lo que siempre se han llamado esquiroles, una palabra que con la amnesia que padecemos parece olvidada, pero que define una de las cosas más indignas y despreciables que puede llegar a ser una persona.
Los recortes salariales y de derechos por parte de los gobiernos del continente, son una agresión absolutamente injustificada a los que nunca originan crisis, por la sencilla razón de que simplemente se dedican a trabajar y a pagan impuestos; los gobiernos ni siquiera disimulan entre su palabrería el verdadero objetivo de sus medidas: favorecer a los que nadan en la abundancia. Así que, la huelga general que en legítima defensa han convocada los sindicatos europeos, está más que justificada, convirtiéndose la participación en ella en una cuestión de dignidad, o como decía un viejo obrero de mi barrio cada vez que eran convocadas: “De lo que se trata es de tener vergüenza”.
ANTONIO TELLADO laRepublica.es

lunes, 19 de julio de 2010

Antonio Romero presenta sus Memorias, las de un comunista "coherente, leal a su familia, a su clase, a sus ideas y a su partido"


Presentación de las memorias de Antonio Romero el próximo 21 de julio a las 20.30 horas en la sede de turismo andaluz (C/ Compañía, 40, Málaga).
El ex dirigente del Partido Comunista de España (PCE) y sindicalista de CC.OO. Antonio Romero presenta esta semana el libro “Memorias de Antonio Romero. Un jornalero en los secretos del Estado” (ed. Almuzara), en el que asegura que haber luchado contra la corrupción y la guerra sucia como miembro de la Comisión de Investigación parlamentaria del caso Roldán o del caso GAL, le costó "no ser alcalde del Málaga, pues Felipe González me la tenía jurada y cuando tuve suficientes votos para gobernar la ciudad, el PSOE prefirió votarse a sí mismo y dejar que Celia Villalobos (PP) fuera alcaldesa en minoría".
En una entrevista concedida a Europa Press, el ex parlamentario malagueño se ha mostrado orgulloso de la labor desarrollada como político en sus más de 30 años ostentando cargos políticos. Romero ha explicado que tras dejar la escuela con 14 años, comenzó a trabajar de jornalero antes de militante del PCE, sindicalista y parlamentario. Entre otros aspectos, según ha señalado, en el libro se desvela su actuación en la Comisión de Investigación parlamentaria del caso Roldán, donde estableció una magnífica relación con miembros de los Servicios Secretos, que le informaba "de todo lo saqueado en la Guardia Civil por Roldán".
En este punto, ha recordado la frase "terrible y endiablada" del ex presidente del Gobierno Felipe González en la que decía que "la democracia también se defiende en los desagües y alcantarilla", según Romero, "avalando la tortura, el secuestro, el crimen de estado, la extorsión y convirtiendo el Estado de Derecho en estado de desecho". Así, ha añadido que "luchar contra la corrupción y guerra sucia fue clave para un diputado como él, que era portavoz en la Comisión de Interior y Justicia y en la de Defensa", de ahí el título del libro.
Era inimaginable, según el ex dirigente del PCE, que un joven trabajador del campo ocupará puestos de tanta relevancia en instituciones como el Parlamento de Andalucía, el Congreso de los Diputados, el Senado, el Ayuntamiento de Málaga o el Consejo Europeo, siempre "luchando por sus ideas", dijo.
"UN COMUNISTA LEAL"
El libro, que se presenta este miércoles, es "la biografía de un comunista coherente, leal a su familia, a su clase, a sus ideas y a su partido" durante un vida en la que ha conocido a personalidades de la vida política española o europea como François Mitterrand, Fidel Castro o Arafat, ha vivido el "no" de los chilenos en las urnas a Pinochet, así como ha visitado países como Nicaragua o China.
Por otro lado, Romero, nacido en la localidad malagueña de Humilladero, ha confesado que "volvería a hacer lo que ha hecho, pues no se arrepiente de nada". No obstante, ha admitido que cometieron errores como cuando durante la lucha por la reforma agraria, Carrillo lo llamó como Secretario general de CC.OO. del Campo en Andalucía para pedirle que no ocuparan fincas, pues podía ser causa de un golpe de Estado, ya que mientras el Sindicato Obrero del Campo (SOC) era minoritario y no inquietaba al poder ni al ejército, ellos tenían presencia en toda la comunidad y podían provocar un golpe.
En este sentido, ha aclarado que "nos daría a cambio dinero para el empleo comunitario y dinero para el PER si dejaban la reforma agraria para cuando la democracia estuviera consolidada". Así, Romero ha reconocido que se equivocaron, pues finalmente el Golpe de Estado se produjo y "no conseguimos tierras para cooperativas como el SOC".
A este respecto, ha lamentado que "las tierras están más concentradas que nunca y en menos manos, por lo que el latifundismo no se sólo ha desaparecido, sino que se ha reforzado con subvenciones y ayudas europeas". "Ese fue un error de Carrillo", ha asegurado.
"CARRILLO NO FUE POSITIVO PARA EL PCE"
Además, sobre éste ha afirmado que "la época de Carrillo al frente del PCE no fue positiva para el partido, pues puso por encima de éste los intereses de la Transición democrática y de los poderes del Estado", añadiendo que "no se hizo la reforma agraria, no se luchó por la república, por la memoria histórica y se apartaron temas claves del momento".
Por otro lado, ha subrayado que España cuenta con una ley electoral "cruenta y canalla", que cuesta un diputado al partido "medio millón de votos, mientras a otros, 50.000 votos". "Si IU y el PCE hubieran contado con una ley más igualitaria, cuando sacaba 20 diputados tendríamos 47 y España nunca hubiera estado en manos del Partido Nacionalista Vasco (PNV) o CiU".
Romero, en este sentido, bromeó que "nuestras penas con pan hubieran sido mejores, pues los que querían ser ministros y consejeros lo hubieran sido en nuestras filas sin pasar al PSOE". Por otro lado, el libro, según el político, ha apuntado que aborda su vida en Humilladero, su infancia, la lucha clandestina contra la dictadura desde el PCE, la lucha sindical y por la autonomía plena o su presencia en el primer Parlamento de Andalucía de la historia.
El ex dirigente político, que recordó la llegada de la libertad y la democracia a España o la vuelta de lo exiliados como Rafael Alberti, Marcos Ana y Dolores Ibarruri, "un momento excepcional", como momentos históricos que ha vivido, ha diferenciado entre la clase política de los primeros años de la democracia donde existía "pasión, lucha por unas ideas y romanticismo", y "la mentalidad funcionaria" de ahora.
Romero, que en la actualidad pone su empeño como Coordinador de la Red de Municipios por la III República, ha confesado que hace cuatro años le detectaron Parkinson, una enfermedad degenerativa que explica que haya decidido escribir sus memorias con 54 años, pues "no se que como estaré de capacidad para hacerlo en unos años". Si bien, ha aclarado que no es la única razón que le llevó a dejar a la esfera política, "más bien los 30 años ocupando cargos públicos".

sábado, 17 de julio de 2010

El diputado de IULV-CA, José Antonio Castro, denuncia la decisión de adjudicación de CajaSur realizada por el Banco de España contra Andalucía


José Antonio Castro, diputado andaluz por Málaga y Coordinador provincial de Izquierda Unida, Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) ha lamentado la decisión del Banco de España de adjudicar CajaSur a la entidad vasca BBK, calificandolo de sorprendente, que esa oferta finalmente sea la elegida, “sobre todo si tenemos en cuenta la fortaleza de la oferta de Unicaja, que contaba con el apoyo de partidos, agentes sociales, gobierno andaluz, Parlamento de Andalucía e, incluso, la posible asociación de Cajasol. Es especialmente doloroso saber que a partir de este día una parte del ahorro andaluz, especialmente de Córdoba, tributará en el País Vasco, en un momento en el que se dan negociaciones entre el Gobierno de Zapatero y el PNV para los presupuestos generales del Estado”.

El dirigente provincial de Izquierda Unida recuerda que en primera instancia fueron la Iglesia y el PP de Javier Arenas quienes frustraron el proceso de fusión entre Unicaja y CajaSur, forzando la intervención del Banco de España para evitar el éxito de esta fusión “sin importarles el interés general de Andalucía. Más tarde nos encontramos con la ineficacia del Gobierno andaluz y el escaso peso político de Griñán ante Madrid para evitar este desastre. Griñán acaba de ver como sus compañeros de partido y el Banco de España han echado por tierra todos los compromisos que adquirió en sede parlamentaria a preguntas de Diego Valderas”, recordaba Castro.

Del proceso de construcción de la Caja Única andaluza se ha pasado a la descapitalización de nuestra Comunidad Autónoma a favor de otras. Esta situación, unida a la Ley de Cajas aprobada recientemente en el Congreso de los Diputados por PSOE y PP, van a lleva a la desaparición del modelo público y de carácter social que hoy se conoce. “Nos quitan el ahorro andaluz y se abre las puertas a la privatización de las cajas, que es lo mismo que decir que Andalucía no contará con instrumentos financieros fijados al territorio y con compromiso y controles públicos”.

Ante esta situación el Grupo Parlamentario de IULV-CA incluirá, en el próximo pleno extraordinario de la Cámara Andaluza que se convocará a finales del presente mes, el debate sobre la pérdida de CajaSur a favor del BBK y el futuro de las Cajas de Ahorros en Andalucía.

Pedro Moreno, portavoz de IULV-CA de Málaga, se opone al PGOU de la derecha por afectar negativamente al medio ambiente y la calidad de vida

En el Pleno del Ayuntamiento de Málaga celebrado el viernes 16 de julio se aprobó por segunda vez de forma provisional, con el voto en contra de concejal comunista de IULV-CA, Pedro Moreno Brenes, y la abstención del PSOE, y por tanto con tan solo los votos a favor del equipo de gobierno de la derecha, el documento de revisión-adaptación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

El portavoz municipal de IULV-CA y candidato al Alcalde, Pedro Moreno Brenes, señaló que como los elementos negativos para la ciudad que anteriormente le llevaron a votar en contra del nuevo documento se mantienen, no tienen más remedio que seguir oponiéndose, ya que se trata de "un urbanismo a la carta, derivado de los convenios urbanísticos y de intereses que no son públicos".

Moreno Brenes indicó que "el PGOU de Málaga tiene que responder a un modelo, del que el PP carece absolutamente, lo que le permite moverse con la flexibilidad cada vez más cercana a un chicle". "Este plan debería responder a parámetros siempre vinculados a la calidad de vida de los ciudadanos".

El portavoz de IULV-CA criticó los convenios urbanísticos incluidos en el nuevo PGOU y que "no defienda el derecho constitucional a una vivienda, a la calidad de vida y al medio ambiente". "Con este Plan General no se defienden estos valores", denunció.

Ante esto, el edil de la coalición consideró "un ejemplo de responsabilidad decir que no apoyamos con nuestro voto este PGOU; tenemos la obligación moral y política de decirles que no se debe aprobar porque es un atentado al medio ambiente y un disparate y, por ello, sería muy negativo para esta gran ciudad".

Pedro Moreno Brenes, reivindicó que su grupo es el único que ha mantenido la coherencia en todo el proceso desde que hace cinco años se aprobó inicialmente el documento, siempre se ha opuesto sin matices. "El Plan está hecho a golpe de convenio y no de racionalidad, no hay un modelo definido, sino que está hecho a la carta y con la flexibilidad de un chicle, ustedes han ido pasando de una cosa a la contraria de un día al siguiente".

El candidato a Alcalde de IULV-CA cuestionó de que de las 73.000 viviendas previstas (43.000 nuevas y el resto sin ejecutar del plan vigente), sólo sean de VPO el mínimo obligatorio, 31%. "El problema no es que hagan falta 73.000 viviendas, sino que sean accesibles a la gente que las necesita", dijo.

Según Moreno Brenes, el plan urbanístico de la capital es inviable ya que se ha hecho "saltándose los límites legales" a base de convenios con las constructoras, de recalificar suelos rústicos no urbanizables, a costa de territorios saturados de edificios con proyectos que son considerados "insostenibles" para el medio ambiente.

Para el portavoz de IULV-CA el Plan propuesto representa una agresión contra el Medio Ambiente pues insiste en mantener los proyectos de rascacielos, el puerto deportivo del Morlaco, desprotegiendo zonas como la sierra de Churriana o el Guadalhorce.

Pedro Moreno criticó que el equipo de gobierno siga adelante con proyectos para construir rascacielos y denuncia que estos multiplicaran el número de viviendas en zonas densamente poblabas y saturadas de edificaciones, con un desarrollo residencial muy intensivo en altura próximo al de los rascacielos de Benidorm, que provocará una gran gasificación muy perjudicial para las zonas donde se ubican y una considerable afección al tráfico.

El portavoz de IULV-CA señaló que su grupo es contrario a la recalificación de terrenos para aumentar la urbanización en zonas como la Sierra de Churriana o el Guadalhorce, con la construcción de viviendas en lugares que contaban con una elevada protección en aspectos como el paisajístico, el medioambiental o el hidrológico.

Moreno Brenes rechaza la construcción del puerto deportivo previsto por el equipo de gobierno del PP en El Morlaco, por el impacto que este proyecto generarán en el medio ambiente litoral y por la congestión del tráfico en este espacio marítimo-terrestre.

Izquierda Unida alerta sobre el notable impacto global negativo que podrían generar las actuaciones urbanísticas propuestas por la derecha, y en particular, por la afección al medio ambiente y en especial a ecosistemas protegidos. "Estas actuaciones enmarcan una actividad muy agresiva sobre la zona del litoral, de las pocas que aún no han sufrido actuaciones graves", subrayó.

Por último, Moreno Brenes, señaló que con estos proyectos se condena la calidad de vida de los ciudadanos que tendría que estar garantizada con más espacios verdes y equipamientos, en una ciudad tan castigada urbanísticamente.

viernes, 16 de julio de 2010

Gaspar Llamazares: "Hay otro camino"


Intervención del diputado de IU, Gaspar Llamazares contestando al Presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, durante el debate sobre el Estado de la Nación.

Señor presidente del Gobierno, esto, el debate sobre el estado de la nación, es algo más que un juego o que un combate de esgrima, donde ni el Partido Popular presenta la moción de censura ni el Gobierno la cuestión de confianza y todos tan contentos. Detrás del combate de esgrima hay una crisis social, con la convocatoria -usted no lo ha dicho, lo digo yo; no lo ha dicho ya en dos debates seguidos- de una Huelga General para el 29 de septiembre no porque usted haya tomado la decisión unilateral de adoptar una reforma laboral, no, sino porque la reforma laboral es regresiva para los intereses de los trabajadores.

Pero no solamente hay una crisis social, señor presidente del Gobierno, estamos ante una crisis política en la que el Gobierno adopta la peor de las actitudes: asume el programa de la derecha y mantiene la geometría variable, es decir, programa conservador, inseguridad e incertidumbre desde el Gobierno. Por otra parte, también hay una crisis institucional. Lo reconozca o no lo reconozca usted, estamos ante un cambio de ciclo, no únicamente ante un cambio de enfoque que ha dicho usted en su intervención, sino ante un cambio de ciclo, porque los cambios y las reformas, de las que nosotros hemos participado desde la legislatura pasada, están hoy en la almoneda, están hoy en cuestión. ¿Qué ponen en cuestión esos cambios? Su modelo bipartidista. El modelo bipartidista trasladado a las instituciones del Estado las bloquea, impide los acuerdos y aísla la pluralidad de este país. Ese es el resultado del bloqueo bipartidista, que se ha convertido en una crisis institucional.

Señor presidente del Gobierno, vuelvo al cambio de enfoque con respecto a la crisis económica. Ha anunciado hoy un ajuste más duro todavía. Podríamos decir que ha traspasado usted el Rubicón y que la suerte está echada. No se trata, señoría, de un cambio de enfoque ni se trata únicamente de que en determinado momento del ciclo ustedes adoptan una política expansiva y ahora, para reducir el déficit, una política restrictiva. No es cierto. En la primera fase del ciclo, e incluso antes del ciclo, usted tenía una grave responsabilidad que no quiso asumir a pesar de que se lo dijimos en muchas ocasiones. Usted devaluó el sistema fiscal de este país; lo ha cuantificado usted, no yo. Por sus contrarreformas fiscales dejó de ingresar 30.000 millones de euros que hoy nos hubieran venido de perlas para no realizar ajustes sobre trabajadores, pensionistas, funcionarios y ciudadanos en general. Pero no solamente su responsabilidad es la devaluación de nuestro sistema fiscal, su responsabilidad es que esa devaluación del sistema fiscal produjo en el momento de la crisis un desplome de los ingresos. Por un lado, un incremento del gasto social y, por otro, un desplome de los ingresos del cual usted tiene una parte importante de responsabilidad.

Vayamos ahora a las medidas restrictivas, a las medidas que usted toma ante el cambio de ciclo. Da toda la impresión del viejo esquema de la derecha: primero ‘socializar las pérdidas’ cuando hay un momento de crisis, sobre todo para el sistema financiero, y luego ‘privatizar los beneficios’. De eso se trata y de eso tratan las contrarreformas que nos ha presentado hoy, adobadas de impulso a la competitividad y a la productividad. Nada de impulso a la competitividad y a la productividad, incremento de los beneficios de las empresas mientras hace un llamamiento a sangre, sudor y lágrimas a los trabajadores y a los ciudadanos. Porque, señor presidente del Gobierno, la reforma laboral es una contrarreforma laboral, no aborda la dualización, no aborda la precariedad, abarata el despido, lo facilita y, además, debilita la capacidad negociadora de los trabajadores. Esa es su contrarreforma laboral, en el mismo sentido de las contrarreformas laborales anteriores que han traído como consecuencia un mercado laboral precario.

Por tanto, no vamos a un mercado laboral competitivo, vamos a un mercado laboral más precario. En relación con el sistema de pensiones, propone usted una nueva vuelta de tuerca. Nos había dicho que iba a proponer el incremento de la edad de jubilación, pero no ha tenido suficiente, ahora va a aumentar lo que dijo que no aumentaría y lo que negó en la Unión Europea, el periodo de cálculo, es decir, reducir el sistema público de pensiones para que el sistema privado de pensiones tenga cada vez más espacio en el mercado, es decir, menos competitividad y más especulación.

Señor presidente del Gobierno, es inaceptable la propuesta laboral, la propuesta de pensiones, pero la de Cajas ya es un escándalo, señoría. Es un escándalo que digan ustedes que van a despolitizar las Cajas, como si ser político fuera un pecado -yo lo soy y no creo que eso sea así-, y que van, además, a incrementar el capital de las Cajas. No, señoría, lo que van a hacer ustedes es transferir 15.000 millones de euros de capital público a capital privado. De nuevo, 15.000 millones de euros de saneamiento de las Cajas más 30.000 millones en créditos blandos que ahora pondrán en manos de la participación privada en una privatización a la carta de las cajas de ahorros que no se atrevió a hacer el Partido Popular. Porque lo duro de estas medidas es que la derecha de este país no se atrevió a hacerlas.

Por eso, señorías, hay razones para la Huelga General. También creemos que se ha producido un bloqueo institucional, lo he dicho antes en relación con la reforma del Estatuto, en relación con la configuración de los órganos institucionales del Estado, pero le digo una cosa que tiene que ver con su relación conmigo, con su relación personal: ustedes han bloqueado la reforma electoral. Para mí eso es una deslealtad política y personal, porque ustedes configuran y consolidan un sistema de fraude electoral que roba los votos a una parte de la ciudadanía a favor de las mayorías y de la estabilidad parlamentaria.

Termino, señorías, haciendo referencia a que hay otro camino. Hay otro camino en el que en vez de recortar los gastos, en vez del ajuste duro, podamos llevar a cabo una reforma fiscal y una lucha contra el fraude que nos permita mayores ingresos. Hay otro camino en mantener el impulso público retardando el cumplimiento de los objetivos de equilibrio presupuestario. Hay otro camino también de cambio de modelo de desarrollo no para privatizar las Cajas sino para una Banca Pública que permita la recuperación de la economía y del empleo y, sobre todo, señor presidente, hay otro camino para que no estemos ante el cambio de ciclo, el debilitamiento de la izquierda y el relevo por parte de la derecha. Hay otro camino, en nuestra opinión, no el de tener pocos principios y muy flexibles -que parece ser que es lo que tenemos hoy encima de la mesa-, no el de que ‘esto no, nunca jamás’ y es ‘sí’ pasado mañana, sino mantener principios solidarios, principios de izquierdas y una voluntad de cambio que usted ha abandonado. Señor presidente del Gobierno, o bien usted rectifica y se une al movimiento social, a los sindicatos y a la izquierda parlamentaria, u hoy mismo rompe con la izquierda parlamentaria, y esta será su oposición en esta Cámara pero no solamente en el juego floral sino en la calle. Muchas gracias.

Segunda intervención de Llamazares (réplica):

Primero, en relación con lo que parece que usted no conocía, que es la reforma electoral, no sé si se acuerda -hace de esto cinco años- de su compromiso de creación de una comisión de reforma electoral. Han creado la Comisión de Reforma Electoral prácticamente al final de ese periodo y han votado en contra de la proporcionalidad electoral, es decir, de la recuperación de cierta representación básica en democracia, que es que una persona valga un voto y que no pase como con el voto de Izquierda Unida, que el voto de una persona vale una décima parte del voto de otros partidos políticos mayoritarios como el suyo. Es una burla y por tanto así nos la tomamos.

Segunda cuestión. Dice usted, señor presidente, que no hay alternativa. Yo le digo que sí. Con las mismas medidas que usted ha adoptado, en vez de recorte de gastos, mejora de los ingresos; en vez de recorte de pensiones, mantenimiento del Impuesto sobre el Patrimonio, la misma cantidad; en vez de recorte de salarios de los funcionarios, lucha contra el fraude fiscal -tiene usted 70.000 millones de fondo de fraude fiscal-; en vez de recorte de las inversiones y de la cooperación internacional, recuperación de la progresividad fiscal. En nuestro país, sociedades e IRPF están muy por debajo de la media de la Unión Europea, sobre todo sociedades, que está prácticamente en el 17 por ciento, en la mitad.

Quiero terminar con lo relativo a las políticas sociales. Me resulta muy chocante el argumento de adelgazar el Estado de bienestar para fortalecer el Estado de bienestar. Eso lo podrán hacer los alemanes, que tienen Estado de bienestar. Nosotros tenemos un Estado de medio estar y a veces del malestar. Por ejemplo, nos diferencian de ellos aproximadamente 70.000 millones de euros y un buen porcentaje en materia de PIB. Por lo tanto, si usted adelgaza el Estado de bienestar lo pone en peligro en un país donde el Estado de bienestar es anoréxico.

Termino. Respecto a la reforma laboral dice usted que hay muchas opiniones. Sí, pero los nuestros, la izquierda social y política de este país, tienen una opinión unánime respecto a su reforma laboral: que es la reforma laboral que mantiene la precariedad del empleo, la reforma laboral que abarata y facilita el despido y la reforma laboral que desequilibra la relación entre trabajadores y empresarios en favor de los empresarios. Es decir, es la reforma laboral que lo único que hace es recuperar de alguna manera los beneficios de los empresarios sobre la espalda de los trabajadores.

Por último, no se extrañe del ataque de los mercados. Ustedes sólo les enseñaron los dientes, no tomaron ninguna medida de control. La respuesta es que los mercados les controlan a ustedes.